A poco de Tokio 2020, 6 imperdibles películas relacionadas a los Juegos Olímpicos

admin

21/07/2021

Es inviable que un evento de tamaña magnitud como los Juegos Olímpicos no tenga películas detrás. Si bien hay pocas sobre el tema que se destacan, no podemos quejarnos de la ausencia de material.

A horas de que comience Tokio 2020, qué mejor que hacer el calentamiento con algún que otro título que está directa o indirectamente relacionado a los juegos. Veamos seis de ellos que son muy recomendables.

Yo, Tonya

Juegos: Lillehammer 1994

Margot Robbie en la piel de Tonya Harding.
Margot Robbie en la piel de Tonya Harding.

La ganadora de un Oscar por el rol secundario de Allison Janney se aproxima a los Juegos Olímpicos de Invierno Lillehammer 1994 y a un escándalo mundial: el ataque del Cobo Arena.

Se trata de un entretenido y original film biográfico sobre la patinadora estadounidense Tonya Harding, quien habría estado implicada en un plan para provocale una lesión adrede a Nancy Kerrigan, una de sus principales rivales. Con dejos de comedia y buenos personajes, la alocada película de Craig Gillespie sale airosa del repetitivo mundo de las biopics.

Lo que sucedió en el ataque del Cobo Arena es que un delincuente contratado por el ex marido de Tonya golpeó a Kerrigan mientras entrenaba y la lesionó con el objetivo de que no participara en el Campeonato de Estados Unidos de patinaje artístico 1994 y los Juegos de Lillehammer.

Las cosas no les salieron muy bien: Kerrigan no pudo estar en el campeonato nacional pero sí en el olímpico.

Los implicados en el hecho acusaron a Tonya de haber formado parte del plan, pero ella siempre lo negó. Finalmente, Nancy compitió contra Harding en Lillehammer: la primera ganó la medalla de plata y la acusada quedó en el octavo puesto -y se llevó un sinfín de abucheos-.

Foxcatcher

Juegos: Seúl 1988

Steve Carell y Channing Tatum, una extraña relación en Foxcatcher. Foto: AP.
Steve Carell y Channing Tatum, una extraña relación en Foxcatcher. Foto: AP.

Premiadísimo film de Bennett Miller que cuenta la truculenta historia de celos y rivalidad del luchador olímpico Mark Schultz, su hermano y un rico heredero llamado John du Pont.

Sigue de cerca la extraña relación entre estos tres personajes desde el día que du Pont invita a su mansión a Mark, recién ganador del oro en Los Ángeles 1984, a ayudarlo a crear un campo de entrenamiento de cara a Seúl 1988.

Una gran virtud del film es que el ojo de Miller logra desviarse un poco de los clichés y ofrecer al mismo tiempo una historia amiga de lo popular y del público más refinado. Sería un spoiler gratuito adelantar cómo se desarrolla y termina el cuento, pero se puede afirmar que el resultado vale la pena.

Ah, y un dato de color: es la mejor oportunidad para ver a Steve Carell interpretando a un personaje “serio”.

Carrozas de fuego

Juegos: París 1924

Carrozas de fuego, la película que llevó el atletismo a Holywood.
Carrozas de fuego, la película que llevó el atletismo a Holywood.

Clásico indiscutido que sigue de cerca la odisea de los atletas británicos durante su preparación para los Juegos Olímpicos de París 1924. Es, indudablemente, el film de atletismo por excelencia de Hollywood.

El argumento está centrado en Harold Abrahams y Eric Lidell, dos atletas que venían de mundos completamente opuestos pero tenían un solo objetivo en común: triunfar en la cita olímpica.

El film de Hugh Hudson estuvo nominado a siete premios Oscar en la ceremonia de 1981 y se llevó cuatro, entre ellos el de Mejor película.

Volando alto

Juegos: Calgary 1988

El dúo Jackman-Egerton en Volando alto.
El dúo Jackman-Egerton en Volando alto.

Otra biopic. Esta vez de Eddie “El Águila”, quien es considerado el mejor saltador de esquí de la historia británica.

La correcta y amigable película narra las hazañas de Eddie Edwards durante su lucha incansable para competir en los Juegos Olímpicos de Invierno Calgary 1988. Un buen plan de domingo.

Al protagonista, que es interpretado por el infalible Taron Egerton, lo acompañan personajes secundarios encarnados por Hugh Jackman y Christopher Walken.

Richard Jewell

Juegos: Atlanta 1996

Sam Rockwell (izq) y Peter Walter Hauser durante una escena icónica del film.
Sam Rockwell (izq) y Peter Walter Hauser durante una escena icónica del film.

Clint Eastwood se mete en los Juegos Olímpicos Atlanta 1996 y en la pesadillesca historia de Richard Jewell, el hombre que desactivó un atentado.

Jewell trabajaba como guardia de seguridad cuando descubrió una mochila con explosivos en el Centennial Olympic Park. Alertó a los presentes y evitó un completo desastre. Luego de tal hazaña, los medios y los investigadores lo juzgaron y sospecharon de él.

A paso lento y ofreciendo un crisol de emociones, Eastwood construye un drama fiel a su pulso: sólido, simple y conmovedor.

Munich

Juegos: Munich 1972

Mathieu Kassovitz y Eric Bana en las pieles de sus personajes durante el film de Spielberg.
Mathieu Kassovitz y Eric Bana en las pieles de sus personajes durante el film de Spielberg.

Clásico menor de la carrera de Steven Spielberg en donde la misión del protagonista es encontrar a los responsables del atentado a los Juegos Olímpicos Munich 1972, sucedido tiempo atrás.

Se trata de un relato basado en hechos reales del director de ET y Jurassic Park que retrotrae el crimen cometido por el grupo palestino Septiembre Negro contra once atletas israelíes a modo de thriller repleto de intriga.

Munich integró decenas de listas de Mejor película del año y el principal reconocimiento se lo llevó Spielberg, su artesano. El actor que interpreta al agente del Mossad que debe ejecutar la misión es Eric Bana.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir