Carlos Rosales: “Soy un empresario que no hace negocios con el Estado”

admin

22/02/2021

En la primera entrevista que da a un medio periodístico después de comprar Radio Continental y sus dos FM, el empresario y dirigente deportivo Carlos Rosales explica a Clarín los motivos por los que hizo esas compras y firmó un acuerdo para lanzar la FM Urbana Play. Además realiza un balance, a ocho meses de la adquisición de Garbarino, donde destaca haber alcanzado el 35% de las ventas en forma electrónica. Y menciona sus planes hacia adelante, que incluyen inversiones en start ups tecnológicas y lanzar un supermercado virtual.

Rosales también es protesorero del club San Lorenzo, dueño de un hotel en Misiones y del restaurante Schiaffino Bistró, en la Recoleta; además de ser el presidente del Grupo Prof, que tiene su fuerte en los seguros.

-¿Por qué tomó la decisión de comprar Radio Continental?

-Por dos motivos, distintos pero que convergen. El primero, porque la penetración federal de Continental es importantísima y eso genera una sinergia con el plan de negocios general del grupo, los objetivos estratégicos de Garbarino y también los del grupo asegurador Prof. Y por otro lado, crecí con Continental como una radio líder y es un desafío personal devolverla a ese lugar.

-¿Qué expectativas tiene en su ingreso al sector de los medios de comunicación?

-En principio lo que dije, devolverle a Continental el lugar de liderazgo que nunca debió perder.

-Esta semana lanzaron la radio Urbana Play, con figuras muy prestigiosas como Sebastián Wainraich, María O’Donnell, Andy Kusnetzoff y Matías Martin.

-Llegamos a un acuerdo de coproducción con la productora Kuarzo. de Martín Kweller, que se basa en contar con esa programación que producía Kuarzo y ahora hacemos en forma conjunta, para darle a la FM una audiencia joven. No le encontrábamos el sentido a que la FM de Continental repitiera estricta y totalmente lo que emitía la AM, así que decidimos separarla y que tuviera su propia programación. 

-¿Cuál es su balance a ocho meses de haber comprado Garbarino?

-El balance es bueno. Crecimos un mil por ciento en ventas. Es cierto que debemos crecer más para alcanzar el equilibrio financiero, nos faltan unos escalones para llegar al break even (cubrir los gastos). Pero en este breve lapso, logramos la conversión a un modelo de negocios mucho más actual, donde el e-commerce ya representa el 35% de la venta total de Garbarino. El e-commerce es la base de un esquema de verticales diferentes, de las cuales la venta de electrodomésticos es una, pero también están los viajes, vamos a incorporar los automóviles, las compras de alimentos online y otras variantes, así que proyectamos llegar a ese equilibrio en los próximos meses.

-Ahora se está yendo Falabella de la Argentina, ¿es rentable una empresa de esas características?

-A mi entender, ese tipo de tiendas estaban dejando de ser comercialmente viables antes de la pandemia. Con esta crisis mundial terminaron de desmoronarse.

-¿Cómo se fondea para estas compras, en un contexto de crisis económica como la que atraviesa el país?

-Básicamente con ingenio, creatividad y mucha gestión financiera. Como lo que adquirimos son empresas en problemas, y estas empresas suelen tener dificultades para financiarse, buscamos la forma de eliminar el riesgo empresa creando fideicomisos de inversión sobre los cuales el sistema financiero minimice el riesgo, que invierten en la compra, en este caso, de electrodomésticos, de modo que la venta se realiza “en verde” y en consignación.

-¿Cuáles son sus vínculos políticos? Algunos lo relacionan con Marcelo Tinelli, porque es dirigente en San Lorenzo, o con Daniel Scioli, porque fue funcionario en su gestión provincial.

-Marcelo es una persona muy querible. Yo estoy en la política de San Lorenzo hace 20 años. Ambos somos apasionados del club. Ahí lo conocí, un día me invito a integrar su lista y lo acompañé. Tengo muy linda relación, pero en el ámbito del club. Con Scioli el vínculo fue mínimo. Yo fui director de Clubes de Barrio en la provincia. Imaginate, un funcionario de quinta línea… vienen ministro, secretario, subsecretario, director provincial, y recién después viene un cargo como el que tuve hace ya años, como director de Clubes. La verdad es que me lo ofrecieron por mi trabajo y vocación con los deportes federados y mi pasión por el deporte me llevo a aceptarlo y ejercerlo con satisfacción, especialmente teniendo en cuenta la importancia de los clubes de barrio como integrador social y formador de valores por excelencia. Pero mi vínculo con la política termina ahí. Yo soy un empresario que no hace negocios con el Estado, no soy proveedor, no me interesa la obra pública ni las licitaciones. Solo hago negocios en el mundo privado.

-¿Qué planes tiene hacia adelante? ¿Tiene en el radar la inversión o compra de alguna otra empresa, algún otro medio de comunicación?

-Quiero invertir en start ups tecnológicas. Es el futuro, pequeños emprendimientos de jóvenes talentos, que potencien a los emprendimientos en los que ya estoy trabajando. Estamos invirtiendo en incubadoras de jóvenes talentos. Las nuevas tecnologías van a diseñar el mundo de los negocios en el corto plazo. Lo que viene es la industria del conocimiento.

Mirá también

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

Atrapadas bajo el yugo del violento

Atrapadas bajo el yugo del violento

El domingo pasado, la carta “Ivana fue mi compañera y duele no tenerla entre nosotros”, de Carolina R. Igarzabal, motivó a la politóloga Inés Zunini a enviar su escrito: "El femicidio por uniformados y, ¿"la bandera discursiva y militante en el...

El eclipse de los científicos

El eclipse de los científicos

La debilidad del peronismo por las ciencias como herramienta política no es un fenómeno de este tiempo. Hace exactamente setenta años, Juan Domingo Perón nombró en su gobierno y le asignó fondos estatales a un científico austríaco, Ronald Richter. Y le montó un...

0 Comments

Dejá una respuesta