Autos: por el faltante de chips hay demoras en las fábricas locales y también en las concesionarias

admin

06/09/2021

La escasez mundial de microchips ya afecta a la industria automotriz local, con la mayor parte de las fábricas con paradas o reprogramaciones por la falta de estos insumos, que se usan en una creciente cantidad de autopartes.

Los semi conductores o microchips son el núcleo de los sistemas electrónicos de los vehículos, y hoy son usados en todos los vehículos, desde los más modernos hasta los que son, en apariencia, menos equipados. A nivel mundial, automotrices como Volkswagen, Ford, Stellantis, Toyota y Nissan ya admitieron que están afectadas por la falta de estos repuestos y que han demorado la producción de algunos modelos.

Las terminales automotrices locales también acusaron el impacto. En algunos casos están paralizando la producción por días o semanas, o bien tienen demoras para traer desde Brasil los modelos con los cuales complementan la oferta con la que abastecen a sus redes de concesionarias.

Durante dos semanas, Renault paralizará la producción de sus modelos Sandero y Stepway para sostener la fabricación de su pick up Alaskan (foto) y del utilitario Kangoo.
Durante dos semanas, Renault paralizará la producción de sus modelos Sandero y Stepway para sostener la fabricación de su pick up Alaskan (foto) y del utilitario Kangoo.

Entre las marcas que están de una u otra manera afectadas suman casi 90% de toda la producción local: son las filiales locales de Renault, General Motors, Stellantis, Toyota, Nissan y Ford.

Durante dos semanas, ésta y la próxima, Renault no producirá sus modelos Sandero y Stepway para dar prioridad a otros modelos con más demanda.

La planta de Ford donde se produce la pick up Ranger.
La planta de Ford donde se produce la pick up Ranger.

“La fábrica va a seguir produciendo los modelos Kangoo, así como la pick up Renault Alaskan, pero tenemos una pérdida parcial de producción. No hay parada de planta, pero dejaremos de fabricar por dos semanas esos dos modelos”, dijeron voceros de Renault Argentina.

En esa misma planta, en el barrio cordobés de Santa Isabel, Nissan fabrica su pick up Frontier: ahora sus unidades están saliendo de la línea de producción pero no son despachadas, sino que van a un playón, a la espera de que se les pueda ensamblar el navegador de a bordo.

“Se fabrican y quedan en stock industrial hasta montar la pieza”, dijeron voceros de Nissan, que admitieron que esa situación generará demoras en las concesionarias. “No se las puede comercializar hasta que estén completas”.

En otro barrio de Córdoba, Ferreyra, funciona la fábrica de la ex Fiat, hoy parte del conglomerado Stellantis. Tanto esta planta como la de la ex Peugeot, en la localidad bonaerense de Villa Bosch, están lidiando con la escasez de los microchips, según admitió la semana pasada Antonio Filosa, el ejecutivo italiano que está a cargo de Stellantis para América del Sur.

El Fiat Cronos, que se fabrica en Córdoba.
El Fiat Cronos, que se fabrica en Córdoba.

“La pregunta que nos hacemos cada día es cuántos semiconductores tendremos para poder planificar nuestra producción”, dijo Filosa. “Hoy nuestra previsibilidad no es mayor a cuatro a seis semanas. Estamos navegando hasta donde llega nuestra vista, sin instrumentos. Y es lo que nuestros ejecutivos están explicando a nuestras redes de concesionarios, tanto de Fiat y Jeep como de Peugeot, Citroën y DS“.

Toyota Argentina, la principal productora de vehículos del mercado local, no registró faltantes de insumos por el momento. “En Argentina por ahora venimos zafando, pero por ejemplo en nuestras plantas de Brasil algún impacto está teniendo”, dijeron voceros de la automotriz japonesa. Toyota importa desde Brasil los modelos Etios, Yaris y Corolla, los cuales ya tenían una demora de al menos cinco meses en las concesionarias locales antes del tema de los microchips. “Puede haber más demora“, advirtieron desde la automotriz.

El Toyota Etios en la línea de montaje de la la planta brasileña de Sorocaba, San Pablo.
El Toyota Etios en la línea de montaje de la la planta brasileña de Sorocaba, San Pablo.

General Motors, que tiene su planta en General Alvear (en las afueras de Rosario) tiene en este momento una situación similar: su modelo local, el Chevrolet Cruze, se sigue fabricando sin interrupciones, pero por la crisis de los semiconductores se quedaron sin su modelo brasileño más vendido.

“La planta de Brasil donde se fabrica el Onix estuvo parada más de cuatro por faltantes de piezas, por lo que disminuyó el abastecimiento de este vehículo”, dijeron fuentes de GM de Argentina. “En nuestra planta de General Alvear estamos haciendo lo posible para minimizar el impacto, pero probablemente algo nos afecte en el último tramo del año“.

También Ford está teniendo inconvenientes para producir la pick up Ranger. “Estamos cancelando algunos días de producción. El faltante de este tipo de piezas está impactando en la producción”, dijeron fuentes de la automotriz estadounidense.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir