Sin categoría

Cuáles son los mejores hits del verano, de ahora y de siempre, desde Tiritando y Aserejé hasta Muchachos



La canción del verano es todo un tema. O pueden ser muchos. Varios artistas no dudarían en vender a su madre por tener al menos uno. La canción del verano es aquel tema omnipresente que suena entre diciembre y marzo en el hemisferio sur, en playas, paradores, discotecas, locales de ropa, calles peatonales o donde quiera que haya un parlante cerca.

Si bien la cosa puede convertirse en objeto de debate, ya que cada veraneante volverá a su lugar de pertenencia canturreando esa canción que le dejó marca y que no tiene que ser la misma para todos, ya en noviembre la industria musical comienza a cargar carbón en la máquina de difusión para lograr que la canción señalada estalle cerca de las fiestas de fin de año. Y si es posible, que lo siga haciendo todo el verano.

Hits del 2023
Hay ejemplos de todo tipo, pero en la Argentina, durante los últimos años, las canciones de verano han sido latinas de manera abrumadora. Sin ir muy lejos, en el 2023, Marisola Remix del chileno Cris MJ, ha sido el taladro más eficiente gracias a la colaboración de Nicki Nicole y Duki, cuyos nombres propulsaron la canción hasta el límite.

«Marisola remix», el hit de Duki, Nicki Nicole, Standy y Cris MJ.

En cambio, Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar de La Mosca tuvo vigencia hasta una semana después de terminar el Mundial: alcanzó el punto de saturación que la deshidrató y no pudo hacerle frente a lo tórrido del 2023.
Clásicos de siempre
También hay canciones que recuerdan veranos pasados y, a veces, tienen un rebrote en veranos lluviosos que ponen al veraneante en modo nostalgia. Pepas, hit pastillero del 2021 del boricua Farruko, continua irradiando el calor de la temporada 2022, pero no ha podido con canciones como Despechá de Rosalía, o La bachata de Manuel Turizo, que revitalizó un género que Juan Luis Guerra puso en boca de todos hace más de tres décadas.

Rosalía en el Movistar Arena, agosto de 2022.
Foto: Rafael Mario Quinteros

Los que peinan canas (si las tienen) podrán remontarse mucho más atrás en el tiempo, hasta el verano tecnicolor de 1969 y tararear eso de “las olas y el viento” y Tiritando, acompañados por el zucundún de Donald, que fue uno de los tanques de los tiempos hegemónicos de Mar del Plata como ciudad balnearia, al igual que Bailando en una pata, de Juan y Juan, también en 1969.
Más actual en el tiempo resulta Mi primer millón de Bacilos, que sucedió a su exitosísimo Caraluna de 2002. Las canciones de 1969 y 2002 no tienen nada que ver una con la otra, pero la estación sigue siendo la misma, aun con el cambio climático en marcha.
Repaso de éxitos
Que levante la mano el que recuerde el hit veraniego de 2013. Fue lo que se dice, una ráfaga estival: ¿alguien con la edad suficiente puede olvidar el Gangnam Style del coreano PSY? Para bien o para mal, fue un tema abrumador sobre todo en video: acumula en YouTube la friolera de 4.705 millones de reproducciones.

Psy, la voz del recordado hit «Gangnam style».

No así en Spotify, que en esa época todavía estaba probándose los pantalones y no sabía si iban a ser largos o eternamente cortos: eso habla de los formatos. Hoy, las playlist de Spotify son más rentables, estadísticamente hablando, que las de YouTube.
Cada canción es hija de su tiempo, de su verano y de la tecnología imperante. Cuando Las Ketchup, un simpático grupo español, estremecieron verano de 2003 con su inolvidable Aserejé, castellanización de Rapper’s Delight de Sugarhill Gang, todavía eran la radio y la televisión los medios que colaboraban en imponer los éxitos. Esa supremacía se fue volcando hacia internet y hacia las plataformas de streaming.

Las Ketchup . Foto: Instagram

El boom de Shakira ’23
En este verano, que ya inició la cuenta regresiva hacia el otoño, quizás el tema que más ha alimentado la conversación en redes (activo importantísimo en estos tiempos) haya sido la colaboración entre Shakira y Bizarrap que fue interpretada como un desquite de la colombiana contra su ex, el futbolista Gerard Piqué, que recientemente fue echado de un restaurante en compañía de su novia Clara Chía, simplemente porque el dueño del establecimiento es fanático de Shakira.

Shakira en su session con BZRP. Captura video.

Aunque no todas han sido malas noticias: el tema benefició al futbolista porque en el revoleo de marcas que la colombiana le arrojó por la cabeza se llevó un par de sponsors. La venganza, a veces, es como un boomerang.
Temas de otras estaciones
Después hay veranos idealizados que crecen como buenos recuerdos con el paso del tiempo, aun cuando las canciones no hayan salido en la temporada de vacaciones. Fuiste mía un verano de Leonardo Favio, de 1968, es una de las primeras canciones que mencionará en una lista cualquier argentino que supere los 55 años.
Sin embargo, además de que el simple no se publicó cerca del verano, la letra parece hablar más del recuerdo de lo que fue o pudo haber sido y de cómo atormenta al autor, que de lo maravilloso de aquel amor fugaz. Hay veranos desgarradores, sin lugar a dudas: no todo es como en las playas doradas de los Beach Boys, donde los autos no se descomponían, las tablas de surf no se rajaban y no tocaba ni un día nublado.

El legendario Johnny Rivers. Foto: AP

Y hablando de lluvia ¿cómo no recordar polos opuestos como Summer rain de Johnny Rivers (1967, verano del amor del hemisferio norte) o el jingle para una empresa de teléfonos celulares que se viralizó como Te clavo la sombrilla en 2008?
Distintos tiempos, veranos diferentes. No culpes a la playa.
MFB

Mirá también


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Bloqueos Detectados

Debes desbloquear tu bloqueador de anuncios para ver el sitio completo!