Adolfo Cambiaso hizo historia en la Triple Corona de Estados Unidos junto a su hijo Poroto

admin

30/03/2021

Adolfo y Poroto Cambiaso conquistaron un nuevo título en uno de los torneos más importantes del polo en el extranjero. Con la camiseta de Scone, padre e hijo se consagraron en la Gold Cup, el segundo certamen de la Triple Corona de Estados Unidos, y fueron figuras en la final que su equipo le ganó por 13 a 10 a Tonkawa. Para el líder de La Dolfina fue una coronación histórica, porque levantó el trofeo por 15ª vez, 30 años después de su primer festejo en el certamen.

Scone fue el claro dominador de la final (la progresión del marcador: 3-0, 6-1, 8-3, 10-4, 12-5 y 13-10) y Adolfo terminó como el máximo goleador del partido, con seis tantos. En tanto, Poroto, que anotó cuatro, fue elegido como el Jugador Más Valioso (MVP) del encuentro.

Para el conjunto perdedor -que había llegado al partido decisivo como el único invicto del torneo- hubo seis goles de Guillermo Caset y tres de Francisco Elizalde, quien se sumará junto a Diego Cavanagh al cuarteto de Cañuelas para la temporada argentina tras la salida de Juan Martín Nero y Pablo Mac Donough.

Adolfo Cambiaso fue el goleador de la final con seis goles. Foto US Polo Association (@PoloAssociation)
Adolfo Cambiaso fue el goleador de la final con seis goles. Foto US Polo Association (@PoloAssociation)

“Ganar un torneo con mi papá es una oportunidad única, no muchos pueden disfrutar algo así. Estoy muy agradecido de poder hacerlo”, reconoció el heredero de uno de los apellidos más emblemáticos del polo argentino.

Su padre gritó campeón en el torneo, que se disputó en el International Polo Club de Palm Beach, por 15ª vez y es el argentino que más veces lo ganó. Su primera consagración fue en 1991, con apenas 16 años y cuatro goles de handicap. Fue su primer torneo internacional y se coronó como parte de Cellular One del patrón estadounidense Adam Lindemann.

Volvió a ganar con el mismo equipo en 1993, en ambas ocasiones con Ernesto Trotz como compañero. Luego se coronó con White Birch (1996 y 1997), Outback (1999), New Bridge (2006), Crab Orchard (2007 y 2010), Valiente II (2012), Valiente (2013, 2014, 2017 y 2018) y Dubai (2016). La victoria de este 2021 con Scone, del australiano David Paradice, fue especial.

“Poder ganar con mi hijo en el equipo es incluso mejor”, reconoció el mejor jugador del mundo. 

Poroto Cambiaso abraza a su papá Adolfo, tras la consagración de Scone. Foto US Polo Association (@PoloAssociation)
Poroto Cambiaso abraza a su papá Adolfo, tras la consagración de Scone. Foto US Polo Association (@PoloAssociation)

Los Cambiaso volvieron a festejar juntos, como habían hecho en julio del año pasado en la Copa de Oro del Abierto Británico. En esa ocasión, vencieron con Next Generation a Les Lions/Great Oaks, se quedaron con el título del torneo de polo más importante afuera de Argentina y escribieron sus nombres en la historia.

Adolfo se transformó en el argentino que más veces ganó el evento, superando a Eduardo Moore, dueño de siete trofeos. En tanto, Poroto, por entonces aún con 14 años, rompió el record de precocidad de su papá, que lo había conquistado por primera vez cuando tenía 16. Fue además la primera dupla de padre e hijo argentinos en conseguir el título.

El año pasado también se dieron el gusto de compartir formación en dos eventos de la Triple Corona Argentina. Por las lesiones de algunas de las estrellas de La Dolfina, Poroto se puso la camiseta del equipo familiar para Tortugas y Hurlingham. Pero no pudo gritar campeón junto a su papá. Sí llegaron a la final en el primero de esos certámenes, pero perdieron con Ellerstina.

Poroto Cambiaso fue elegido como el MVP de la final. Foto US Polo Association (@PoloAssociation)
Poroto Cambiaso fue elegido como el MVP de la final. Foto US Polo Association (@PoloAssociation)

El 2020 igual fue inolvidable para ambos. Cambiaso padre lo cerró celebrando su octavo título al hilo en Palermo. Y su hijo, redondeó una gran actuación en la temporada argentina, lo que le valió un crecimiento inédito de su hándicap. En octubre pasó de cuatro goles a seis, por una decisión de la AAP para que pudiera jugar la Triple Corona, que generó algo de polémica. Y en diciembre subió a ocho, una valoración que ni siquiera su papá había alcanzado a los 15 años.

Motivados, los Cambiaso arrancaron el 2021 con todo. Tras caer en la final de la Whitney Cup, primer eslabón de la Triple Corona estadounidense, se llevaron la Gold Cup. Y ahora irán por más, porque esta semana disputarán el US Open, el certamen más importante de la temporada de ese país. Padre e hijo, imparables.

Mirá también

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir