Aprender a manejar: cuánto salen los cursos y cómo es el examen para sacar el registro

admin

11/06/2021

Para no depender más del transporte público, hoy exclusivo para “esenciales” y aun así riesgoso, muchos deciden aprender a manejar. Sacar el registro es posible, pese a la pandemia. Pero hay que aprobar exámenes que requieren preparación.

Tener una Licencia Nacional de Conducir vigente es obligatorio para cualquiera que pretenda manejar un vehículo en las calles y caminos de todo el país.

Este documento se otorga sólo a mayores de edad (o menores autorizados desde los 16 años) que hagan un curso de Educación Vial y que logren aprobar tres evaluaciones:

  • Examen psicofísico. Pruebas de vista, de audición y psicológicas, entre otras.
  • Examen teórico. Preguntas las sobre normas de conducción, las señales de tránsito, ética ciudadana y otros aspectos.
  • Examen práctico. Sentado al volante de un auto, y ante la mirada de un evaluador, el candidato debe superar desafíos de conducción en una pista.

La evaluación psicofísica no requiere preparación, pero la teórica y la práctica sí. Y hay distintas formas de adquirir las habilidades y conocimientos necesarios, con costos diversos.

Con protocolos acordes a la época, las clases de manejo se siguen dando en pandemia. Foto: Guillermo Rodríguez Adami / Archivo.
Con protocolos acordes a la época, las clases de manejo se siguen dando en pandemia. Foto: Guillermo Rodríguez Adami / Archivo.

1. Cómo y dónde hacer el curso teórico de Educación Vial

Este curso aporta todos los conocimientos y el materiales de estudio para poder responder bien las preguntas del examen teórico. Se puede hacer gratis o en una academia.

La alternativa del curso gratuito

Existe un Curso Nacional de Educación Vial Digital, gratuito y 100% online, que entrega un certificado válido para poder rendir. Se ingresa desde aquí.

Pero cuidado: no sirve en todos los municipios y jurisdicciones. Hay que consultar en donde se vaya a sacar el registro, ya que algunos no lo aceptan.

En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, no es válido el Curso Nacional. El Gobierno porteño ofrece su propio curso gratuito, que ahora también es 100% virtual, con clases en vivo.

Al iniciar el trámite para sacar la licencia (desde aquí), se recibirá un email con el enlace para poder inscribirse en alguno de los horarios disponibles cada día.

La alternativa de las academias

También hay “autoescuelas” privadas que ofrecen el curso de Educación Vial obligatorio, dictado en vivo por Zoom o plataformas afines. Las academias habilitadas en la Ciudad se pueden consultar aquí.

Estos cursos son pagos. Según relevó Clarín, las academias lo están cobrando entre $ 2.000 y $ 3.600. Aunque dan descuentos del 25% o el 30% para quienes también contratan el práctico.

El significado de cada señal de tránsito es uno de los puntos claves del curso de Educación Vial. Foto: Maxi Failla / Archivo.
El significado de cada señal de tránsito es uno de los puntos claves del curso de Educación Vial. Foto: Maxi Failla / Archivo.

Lo que se debe estudiar

En la Capital, es obligatorio leer el Manual del Conductor (descargar aquí). Y conviene estudiar las más de 1.800 preguntas de examen posibles, con sus respuestas correctas (se bajan aquí).

Como complemento, también se recomienda consultar:

  • La Ley Nacional de Tránsito 24.449
  • El Código de Tránsito porteño (ley 2.148)
  • El Código de Faltas porteño (ley 451)
  • La normativa sobre VTV (la 2.265)

2. Dónde aprender a manejar y cuánto cuestan los cursos prácticos

Para aprender a conducir se necesita un vehículo y alguien que se siente al lado para enseñar a usarlo y corregir los errores mientras se practica.

Pero eso no se puede hacer en cualquier lugar ni de cualquier manera. Hay dos grandes opciones para practicar, con distintos costos.

Hay pistas especialmente diseñadas para aprender a manejar. Foto: Andrés D'Elía / Archivo
Hay pistas especialmente diseñadas para aprender a manejar. Foto: Andrés D’Elía / Archivo

Aprender con un coche común, en una pista

Un conocido (familiar, amigo) o profesor particular presta su auto y lo lleva a un lugar habilitado para enseñarle allí al aprendiz a conducirlo. 

En Capital, el único espacio habilitado para hacer prácticas de manejo con un vehículo común es la Pista de Aprendizaje de Conductores de Av. Cnel. Roca al 5452, en el barrio de Villa Riachuelo.

Desde abril, para usar ese espacio hay que sacar turno con anticipación desde esta web. Cada turno dura 45 minutos y cuesta $ 105 (o $ 90 si se va con una academia). 

Aprender con un coche especial, en pista o en tránsito

Tomar clases en una academia de manejo tiene la ventaja de poder practicar en pista o bien en el tránsito real, a bordo de autos con doble comando y un seguro especial.

En esos vehículos el instructor, del lado del acompañante, también puede frenar y accionar el embrague​ para evitar siniestros si el aprendiz falla.

La enseñanza de manejo en la vía pública existe desde hace mucho, pero recién este año se la autorizó por completo en Capital, con excepciones (por ejemplo, no se puede aprender en manzanas con escuelas, hospitales y comisarías).

Los coches de las academias se ven cada vez más en los barrios y las pistas de entrenamiento. Foto: Andrés D'Elía / Archivo.
Los coches de las academias se ven cada vez más en los barrios y las pistas de entrenamiento. Foto: Andrés D’Elía / Archivo.

En varias “autoescuelas” habilitadas, en Capital, lo más común es que cobren entre $ 900 y $ 1.600 por cada clase práctica en tránsito, según cuántas lecciones se contraten y la duración de cada una.

Por ejemplo, según promociones visibles online este jueves 10 de junio:

  • En Rutas (sucursal Palermo). Ofrecen 6 clases prácticas en tránsito a $ 6.960 y 8 clases a $ 8.340, cada una de media hora. Y, sumando el curso teórico, hay paquetes de 10 clases por $ 9.500 y de 16 clases por $ 13.800, todo en efectivo. Más datos, aquí.
  • En Driver’s (suc. Caballito). Ofrecen 8 clases de media hora en auto especial por $ 12.580 y 16 lecciones por $ 22.290 (o $ 24.220 al sumar el curso teórico), con chance de abonar en 3 cuotas sin interés con tarjeta. Más datos, aquí.
  • En Raúl (Parque Patricios). Con curso teórico incluido, ofrecen 6 clases prácticas de media hora por $ 10.000, 10 por $ 13.500 y 15 por $ 18.000, todo para pago en efectivo. Más datos, aquí.
  • En Doble Comando (Villa Urquiza). Con clases de 50 minutos, ofrecen paquetes de 5 clases prácticas por $ 7.000 y de 10 clases por $ 14.000. Más datos, aquí.

El Automóvil Club Argentino (ACA), en tanto, promociona un curso con teoría y 10 clases prácticas de 25 minutos cada uno. Se realiza en una pista propia con autos doble comando.

El curso del ACA cuesta $ 6.890 para los socios de la entidad y sus familiares, y $ 11.960 para cualquier otro interesado. Más datos, aquí.

Hacer zig-zag esquivando conos, una de las pruebas infaltables del examen. Foto: Andrés D'Elía
Hacer zig-zag esquivando conos, una de las pruebas infaltables del examen. Foto: Andrés D’Elía

Alquilar un auto para ir a rendir

Quien no tiene auto propio necesitará que alguien le preste el suyo para hacer el examen práctico. Y que ese alguien conduzca el vehículo hasta la pista, y se lo lleve después.

Muchas academias les ofrecen este servicio a sus alumnos, que lo piden para poder rendir en el mismo auto con el que aprendieron a manejar y a estacionar. Algunas lo cobran $ 1.500 o $ 2.500.

3. Cómo es el examen teórico

En la Ciudad de Buenos Aires, el examen teórico consta de 30 preguntas con opciones múltiples (multiple choice). Hay que responderlas en una PC en 40 minutos como máximo.

Si se reprueba, se puede rendir de nuevo dentro de los cinco días hábiles. Y, ante un tercer “bochazo”, habrá que iniciar (y pagar) el trámite de nuevo.

La prueba de estacionamiento, siempre una de las más difíciles. Foto: Gerardo Dell'Oro / Archivo
La prueba de estacionamiento, siempre una de las más difíciles. Foto: Gerardo Dell’Oro / Archivo

Para llegar a la instancia del examen teórico, antes hay que:

  • Informarse e iniciar el trámite, desde este sitio
  • Tomar un turno para ir a rendir
  • Pagar un arancel de $ 1.500
  • Obtener el Certificado Nacional de Antecedentes de Tránsito (CENAT), que vale $ 500
  • Completar el curso teórico de Educación Vial
  • Presentarse el día del turno en la sede elegida y aprobar la revisión psicofísica

4. Cómo es el examen práctico

Recién cuando el examen teórico fue aprobado, se podrá rendir el práctico.

En la sede de Roca del Gobierno porteño, todo se hace el mismo día. Pero si el teórico se rindió en otra sede, habrá que sacar un turno para dar el práctico en otra fecha próxima.

Por la pandemia, tanto el teórico como el práctico se toman bajo un protocolo que incluye un máximo de personas por aula, la desinfección de cada PC luego de cada test y que los evaluadores no entren a los autos en la pista, como era habitual.

Desde hace dos años, las evaluaciones prácticas empezaron a ser filmadas. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi / Archivo.
Desde hace dos años, las evaluaciones prácticas empezaron a ser filmadas. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi / Archivo.

La evaluación práctica, que sumó dificultad en 2019 al igual que la teórica, queda ahora filmada y evalúa las siguientes habilidades:

  • Estacionamiento. Ubicar el coche en un espacio determinado en sólo tres maniobras. Hay hasta dos oportunidades para lograrlo.
  • Retención de embrague. Detenerse en una subida y retomar la marcha sin que el auto retroceda ni se apague el motor.
  • Marcha atrás. Se evalúa la fluidez y el control de la conducción en reversa, mirando sólo por los espejos retrovisores.
  • Avance en zig-zag. Hay que atravesar un camino con conos fluidamente, sin derribarlos.
  • Giros en U. Piden hacer maniobras en espacios reducidos.

También controlan que en su recorrido de examen el aspirante no invada las ciclovías, que pase por rotondas y cruces ferroviarios como es debido, y que logre mantener el control del auto en bajada.

MG

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir