Alerta en el sector porcino: fuerte caída de las exportaciones por segundo mes consecutivo

admin

07/09/2021

“En el 2020 exportamos más de lo que importamos tanto en cantidad como en divisas y en 2021, los primeros 6 meses hasta junio veníamos muy bien con más del 60% respecto de los mismos meses del año pasado. Pero en julio se cortó y en agosto se terminó de cortar”. Son las palabras del Ingeniero Zootecnista Juan Luis Uccelli, consultor independiente del sector porcino, con 37 años de experiencia.

En agosto de 2021 se exportaron 751 toneladas contra las 4.975 toneladas del mismo mes de 2020, marcando una caída del 85%. En julio tambien los embarques se habían resentido fuertemente, alcanzando a exportar 1.020 toneladas versus las 6.026 toneladas, un 83% menos.

Tomando el período enero-agosto de este año, las exportaciones fueron un 3,4% menor a mismo lapso del ciclo antecesor. 

¿Qué pasó? se pregunta el experto y él mismo responde: “El 80% de lo que exportaba Argentina iba a China, y por ende éramos un mercado dependiente de la situación de aquel país”, comenzó explicando. 

Ing. Zootecnista Juan Luis Uccelli
Ing. Zootecnista Juan Luis Uccelli

China, entre abril y mayo aproximadamente, tuvo una situación complicada interna por la que desapareció la rentabilidad de numerosos criaderos que debieron enviar todos los animales a faena, cerdas reproductoras, machos, lechones, cachorros y capones por lo que esa gran oferta hizo bajar el precio de la carne.

“El costo de producción, que para ellos es de 3 U$S por kg vivo, resultó alto cuando el precio de venta llegó a ubicarse entre los 2.6 ó 2.7 U$S  y ello sumado al problema muy grave que tienen de Peste Porcina Africana”, explica el Ingeniero.

Así, en esos dos meses China hizo un gran volumen inesperado de carne, y debido a la cantidad de cerdos que ellos manejan, cualquier movimiento que puede ser normal para aquel país, resulta monstruoso para el resto del mundo.

“Lo cierto que esa sobre oferta hizo que el gigante asiático se levantara del mercado de compra de cerdos, siendo el principal comprador. Y esa falta de demanda, generó un caos en el mercado mundial de la carne de cerdo. La caída de los precios internacionales fue estrepitosa, es decir la tonelada de media res de 3.000 dólares bajó a 1.900 de un día para el otro”, dijo.

Las exportaciones en información de la consultora JLU con oficiales de Aduana y AFIP.
Las exportaciones en información de la consultora JLU con oficiales de Aduana y AFIP.

“Para contextualizar, China ya esta saliendo a comprar de vuelta y va a seguir comprando por que tiene cubrir una insuficiencia del 14% en su consumo, dicen algunos, aunque por mi parte, creo que es del 25 al 30 % más que la demanda china de este momento. No olvidemos que el 30% de la demanda china representa el 15% de la demanda mundial, una cifra increíble” dice el experto.

El mercado local

Haciendo foco en el mercado local, hubo otros factores determinantes de la caída de exportaciones más allá de la problemática china.

Uno se debió a la baja del precio de la tonelada de media res de 3.000 dólares a 1.900 dólares. Otro factor fue la suba del cerdo en pie, que de $ 118 a $ 120 pesos el kilo vivo, y hoy se está hablando para esta semana 150 pesos el kg vivo.

También se puede citar un tercer factor es el valor del dólar, que el año pasado tuvo un ritmo de crecimiento más o menos aceptable, y desde marzo viene subiendo un peso por mes aproximadamente. Ese atraso en el dólar, también nos saca competitividad porque sube el precio interno y el dólar no lo hace al menos al mismo ritmo.

“Tal es así que hoy dejamos de ser el país más barato, que pasó a ser Brasil, que junto con Paraguay esta entre 1,17 U$S y 1.2 U$S /el kg de cerdo vivo cerrada a semana pasada. El miércoles estaba a 1,3 a 1.36 U$S el cerdo vivo.  Esos son los factores que hicieron bajar estrepitosamente la exportación de carne de cerdo, sentencia el experto”, indicó.

“Creo que se va a reacomodar, por el precio de China, y porque el precio para en mercado interno la carne de cerdo tiene un tope interno que es el precio de la carne vacuna. Y eso se ve en la góndola. El 97% de lo producido el mes pasado y este mes, esta destinado al mercado local. Y de ese total, el 90 % esta destinado al mercado de la carne fresca” sostuvo.

“Y se pude recordar qué pasó en el famoso canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), que es también carne fresca. Los hoteles respecto del año pasado no hay cambiado, pero la parte de restaurantes, cafeterías al haber gente en la calle por el efecto del aislamiento del año pasado, generan hay mayor demanda. Ese aumento de la demanda empujó para arriba los precios”.

“Y la carne de cerdo hasta la semana pasada, era más barata que la carne vacuna. Es decir, un 35 a 40% más barata que la carne vacuna en góndola, y por lo tanto era una opción. Y por eso subió el precio local”, explica.

Por otro lado, la producción aumentó un 6,5% con respecto al año pasado pero se lamentó por su suba de las importaciones. “Estamos importando más que el año pasado, y estamos exportando menos respecto que el año pasado, (al mes de agosto) por ende debería sobrar carne en el mercado local, lo lógico sería que el precio baje”, dijo.

El cese de exportaciones es debido a una baja el precio internacional, una suba en el precio interno y el atraso del dólar.
El cese de exportaciones es debido a una baja el precio internacional, una suba en el precio interno y el atraso del dólar.

Todo lo contrario, el precio subió debido a que aumentó la demanda. La carne de cerdo hasta la semana pasada era más barata que la carne vacuna algo así como un margen de 35 a 40%, lo cual generó mucha demanda.

Si la carne de cerdo esta un 10% más barata que la vacuna, la gente lleva carne vacuna. Si esta a un 20% más barata la gente comienza a consumir y ese consumo aumenta a medida que crece la diferencia. Si esa diferencia llega a un 40 – 45 %, la gente lleva mucho más de cerdo de lo que lleva normalmente.

Entonces, las exportaciones estan totalmente frenadas por el mercado interno, y esto es más allá de los problemas que acontecen con la demanda de China.

“No olvidemos que hace solo 5 años que comenzamos a desarrollar carne de exportación y no se ha desarrollado una idea de que es un mercado de constancia. Es decir a veces se gana, se empata se pierde, pero no se puede dejar porque de lo contrario se pierden los negocios que luego no se recuperan tan fácilmente”, señala.

“Asimismo, las proyecciones del año pasado eran de un volumen de producción de 43.000 toneladas y para este año es 50.000 toneladas, y tengo esperanza que lleguemos a tal cifra. Recordemos que con ello no movemos la aguja del mercado internacional, sobre todo si pensamos que China compra de 5 a 6 millones de toneladas de carne de cerdo por año”, afirma el Ingeniero para finalizar.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir