Carne, guerra y confusión: así se originó el término “Tío Sam”

admin

07/09/2021

Un 7 de septiembre de 1813 se empezó a oficializar el término “Tío Sam” para referirse a los Estados Unidos de América. “Te quiero a vos para el ejército de los Estados Unidos” es la frase más célebre que “dijo” el personaje.

Caucásico, de barba canosa y larga, galera estrellada, moño rojo, camisa blanca y saco azul. Así se antropomorfizó un nombre-concepto que venía dando vueltas en la población estadounidense desde 1812.

¿Quién es el Tío Sam? Es un personaje que simboliza al gobierno de los Estados Unidos de América. Se empezó a oficializar el 7 de septiembre de 1813 porque aquel año el Troy Post de Nueva York publicó un artículo sobre la Guerra de 1812 que contenía una referencia sobre él.

La imagen del Tío Sam para hacer que la gente se quede en sus casas por el confinamiento. Foto: DPA
La imagen del Tío Sam para hacer que la gente se quede en sus casas por el confinamiento. Foto: DPA

“Pérdida sobre pérdida, y no mala suerte moviendo, pero lo que se ilumina sobre los hombros del Tío Sam, exclaman los editores del gobierno en cada parte del país”, se podía leer en las hojas del diario local.

La frase llegó acompañada de una aclaración: “Este canto para nuestro gobierno es casi tan actual como ‘John Bull’. Se supone que las letras U.S. en los carros del gobierno dieron origen a esto “.

La definición de Tío Sam empezaba a tomar forma y más aún cuando el diario neoyorkino hacía referencia a Bull, su obeso par inglés.

John Bull, el personaje que representa a Inglaterra.
John Bull, el personaje que representa a Inglaterra.

Dos semanas después de la publicación del Troy, un diario de Burlington informó sobre la necesidad de voluntarios para proteger la propiedad privada de las tropas británicas, ya que había una escasez de hombres alistados porque “Tío Sam, la explicación ahora popular de los Estados Unidos, no paga bien…”.

El origen

La expresión se remonta a cuando Estados Unidos disputaba la Guerra de 1812 contra Inglaterra. El hombre de carne y hueso que sin querer le dio segundo nombre a un país fue Samuel Wilson, hijo de Lucy y Edward y hermano de Thomas y Ebenezer.

El Tío Sam en formato globo. Foto: AP
El Tío Sam en formato globo. Foto: AP

Los Wilson vivieron en Troy, Nueva York, y durante la guerra instalaron un matadero. A finales de 1812 leyeron que un contratista estaba buscando trescientos barriles de carne vacuna y doscientos de carne de cerdo y no lo dudaron ni un segundo: se los ofrecieron al mejor precio.

El negocio creció y empezaron a hacerse famosos en el pueblo. Sobre todo Samuel y Edward, conocidos amablemente por sus vecinos como tíos Sam y Ned.

Los Wilson se convirtieron en principales proveedores del contratista y con el tiempo empezaron a circular por Estados Unidos barriles suyos de roble blanco con la inscripción “U.S”, que hacía referencia a “United States”, es decir, a Estados Unidos.

El cotillón del Tío Sam. Foto: Erik Lesser
El cotillón del Tío Sam. Foto: Erik Lesser

Estas dos letras, sin embargo, causaban confusión entre los vecinos. Varios creían que los barriles se referían a “Uncle Sam” (Tío Sam) y no a “United States”.

El despiste provocó que los estadounidenses vieran con buenos ojos que barriles con el nombre de un personaje que representara a Estados Unidos recorrieran el país. Sería el “enemigo” de Bull.

Y así nació Tío Sam. En 1814 el término ya se utilizaba con frecuencia y en 1830 apareció el primer dibujo del personaje.

Su imagen más conocida, aquella que viene a la mente cuando alguien habla del Tío Sam, se vio por primera vez en un afiche de la Primera Guerra Mundial que llevaba la frase de reclutación: “Te quiero a vos para el ejército de Estados Unidos”.

El afiche de la Primera Guerra Mundial con el más famoso Tío Sam.
El afiche de la Primera Guerra Mundial con el más famoso Tío Sam.

Fuente: Interestrip, “El Apasionante Origen De Las Palabras” de Daniel Balmaceda

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir