Sin categoría

Quién es la argentina premiada que trabajó con Spike Lee, estudió con Herzog y entrevistó a Tarantino



Clara Cullen. Para los que no pertenecen a la tribu cinéfila, puede que su nombre no les suene. Es la directora de Manuela, el filme argentino que -hace unos días- acaba de ganar como Mejor Película latina en el Santa Bárbara Film Festival, cita anual en la siempre soleada ciudad californiana.

Una buena excusa, entonces, para bucear en la historia de esta joven cineasta que en su CV ya incluye encuentros, aprendizajes y colaboraciones con nombres grossos como los de Spike Lee, Werner Herzog y Quentin Tarantino, por citar tres de esos que al periodista le hacen preguntar ¿y qué tal? ¿Cómo son? ¡Anécdotas, plis!
Ya hablará de eso, Clara. Ahora lo que cuenta es cómo nació Manuela, la semilla antes de germinar…

Junto a su hijita Clara y Sophie Buhai en un homenaje a Cate Blanchett en Santa Bárbara, California.

«La primera imagen que tuve de la película fue en medio de la noche, entre sueños: vi a una persona llevándose a Alma, mi hija, cruzando a pie la frontera hacia México», le cuenta a Clarín desde California, pocas horas antes de viajar a París -en pleno Fashion Week- donde rodará un documental sobre alguien importante («no puedo contar más») del mundo de la moda. 
«Tenía esa imagen y dije: me gustaría resignificarla -sigue-. Ves una mujer latina con una niña rubia y automáticamente pensás: se la está robando. Y no, yo quería decir: la está salvando. La idea era esa: resignificar el prejuicio».
«Ahí la llamé a Barbara Lombardo -que en ese momento vivía entre Los Angeles y Buenos Aires- y le dije ‘che, ¿te animás a hace esta película? Tenemos que hacerla el mes que viene y me gustaría filmarla con mi hija, Alma…
«Tengo esta casa -los dueños se van- y después ella empieza el colegio, ¿te animás?’. Y me dijo: ‘¡Re, dale, hagámoslo’. Así que básicamente el germen de la película fue eso: una locación, una actriz y mi hija».
No sólo la hicieron. La hicieron tan bien que el jurado de Santa Barbara la premió.
Manuela en Mar del Plata
La ópera prima de Cullen tuvo su preestreno hacia fin de año, en la sección Panorama Argentino del Festival de Cine de Mar del Plata. Con Barbara Lombardo como Manuela y Alma Faragó (la hijita de Clara en la vida como la hija de Manuela en la ficción).​ «Una de las cosas que más me gustan de la película es ver a mi hija Alma, y verla tan tan chiquita; tener eso, la verdad, es un tesoro para mí».

La sinopsis resume el filme como «la historia de una inmigrante latina en los Estados Unidos que consigue empleo como niñera para una madre que suele ausentarse por trabajo. Cuidando a la niña del hogar, la pequeña Alma, Manuela construye de a poco un vínculo afectivo con ella, que parece suplantar el que no puede tener con su propia hija…
Una historia de desarraigo que, con sensibilidad pero sin moralina, aborda el dolor de las familias rotas, quebradas para siempre por habitar un mundo brutalmente desigual».
Resume la madre de la(s) criatura(s): «Es una película que filmamos con mucha libertad, como un banda de jazz, improvisando y adaptando todo en función de que Alma estuviera cómoda. Y ahora que está terminada, me encanta que ya no sea más mi película y le pertenezca al público».
Herzog, y cómo abrir puertas ajenas
A la hora de preparar la entrevista, un research por la web permite saber que Clara nació en Buenos Aires y que estudió cine en la Universidad del Cine y documental en la Universidad Parsons de Nueva York. Comenzó su carrera trabajando con Spike Lee y bajo la tutela de Werner Herzog. Su mediometraje documental Lost and Found fue proyectado en diversos festivales.

Primera enseñanza de Herzog para Clara: «Cómo abrir cerraduras con un clip para el pelo».

-Empecemos por Herzog entonces…
-Estudiar con él fue lo mejor que me pasó en la vida.
Dice (una sentencia que pide título), y la devoción hacia el maestro alemán queda más que clara como su nombre cuando desliza que durante el fin de semana «acabo de ver otra vez Fitzcarraldo y Aguirre la ira de Dios», sin aclarar (¡ay!) cuántas veces las vio ya. Pero sí recuerda su bizarra enseñanza apenas lo conoció:
-No lo olvido más: el primer día me enseñó a abrir cerraduras con un clip para el pelo. ¿Moraleja? Ninguna puerta puede interrumpir la visión de tu proyecto.
Spike Lee, fan de Manu Ginóbili
-Spike Lee, desarrolle…

«Como era fan de Ginóbilli, cada vez que me veía Spike Lee me hacía la mímica de un pase de básquet». Foto AP/Scott Garfitt

-Trabajé con él en el set de Inside Man (El plan perfecto, con este casting, anoten: Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster, Christopher Plummer y Willem Dafoe, Jodie Foster y Clive Owen). Estábamos con Ariel Winograd, eramos asistentes en el departamento de Video, teníamos que conectar los monitores a las cámaras y estar pendiente de esos detalles.
Spike me puso de extra dos veces y Wino, que intentaba hacer su primer largo, ¡consiguió dinero usando una remera que decía decía que necesitaba plata para la peli! También me acuerdo que Spike era muy fan de Manu Ginóbili. ¡Cada vez que me cruzaba hacía la mímica de pasarme la pelota por el aire!
Una entrevista con Tarantino

Clara Cullen junto a Quentin Tarantino, en un alto de la entrevista que rodó para The New York Times.

Aclaremos: no es que Clara se haya entrevistado con Quentin, aspirando a integrar su staff. Pasó que fue Clara quien entrevistó a Tarantino. Un encargo de The New York Times Style (la revista de moda masculina del diario más importante del mundo), nota en la que el autor de Pulp Fiction linkea su helado ideal con su obra:
​»Sería un poco de chocolate, como mi amado Samuel Jackson, con vainilla, como el resto de mi cast (elenco), bañado en salsa de frambuesa, un poco de rojo sangre, que más tarde o más temprano, ya lo saben, brotará».​
Agrega Clara: «Es un tipo súper simpático y muy ágil. Recuerdo que tomaba champagne en el set, y me agradeció especialmente haber usado 16mm para la entrevista, porque es un loco del fílmico».
Sobre gustos…

«Silvia Prieto», la película de Martín Rejtman, dice, fue la que le hizo «click para decir: quiero dirigir».

-¿La peli del click? Esa que te hizo pensar: «Quiero dirigir»…
-Silvia Prieto, de Martín Rejtman. La vi en el Bafici de 1999 y me marcó. Aún recuerdo la escena de ella cortando presas de pollo.
-Películas de cabecera…
La Ciénaga (Lucrecia Martel), El año pasado en Marienbad (Alain Resnais), ¡todas la de Godard!, In the move for love (Wong Kar-wai), Las playas D’Agnes (el documental autobiográfico de la Agnes Várda) y ¡todo Várda!
-Actores y actrices…

Graciela Borges, una de sus actrices favorita. «Además es mi madrina artística», acota.

-Bárbara Lombardo, Graciela Borges (mi madrina artística), Erica Rivas, Marilú Marini, Rodrigo de la Serna, Lorenzo Ferro, Juan Minujín, Nahuel Pérez Biscayart, Any Taylor-Joy.
-Directores argentinos…
-Lucrecia Martel, Julia Solomonoff, Lucía Puenzo, Maria Luisa Bemberg, Luis Ortega, Leonardo Favio y Mariano Llinás.
-Y de afuera…
-Joanna Hogg, Lars von Trier, Mati Diop, Xavier Dolan y Ruben Östlund.
Rumbo al Oscar
-Estás en Los Angeles, se vienen los Oscar, inevitable preguntarte por Argentina 1985…

A «Argentina 1985», Cullen le desea el Oscar: La toca de cerca «porque Luis Moreno Ocampo es mi padrino». Foto Prime Video

-Es una película cercana a mí por dos cosas: primero, porque Luis Moreno Ocampo -el fiscal adjunto del Juicio a las Juntas- es mi padrino -avisa de entrada-. Y segundo, porque Mariano Llinás (el coguionista) fue uno de mis grandes maestros. ¡Creo que van a ganar el Oscar!
El cine actual, entre superhéroes y las plataformas
-Hace poco, consultado sobre el tema, y a propósito de la supremacía de productos de Marvel y DC Comics, Scorsese resumía -con sarcasmo- el estado del cine actual en dos palabras: «Gente volando», dijo. ¿Qué pensás?

«Que el cine de hoy es ‘gente volando’, dice Scorsese. Clara Cullen coincide.

-Ja ja jaaaaa, es verdad. Hoy el cine masivo que atrae al público se basa en superhéroes. Igual, para mí Tarantino sabe sabe hacer volar con mucha más gracia que Marvel. Para eso sigue estando el cine de autor, como una cura a la gente volando de los grandes estudios.
-La última, estás ingresando a una industria en plena transformación por la consolidación de las plataformas. ¿Cómo ves este fenómeno?
-Creo que las plataformas están revolucionando el cine y como todas las revoluciones hay que saber que se crea una brecha; huecos, lugares nuevos donde una se puede posicionar.
Soy muy optimista, así que siempre miro el costado positivo de las cosas. Me parece que cuando voy al cine, ahora lo disfruto más que antes. Y a la vez, la democratización del cine le da más acceso a los jóvenes. Hay que saber que construir eso es lo más crítico.
WD

Mirá también


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Bloqueos Detectados

Debes desbloquear tu bloqueador de anuncios para ver el sitio completo!