Sin categoría

Martín Slipak y Marina Bellati, el nuevo elenco de la exitosa obra El método Grönholm


EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

Los artistas se sumaron a la nueva temporada de la comedia que dirige Ciro Zorzoli en el Paseo La Plaza.

Cuatro candidatos a un alto cargo ejecutivo en una compañía multinacional compiten, en una entrevista laboral, por quedarse con el puesto. El Método Grönholm está de vuelta en la calle Corrientes y, en esta segunda temporada, con elenco renovado. A Rafa Ferro y Julián Cabrera, se suman Marina Bellati y Martín Slipak, en los roles que el año pasado hicieron Laurita Fernández y Benjamín Vicuña.

La obra, nuevamente dirigida por Ciro Zorzoli se presenta en el Paseo La Plaza y ya es un clásico en su género. Escrita por el catalán Jordi Galcerán, desde su estreno en 2003 en Barcelona, tuvo un largo recorrido por distintas salas de España y Latinoamérica.

El Método Grönholm, con parte de su elenco renovado para esta segunda temporada. Foto: Prensa.

En Buenos Aires, hubo una versión anterior, con dirección de Daniel Veronese y un elenco que integraban Alejandra Flechner, Jorge Suárez, Gabriel Goity y Martin Seefeld.
La obra
El «método» al que alude la pieza es una técnica de selección de personal que trata de encontrar al mejor aspirante a través de una serie de pruebas grupales muy similares a un juego de roles.
La idea es colocar a los aspirantes dentro de un contexto en el cual deben alcanzar un objetivo en común.

El método Gronholm, nueva versión teatral dirigida por Ciro Zorzoli en La Plaza.

En el escenario, no hay ni entrevistador ni entrevistadora, sino que poco a poco deberán descubrir quién es realmente quién. Con situaciones que cambian de rumbo en el instante menos esperado, la obra no deja de sorprender hasta último minuto, yendo de la tensión al humor. 
«Mudarse a una casa ya construida»
Para Marina Bellati, sumarse al elenco en este segunda temporada implica el mismo desafío que si arrancara de cero. «Lo encaro igual a un personaje nuevo, intento empezar de cero, más allá de que se haya representado la obra antes», dice la actriz.
«Como se trata de un clásico, buscamos con el director y con los compañeros, contar este cuento con nuestras herramientas, sensibilidades e improntas».

El Método Gronholm, en el Paseo La Plaza con Marina Bellati y Martín Slipak, el nuevo elenco. Foto: Prensa.

Por su parte, Martín Slipak tiene su punto de vista: «En particular soy un actor al que le gusta ser parte de los proyectos desde una etapa inicial. Poder ser parte de la confirmación primitiva y aportarle a la construcción mis ideal e identidad. Cuando uno se suma a un proyecto tiene que amoldarse a códigos que ya fueron configurados, entonces la adaptación puede ser más incómoda», explica.
Y agrega: «Es como mudarse a una casa que ya fue construida en lugar de poder sentarse a dibujar los planos con el arquitecto. De todas maneras en el caso de El Método…., al ser un cincuenta por ciento del elenco el que se modifica, hubo una fuerte reconfiguración de los códigos».
Y destaca el trabajo del director: «A su vez el sistema teatral que había diseñado Ciro para este texto era puramente lúdico, así que no fue difícil incorporarse».
La vigencia del texto
La propuesta que trae a escena esta obra parece estar más vigente que nunca. «Y eso lo hace más interesante, porque el mundo está cada vez más hostil y el sistema más salvaje», dice Bellati. «La obra revela con crudeza la falta de empatía, el individualismo y la ambición desmedida de la que quedan presas las personas por alcanzar lo que se supone es el éxito o el progreso».
Y por supuesto, es ahí donde los personajes quedan muy expuestos en sus miserias, con las que el público podrá identificarse o rechazar, siempre con el plus del sentido del humor que permite reflexionar, más allá del entretenimiento.
«La obra expone a individuos inmersos y observados por un sistema capitalista (la empresa Dekia) pero además, la pieza está llevada a un plano de juego de dinamismo de explosión», dice Slipak. «Eso demanda una entrega absoluta y una atención permanente para poder transitar de forma lúdica y enérgica este sistema de relojería que es Grönholm».
Ambos esperan que el público, básicamente, la pase bien. «Que puedan salir modificados, conmovidos , pensando y pensándose», dice Bellati. «Se armó un equipo de trabajo hermoso, aunque parezca un cliché pero es cierto, en poco tiempo armamos una red que la obra necesita para contarse. Es muy vertiginosa y precisa así que ahí estamos todos muy concentrados y de la mano, y eso es hermoso».
Slipak coincide e invita: «La idea es disfrutar y que la gente la pasé bien. La obra ya se transformó en un clásico contemporáneo y vale la pena ver esta nueva versión».
INFO: La obra tiene funciones de miércoles a domingos, en el Paseo La Plaza, Av. Corrientes 1660, con entradas desde $4000.
MFB​

Mirá también


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Bloqueos Detectados

Debes desbloquear tu bloqueador de anuncios para ver el sitio completo!