Sin categoría

«Fue una mano en la que no ligamos nada»



Ricardo Darín, cuando ayer a las 20.30 de Los Angeles terminó la ceremonia de entrega del Oscar, no fue al The Governor’s Ball, la fiesta con la que la Academia de Hollywood agasaja a los candidatos desde hace 65 años. Se fue a su hotel en West Hollywood con Florencia Bas, su esposa, se cambiaron y se dirigieron adonde los esperaba el resto del equipo de Argentina, 1985 que no había ido al Dolby Theatre.

Llegaron a Tatel, el restaurante del tenista Rafael Nadal, del ex basquetbolista Pau Gasol -y se ve que también es propiedad de Iker Casillas, el ex arquero de fútbol, porque estaba muy suelto por ahí-. Seguramente con los ánimos distintos tras la premiación en la que la alemana Sin novedad en el frente, de Edward Berger, producida por Netflix, ganó en el rubro major película internacional, donde era candidata Argentina, 1985, producida por Amazon Prime Video.

Ricardo, con Florencia Bas, que lo acompañó a todos lados con «Argentina, 1985», al llegar ayer al Dolby Theatre. Foto Reuters

-Ricardo, ¿se dio la lógica, lo que se esperaba…?
-No, no hay lógica. No creo. que se trate de una lógica. El trabajo de hacer una película es una cosa, promocionarla, darle visibilidad, es otra, corre por otro lado. Aparentemente hay gente que hizo mejor las cosas que nosotros. Por un lado, pienso yo. Y además es una gran película que ganó, que es de alto impacto. Y ya está. Hay que saber ganar y saber perder.
-Lógica en el sentido de que “Sin novedad en el frente” llegó con 9 nominaciones al Oscar, terminó ganando cuatro estatuillas…
-No es una lógica sino que depende de la subjetividad de los votantes. Y me parece justo que sea asi. Qué se le va a hacer.

Ricardo Darín y la comitiva argentina en los Oscar: Santiago Mitre, Peter Lanzani y Axel Kuschevatzky, que los entrevista.

-¿Cómo viviste ese momento? ¿Qué sensación tuviste? ¿Qué fue lo primero que te pasó por la cabeza?
-No me tomó demasiado por sorpresa. Sabíamos que eso era lo más probable que ocurriera. Lo que me confundió es que, cuando subieron Antonio (Banderas) y Salma (Hayek) al escenario, dije “Uy, a lo mejor yo estoy leyendo mal las coordenadas”, pensé.
Pero inmediatamente, ví hacia un costado, porque estaba toda la gente de Sin novedad en el frente, los alemanes estaban al lado nuestro. Y vi que el camarógrafo estaba apuntando para ellos, y dije “Ah, bueno”. Sí, porque yo tengo muchos años de Cacho Rubio. Ya sé que cuando Cacho Rubio está cerca de una mesa (en los Martín Fierro) es porque tiene al ganador ahí. Lo vi a Cacho Rubio con la cámara, jajaja. Para mencionar algo local, digamos.

Santiago Mitre y Dolores Fonzi, Florencia Bas y Ricardo Darín, en la alfombra champagne de los Oscar, ayer. Foto AFP

-Hay una sensación, que puede ser momentánea de desilusión, pero el orgullo de haber cumplido, como dijiste ayer…
-Mirá, yo voy a morir con lo que pienso, siempre, y lo vengo diciendo. Si vos creés que La Meca está en un lugar, te olvidás del camino. Y nosotros, en este camino, tuvimos de todo. Tuvimos el Globo de Oro, el Goya, premio del público en todos lados, abrazos, felicitaciones. La gente adoró la película. Entonces, vos no te podés olvidar del camino, porque la verdad es que la única meta es el camino.
Lo demás, es una charla. La meta siempre se corre de lugar. ¿Qué viene ahora, después de esto? Lo que pasa es que se supone que después del Oscar no viene nada. Pero sí, viene que tenés que arrancar de nuevo, hay que ir a laburar. No queda otra. Quiero decir, no, no estamos tristes, si es lo que se espera.

Con Peter Lanzani. «Lo único que me entristece es que mucha gente se dio mucha manija en la Argentina, venimos con el tsunami mundialista».
Foto AFP

A mí lo único que me entristece es que mucha gente se dio mucha manija en la Argentina, porque venimos con el tsunami mundialista, y arrancaron con “Quiero la tercera”, como si fuera un partido más. Y eso me da un poco de pena, la verdad. Pero yo creo que la gente es mucho más inteligente, incluso de lo que cree de sí misma, y entiende cómo son estas cosas. Se gana y se pierde.
-¿Mañana vas a poder dormir la siesta?
-Ehhhhhh… Espero, pero hasta ahora no pude dormir muchas siestas…Pero sí, espero que sí. Estamos orgullosos. No te digo contentos, porque si venís de perder, no estás contento. Pero sí, estamos satisfechos con todo lo que hicimos con la película, que presentamos que fue elegida entre las cinco candidatas.
Estuvimos ahí, muy codo a codo con Lucas (Dhont), el director de Close, una película que adoro, es bellamente dolorosa. Ya lo hablamos, también. Estuvimos en contacto con todos ellos, y eso fue muy bueno. Eso es muy enriquecedor, porque te llevás amigos para toda la vida. Y nosotros, hablando de para toda la vida, tenemos una película que va a durar mucho tiempo en la memoria de los argentinos.

Edward Berger, frente al centro, recibe el premio a la mejor película internacional por «Sin novedad en el frente». Foto AP

-¿Se acercó Berger, el director de “Sin novedad en el frente”, a Santiago, a saludar?
-No, porque cuando salió Berger para el escenario, después ya entra en un circuito que es todo por atrás, y lo perdés. Pero yo me lo crucé, volviendo a la sala en un momento, y fui, lo saludé y tuvo palabras muy cariñosas.
Dijo que le encantaba nuestra película, y yo le dije que lo felicitaba, por supuesto, por haber ganado. Y él fue un poco más allá, a lo mejor fue por el ímpetu de ganar. Me dijo: “Tenemos que hacer una película juntos”, temenos que hacer una película juntos”. Le dije “Andá a disfrutar de esto ahora, y no me me charles, Berger”, pero todo bien.

Mitre, Darin y Lanzani, en el Dolby Theatre. «Hay que saber ganar y hay que saber perder», dijo. Foto AFP

«Tengo la foto con Spielberg»
-¿Con quién más te cruzaste en la ceremonia?
-Estuvimos con Steven Spielberg. Tengo la foto con Spielberg. Y, cuando estuvimos con Spielberg, dije “Ya está”. Y aparte no es que estuvimos con Spielberg porque nos fuimos de moscardones, se dio así, una charla, entramos Santiago y yo primero, y después entraron Peter y Flor y qué sé yo. El tipo se quedó charlando con nosotros, que había visto la película que le encantó. Divino estuvo.

«Nos dijo que le había encantado la película», contó Darín de su encuentro con el director, que se retiró con las manos vacías. Foto AP

Viste cuando tenía la sensación… Me pasó lo mismo que con (Cate) Blanchett, que no te dan la sensación nunca, de tan grandes que son, de que te están regalando unos segundos. No. El tipo se quedó ahí a charlar y meta abrazo y meta palmada. Muy bien, muy bien.
-Aparte, había visto la película, la conocía, pudieron hablar de la película…
-Es que el tipo la conocía, nos dijo que le había encantado la película. Felicitó a Santiago, adelante de mí. Y yo le dije, ahí nomás: “Steven, tenemos que hacer una película juntos. Yo tengo unos mangos acá”, y me dice “Pero oiga, usted ¿estuvo escabiando?”. Le digo “No, Steven, a mí desde Tiburón que me tenés enganchado”.
No, no, divino. Hubo muchas cosas muy lindas, así que estamos contentos. Bueno, ahora el tipo se desdecía. No, no es contento el término. Ustedes entienden.

Con ojos de amor. Florencia y Ricardo, antes de ingresar a la ceremonia.
Foto Reuters

-Pero también venir acompañado por Florencia…
-Eso es lo de menos. Estamos al borde de la separación con Florencia -bromea-. No, no solo Florencia, todo el mundo. No veo la hora de entrar ahora, para estar con todos ellos, porque es lo que tengo que hacer, como la persona mayor del grupo, tengo que ir a sostenerlos, ¿no? Es lo que corresponde.
Mirá (me pone la mano sobre el hombre izquierdo) Yo tenía un médico que había tenido un problema conmigo. No me había atendido bien. Yo había quedado mal, y tuve una reunión con él en su consultorio. Era un hombre muy grande, una eminencia, ¿viste cuando te dicen “Una eminencia”? Y después de analizar por qué nos había salido mal lo que habíamos tenido en común, me dice “¿Usted juega al truco, Darín?” Le digo “Sí, juego al truco. ¿Por qué?” “Bueno, ésta es una mano en la que no ligamos nada” (ríe). Y esto (por el Oscar) es una mano en la que no ligamos nada. That’s It, That’s It. Me voy para adentro. Gracias.
Los Angeles. Enviado especial

Mirá también


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Bloqueos Detectados

Debes desbloquear tu bloqueador de anuncios para ver el sitio completo!