Abriendo la ventana de siembra para los cultivos de la gruesa

admin

10/07/2021

Por lo pronto muchos productores han renovado su tractor en estos años y ahora viene el momento de ponerle atrás, una sembradora acorde a la nueva potencia disponible. Esto implica pensar en sembradoras más anchas, que nos posibilitan dos cosas: Aprovechar la potencia disponible y utilizar más racionalmente el combustible y los recursos. Y tener un mayor ancho de labor, vamos a sembrar más hectáreas por hora y esto es clave a la hora de aprovechar la ventana de siembra adecuadamente y así poder lograr los rindes que el lote tiene para ofrecernos.

Por lo que es clave respetar la ventana de siembra para mejorar nuestros resultados y por ello buscamos la mayor productividad en nuestro equipo de siembra.

Otra manera de aprovechar la ventana de siembra, es poder aumentar de manera racional la velocidad de siembra. Ello se puede llegar a lograr con los dispositivos que estabilizan el cuerpo de siembra, ya que la mayor velocidad provoca saltos y vibraciones, sobre todo en máquinas en las que el diseño del cuerpo no ayuda a este concepto.

Por lo tanto, tenemos que entender que la agricultura de precisión y los mejores dosificadores siempre deben tener la base de una máquina con el peso y el diseño adecuados.

Ello es necesario ya que, debemos cortar el rastrojo en cualquier condición de suelo y, debemos mantener uniformidad espacial en la siembra. Y también es muy importante la uniformidad temporal, sobre todo en maíz.

La uniformidad temporal se logra con una profundidad de siembra constante (a pesar de los pequeños desniveles y cambios de textura que tienen todos los lotes). Esa uniformidad genera el nacimiento al mismo tiempo de todas las plantas del cultivo, lo cual tiende a maximizar los rindes.

Un buen trabajo sobre el suelo es primordial a la hora de buscar los mejores rindes, entonces a veces nos encontramos en la disyuntiva de aumentar el ancho de trabajo con equipos diseñados para esto y con un sistema de recarga práctica.

Pero muchas veces perdemos penetración, y caemos en diseños de cuerpos que no brindan el mejor resultado, tenemos que tener cuidado cuando nos agrandamos con la sembradora, siempre debemos pensar en elegir los mejores diseños de cuerpo y luego recién pensar en dosificadores especiales, motores eléctricos, etc., etc.

Por ello es que, aquellas marcas que buscan excelencia en siembra, nos ofrecen sus modelos tiro punta de hasta tres módulos y hasta 39 surcos distanciados 52 centímetros, procurando ofrecer sus mejores diseños a quienes buscan mayores anchos de labor, sin la necesidad de caer necesariamente en un air planter o bien en cuerpos con menor estabilidad.

A la hora de encontrar la tan ansiada estabilidad en los cuerpos, hay sistemas que nos ayudan mucho a mejorar la performance que normalmente se logra con el sistema de resortes.

Agrometal ofrece un diseño propio, desarrollado junto al INTA y la firma Baratec, llamado Twin Force. Este sistema reemplaza el resorte en cada cuerpo por un cilindro que hace presión y amortiguación a la vez.

Normalmente el usuario, suele regular la posición de los resortes solo una vez al comienzo de la campaña siendo una tarea bastante tediosa, que se hace surco por surco.

Cada lote requiere una calibración distinta y esto se puede hacer fácilmente desde la cabina del tractor con el Twin Force. Además, este sistema mantiene la presión constante a pesar de que el cuerpo sube y baja durante el avance, según los pequeños desniveles de suelo, lo cual es imposible lograr con un resorte convencional.

Por lo tanto, con este sistema, se tendrá un efecto de presión adecuada y constante en cada lote.

La parte correspondiente a la amortiguación, nos ayuda en cuanto a lograr una estabilidad extra en el cuerpo de siembra, a pesar de los pequeños desniveles que existen en todos los lotes y más allá de eventualmente haber aumentado la velocidad de avance para aprovechar la ventana de siembra.

Estudios conjuntos con el INTA muestran una gran estabilidad y uniformidad de siembra en cuerpos equipados con Twin Force, a pesar del aumento de 10-20% de la velocidad de avance de la sembradora.

Tambien, existen sistemas que apuntan al mismo efecto, diseñados por la firma Precision Planting, donde la lectura de la presión y resistencia del suelo, se hace en cada cuerpo de siembra, que se autoregulan individualmente. Este sistema se llama Delta Force y requiere una conexión hidráulica y eléctrica adicionales.

Las principales marcas de sembradoras de Argentina tienen sus modelos homologados para incorporarle este accesorio a sus máquinas.

Como corolario podemos recomendar: mayores anchos de labor sin resignar calidad de siembra, poner accesorios de punta sobre sembradoras de primer nivel y pensar siempre que en maíz, no solo buscamos distribución espacial, si no también temporal.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir