Sin categoría

«Esta vez es en serio, Kiss se despide en diciembre»



No caben dudas que es El Gran Amo detrás de la marca Kiss, el intuitivo empresario que convirtió a su grupo de rock es una fábrica de proyectos y productos accesorios al fenómeno musical que dio origen al imperio. Pero todo concluye al fin, todo termina, y Gene Simmons asegura que junto a Paul Stanley pondrán el punto final a 50 años de historia. Antes, por suerte, volverá a la Argentina para el Monsters of Rock, el 28 de abril en Parque de la Ciudad.

La historia de Kiss comenzó siendo un ejemplo más de trabajo previo, éxito, ocaso y renacer. Pero llegó un punto donde el grupo se convirtió en un auténtico clásico que iba más allá del resultado comercial de un disco nuevo. Con sus hits alcanzaba y sobraba para recorrer el mundo, como hicieron durante los últimos cuatro años con su interminable gira de despedida.

Gene Simmons, mucho más que un bajista de una banda exitosa. Un visionario del marketing y un empresario sagaz.

Así fue como el año pasado KIss llenó el Campo de Polo con tres generaciones de fans, y ahora sorprende con una nueva visita, esta vez en el marco de un festival donde también estará Deep Purple, otro clásico que arrancó en los años ’70.
Al respecto, dice: «Deep Purple es una gran banda y han estado tocando por décadas, pero nuestro trabajo como número principal de la noche es lograr que te olvides de todas las bandas que tocaron antes».
«Siempre amé Argentina»
-¿Cómo estás vos con esto de volver a Argentina tan pronto?

Kiss en vivo en Argentina en 2022, en el Campo de Polo. Foto: Martin Bonetto.

-Siempre amé Argentina (lo pronuncia en castellano) y hay que decirlo de la manera correcta: Ar-gen-ti-na. Me gustan la cultura, la comida y las chicas. No puede haber nada mejor. Tenemos recuerdos maravillosos de Argentina, pero esta vez será la última visita, en serio. El 2 de diciembre tocamos en el Madison Square Garden, en Nueva York y será el último show que Kiss jamás haga en todo el planeta. Y eso es algo bueno, no es algo triste. Todas las grandes cosas llegan a su final, y después de 50 años creo que ya fue suficiente, ¿no?
-¿Qué recordás de las primeras visitas a la Argentina?
-Por supuesto que me acuerdo.¡ Fue maravilloso! Lo primero, apenas aterrizamos, fue sorprendernos con lo linda que es la gente. ¡Las mujeres eran impactantes y hermosas! Y si eras un hombre heterosexual y te gustaban las mujeres, no había un lugar mejor en el mundo. ¡Y la comida era increible! Después nos informamos de la historia y la geografía, con las pampas y los gauchos y todo eso. Pensábamos que era solo un país sudamericano más, pero entendimos la cruza con los europeos y la diversidad de culturas que llegaron a la Argentina. Es uno de mis lugares preferidos de todo el mundo.
-¿Sería correcto afirmar que el público argentino es el más eufóricos y apasionado del mundo?
-Sí. La gente es Argentina es muy loca en los shows. Hay otros países donde también son muy apasionados, pero son culturas muy diferentes. En Japón, por ejemplo, tocamos en un estadio en Tokio y vimos que durante las canciones la gente no se para. Cuando termina el tema se paran y se vuelven locos, pero enseguida se vuelven a sentar. Es otra cultura, y no hay que olvidar que hasta hace poco ahí existían las geishas, con todos esos vestidos antiguos.
«Nunca soñé más allá del primer disco»
-¿Te acordás si al comenzar Kiss creías que iba a durar tantas décadas, o pensabas que solo duraría un par de años?
-Es una muy buena pregunta. Yo nunca creí que pasaría algo más allá del primer disco. Cuando fuimos por primera vez a los estudios Electric Lady, para hacer nuestro demo hace 50 años atrás, mi mayor sueño era sacar un álbum con una discográfica y poder ir a una disquería para comprar mi propio disco. ¡Y apenas salió el primer disco, fui a una disquería no muy lejos de Electric Lady y me lo compré! Fue la mayor emoción de mi vida: estuve en un estudio, era parte de una banda y estaba comprándome un disco que otros podían escuchar. ¡Era algo inimaginable!
Poco después dimos nuestro primer show, que fue en Canadá, porque la gente se enteró de nosotros mucho antes de MTV, los teléfonos celulares y las redes sociales. Las revistas comenzaron a publicar fotos nuestras y fue increible. Nunca esperé que fuera algo tan grande y exitoso, ni mucho menos que durara medio siglo.

Kiss en una conferencia de prensa en Nueva York en 1996. Foto de archivo.

-Ozzy Osbourne comentó algo parecido: nunca pensó que haría un segundo disco.
-Conozco a Ozzy hace muchísimos años y realmente creo que uno no olvida lo honestos y sinceros que eran los sueños de cuando uno era chiquito. Uno no puede imaginar cosas más allá de lo que imagina, por ejemplo un primer disco.
Me acuerdo que alguien me dijo que debería conocer a un tipo llamado Paul, porque escribía canciones. Y yo hacía mis propias canciones desde los 14 años y eran terribles, pero no me podía imaginar que otra gente también hacía canciones. Porque los Beatles y los Stones hacían canciones pero eran de otro planeta. No sabía que había gente común que también lo hacía. Así que lo conocí, le pedí que me las mostrara y la primera que escuché fue Sunday driver (Let me know), que era buenísima.
«Es un mundo de Kiss»
-¿Cómo es poder soñar nuevos proyectos y concretarlos?
-Hay muchas cosas de Kiss que están ocurriendo, incluso juguetes nuevos. Es un mundo distinto. Es un mundo de Kiss y somos los dueños de la marca. Pero la mayor emoción es cuando conocemos a otros artistas y nos dicen que crecieron escuchando a Kiss, que les cambió la vida.
Te cuento una historia: Paul y yo fuimos premiados en el Salón de la Fama de Compositores, que es muy prestigioso y tiene figuras como Gershwin y Bob Dylan, con quien compuse temas, dicho sea de paso. El discurso lo dio Dave Grohl, estaba toda mi familia, y del otro lado del salón estaba un tipo llamado Max Martin. Yo no sabía quién era, así que le pregunté a mi hija Sophie por qué todos lo saludaban. Me dijo que hizo todos los hits de gente como Britney Spears, y que hacían la música más nueva, a diferencia de la mía que era muy vieja.
Al rato veo que él viene hacia nosotros y ella lo quiere saludar pero él sigue de largo y viene hacia mí y me dice, «¡Dios mío, es Gene Simmons! Tenía posters tuyos en mi habitación cuando era chico». Entonces miré a mi hija y le dije: «Gané». Esas cosas son los mejores premios: que un artista te admire o un fan compre una entrada para un recital.

Gene Simmons en 2001 junto a Paul Stanley y su novia Shannon Tweed. Foto: AFP

-Supongo que esta última gira fue agotadora de tan larga, con tantos viajes. ¿No les tienta hacer dentro de dos o tres años una residencia en una ciudad fija?
-(lo piensa) No Creo. No lo sé, pero creo que no. Estamos haciendo muchas otras cosas. Tenemos cadenas de restaurants, películas, el museo Kiss World en Río de Janeiro, cruceros de Kiss, y dibujos animados que estamos produciendo ahora. Son muchas las cosas que pueden ocurrir de aquí en más. Paul tiene su banda propia, Soul Station, que hace canciones estilo R&B, y yo tengo mi Gene Simmons Band. Haremos otras cosas y estoy seguro que nos seguiremos viendo; vivimos apenas a un par de millas de distancia.
Nosotros siempre nos presentamos diciendo «Quieren lo mejor, les damos lo mejor: la banda más caliente del mundo», y si no podemos hacer el mejor show como hemos hecho siempre, no tenemos que hacerlo más. Si sos el campeón mundial de box, retirate cuando estás en la cima: no sigas boxeando hasta que alguien te dé un knock-out.

Gene Simmons en 2022 en Argentina. Foto: Martin Bonetto.

-¿Ves alguna posibilidad que la banda siga sin ustedes, con otros músicos elegidos por ustedes?
-Todo es posible.
-Muchas gracias, Gene.
-(en castellano) De nada.
MFB

Mirá también


Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Bloqueos Detectados

Debes desbloquear tu bloqueador de anuncios para ver el sitio completo!