Sin categoría

Las confesiones de Alexis, el eliminado de Gran hermano que jugó a fondo y le salió mal


En charla con Clarín, a poco de haber salido de la casa, habló de las estrategias con su novia, Coti. Y de sus pálpitos.

Fue uno de los grandes estrategas del juego y, junto a su novia, Coti Romero, formaron una pareja amada y odiada por igual dentro y fuera de la casa de Gran hermano. Pero esta semana, a Alexis Quiroga, a quien todos apodan El Conejo o Cone, quedó afuera del reality. El lunes el público lo eliminó con el 56,19 % de los votos. Y ahora charla con Clarín.
Para muchos, este resultado fue una verdadera sorpresa porque, más allá de haber recibido unas cuantas críticas por el juego desplegado en el programa (sobre todo en dupla con la correntina), Alexis se perfilaba como un gran candidato a ganar el juego y terminó siendo el nuevo eliminado, una semana después que su novia.
«No estoy arrepentido, sería tonto de mi parte porque las estrategias me llevaron a estar tres meses adentro de la casa. Tal vez, con Coti, nos apuramos y exageramos con las estrategias y ahora parece que la gente vota más por el corazón que por el juego. Creo que eso es lindo también en este momento, así que está todo bien, es parte del juego», dice el Cone.

Alexis «El Conejo» Quiroga, pasó casi tres meses en la casa de GH.

La vida en el «afuera»
La fama repentina y avasallante que viven los participantes, debido a la repercusión del reality, es algo con lo que deben lidiar. «Hasta que no estás afuera no tomás conciencia de la dimensión que tiene el programa. Por momentos sentís que estás de vacaciones y te olvidás que estás rodeado de cámaras que te filman las 24 horas, es muy fuerte», reflexiona Alexis.
Con apenas un día afuera de la casa, Alexis ya sintió en carne propia las repercusiones de su paso por el reality. «Fue un impacto hermoso, sobre todo por el cariño de la gente. La primera noche me encontré en la puerta del canal con una nena de cinco años que estaba con su mamá, esperando para darme un abrazo. Tanto cariño es llenador del corazón», cuenta.
Oriundo de General Cabrera, un pueblo de unos 15.000 habitantes de la provincia de Córdoba, Alexis, de 30 años, relata que hizo siete viajes desde su casa, a 650 kilómetros de Buenos Aires, para participar del casting de GH. «En total son como 4.500 kilómetros», dice para graficar las ganas que lo empujaron a sumarse al reality.

El Conejo y Coti en su reencuentro fuera de la casa, en la gala del martes.

Y agrega: «Recién en el séptimo casting me dijeron que quedaba. Es un riesgo que corrí y un sacrificio también. Pero siempre pensé: ¿por qué no? Yo tengo una vida más que normal y creo que siempre hay que pelear por los sueños, tener constancia, creer en uno y mantenerse de la mejor manera».
El cordobés admite que siempre, afortunadamente, contó con el apoyo de su familia y amigos en su intento por cumplir su sueño: «Me siento feliz por haber vivido esta experiencia única y también confío en que ahora me van a ayudar a para seguir con esto».
Con el objetivo puesto su futuro laboral, Alexis asegura que tiene muchas ganas de seguir vinculado con los medios. «Me gustaría mucho dedicarme a la actuación, por ejemplo. Sé que tendría que estudiar y formarme, pero todo a su tiempo, dejando que las cosas fluyan», dice. «Ahora se abren muchas puertas y veremos qué va saliendo».
En cuanto a su paso por la casa más famosa, el cordobés admite que, cuando entró solo iba con la intención de vivir la experiencia del encierro y la convivencia que propone el reality. Sin embargo, una vez adentro, se entusiasmó y se involucró a fondo. «Una vez que vi el entorno, me puse a observar y decidí ir a fondo con el juego», asegura.

Alexis fue uno de los jugadores que fue a fondo en sus estrategias. Foto: Captura TV

Su relación con Coti fue uno de los encuentros más explosivos de esta temporada de GH y durante semanas funcionaron como una dupla fuerte. «Lo que me pasó con Coti me sorprendió mucho. Me pegó tanto la relación que no lo podía creer. Espero que tengamos mucho tiempo para compartir ahora y sigamos juntos», define sobre su noviazgo.
Como gran observador del juego, Alexis arriesga a un posible ganador del reality. «Creo que puede ser Marcos. Es buena gente y, a pesar de que hablar con él es como hablar con un espejo, creo que es de los mejores. Marcos es de los que lloran para adentro y cuando me fui le vi los ojos llenos de lágrimas».
El cordobés también les ve posibilidades a Julieta y a Romina, pero también cree que todo puede cambiar en cualquier momento. «Falta mucho», dice e inclina su corazón por el otro cordobés que aún sigue jugando: «Yo quisiera que ganara Maxi». 

Mirá también


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Bloqueos Detectados

Debes desbloquear tu bloqueador de anuncios para ver el sitio completo!