Sin categoría

Por qué vale la pena ver Smiley, la serie de Netflix sobre las muchas formas del amor


Flamante producción española con el galán de «Merlí», gira en torno a una pareja gay, pero no pierde de vista todas las relaciones posibles.

Series españolas en streaming hay muchísimas. Series sobre el amor entre dos varones, también. Entre dos mujeres, también. Series que agitan las aguas de la diversidad sexual, ni que hablar. Y así. Pero una que combine todo eso en dosis desiguales quizás, por ahora, esté sólo Smiley, flamante estreno de Netflix.

No es de las imperdibles, pero sí vale la pena, como dicen en España, para “pasar el rato”. No es de las que “flipan”, pero sí es una serie “chula”. Y, de yapa, con caras ya conocidas para muchos argentinos.
La serie de ocho episodios, que se mueven entre los 30 y 40 minutos, gira en torno a una pareja gay, con un sobrevuelo sobre otras relaciones homosexuales, pero no pierde de vista todas los vínculos amorosos posibles.

Cruce de amantes en los pasillos del Bar Bero, una vieja barbería catalana.

Protagonizada por Carlos Cuevas, el alumno más inteligente y provocador que tuvo Merlí, Smiley eligió una dinámica moderna para contar, en clave inicial de enredo, cómo se viven el amor y el desamor en tiempos de reivindicación de la diversidad. No hay bajada de línea, hay libertad.
La propuesta -basada en obra teatral de Guillem Clua- entretiene e invita a repensar sobre esquirlas de viejos prejuicios sociales y culturales, sin proponerse ser un manifiesto sobre el universo LGBTQ+. Tampoco es una novela romántica con buenos, malos y villanos.

Pepón Nieto, de extensa trayectoria, sobresale en un elenco de buenas actuaciones.

Aborda el amor desde otro ángulo, con personajes pintorescos y con parejas de segunda y tercera línea del relato que seguramente dejan al espectador con ganas de más pantalla.
Apoyada en imagen con emoticones y señales muy reconocibles de las redes sociales, Smiley se enmarca en los cuentos de los tiempos modernos. Pero, curiosamente, Alex, el personaje central que encarna Cuevas, elige un teléfono fijo, con cable y todo, para dejar un mensaje. Un mensaje despechado en un celular equivocado.
Cree que le habla al muchacho que lo plantó, pero por caprichos del guión terminó deshojando su pena en la casilla de Bruno, un arquitecto más formal que él, pero también gay. Y sin pareja a la vista. A partir de esa confusión nace uno de los amores de la serie que está en el top ten de la plataforma en su semana estreno.
En los primeros dos episodios, la serie se muerde la cola, empecinada en ciertos tópicos, y esa fijación amenaza con quedarse anclada ahí todo el tiempo, pero con el correr de los episodios aparecen otras gamas y pasa a pesar más el amor: qué se siente, cómo se disfruta, cómo se celebra, que si la relación es entre homo o heterosexuales.

Del teatro al streaming: «Smiley» es una obra de Guillem Clua, que la adaptó en su rol de showrunner.

Salvados ciertos clichés de la trama, se vuelve entretenida, especialmente con las idas y venidas entre el mundo de Álex, un muchacho que atiende la barra de un bar y milita en un gimnasio, y Bruno, un soltero ordenado, de sobrio vestir, al que le fascina buscar analogías entre la vida y las escenas cinematográficas.
Los trabajos de Cuevas y Esparbé (Brigada Costa del Sol y Reyes de la noche) son buenos, pero los laureles de la composición son para Pepón Nieto, al que hemos visto en una ilimitada galería de criaturas de ficción (como Veneno y Sé quién éres), que aquí interpreta a Javier, socio del Bar Bero: de noche, en sus shows, aparece enfundado en un vestido llamativo bajo el nombre de Keena Mandrah.
Una delicia de personaje. Bueno, los dos, Javier y la adorable Keena.
Salvando todas las distancias, hay en Smiley algo de Las cosas del querer. No es que la extraordinaria película de 1989 y esta serie sean parecidas, pero sí las emparenta la intención por llegar a los sentimientos despejando la maleza de los prejuicios.
Ficha
Calificación: Buena
Comedia romántica Protagonistas: Carlos Cuevas, Miki Esparbé y Pepón Nieto Guión: Guillem Clua Dirección: Marta Pahissa y David Porras Emisión: Ocho episodios, en Netflix.

Mirá también


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Bloqueos Detectados

Debes desbloquear tu bloqueador de anuncios para ver el sitio completo!