Caso Britney Spears, el testimonio de su confidente: “Su padre la llevó a las adicciones, no le tuvo compasión”

admin

17/07/2021

“Esta noche con ustedes Britney Spears, grita el presentador. Pure, el famoso nightclub de Las Vegas, explotaba de fanáticos que habían pagado mil dólares para pasar junto a su ídola la noche del 31 de diciembre del 2006. Ella entró en escena rodeada de guardaespaldas, fotógrafos y otros invitados VIP. Apenas llegó a presentar la cuenta regresiva para el Año Nuevo y, un rato después, colapsó.

“La realidad es que estaba exhausta. Estaba siendo obligada a trabajar hasta el extremo y no estaba en condiciones de seguir dando shows“, señaló Sean Phillip, quien fuera el entrenador personal y asistente en los años más escandalosos de la cantante.

En diálogo con el diario británico The Sun, contó que estuvo junto a ella aquella fatídica velada en que comenzó la debacle de la princesa del Pop. Los medios de todo el mundo hablaron de una noche de alcohol, drogas y descontrol de Britney, que la llevaron a caer desmayada en el club nocturno donde se suponía que iba a ser la host del evento pero solo tuvo dos apariciones ante el público.

Sean estuvo junto a Britney en los años más complicados de la estrella del pop. (AP)
Sean estuvo junto a Britney en los años más complicados de la estrella del pop. (AP)

Según contó Sean, tras el desvanecimiento de la cantante, quienes manejaban a la artista trataron de darle anfetaminas para que volviera a estar consciente y completara su show, pero ella ya no pudo seguir. Y el ladero de la estrella tuvo que encontrar la manera de sacarla de la discoteca sin que la vieran, una tarea imposible.

Ese fue el primero de los escándalos que derivaron en la sentencia judicial que le otorgó a Jamie Spears, el padre de Britney, el control total de su vida. Sin embargo aquella noche sus representantes negaron el episodio y afirmaron que ella había dejado el club porque estaba “cansada”.

“La medicación que estaba tomando no la estaba ayudando en absoluto”, recordó Phillip al periódico inglés. “Se estaba volviendo paranoica como nunca antes la había visto. Se desmayó en el club en la fiesta que ella tenía que conducir. Tuve que sacarla, cargarla sobre mi hombro con una chaqueta de traje negra para cubrirla y detener a la gente que intentaba tomar fotografías con sus teléfonos”.

Medicada, encerrada y controlada por su entorno, Britney entró en crisis.
Medicada, encerrada y controlada por su entorno, Britney entró en crisis.

“Para cuando llegamos a su habitación, ella estaba bien, pero llorando histéricamente y muy molesta. Ella decía: ‘¿Por qué soy tan accesible? ¿Por qué sigo haciendo conciertos en clubes?’. Más tarde, la gente de su círculo más cercano se acercó y comenzaron a insistirle para que tomara algo, era una píldora, yo no lo podía entender. Ella estaba abrumada. Les rogué que la dejaran descansar”.

Tan solo unos días pasaron y Britney, en su peor momento anímico, protagonizó el episodio que la marcó para el resto de su vida: furiosa, arremetió contra el auto de un fotógrafo, golpeándolo con un paraguas. La estrella tocaba fondo.

Spears se convirtió en el blanco perfecto para la prensa. Sus apariciones en público, con salidas nocturnas junto a Paris Hilton y Lindsay Lohan, eran comentadas, analizadas y criticadas constantemente. En tanto sus shows, dejaban a sus fanáticos cada vez más decepcionados.

Los shows de Britney eran cada vez más cuestionados por la crítica y fanáticos. (AP)
Los shows de Britney eran cada vez más cuestionados por la crítica y fanáticos. (AP)

El golpe final lo recibió en enero de 2008, cuando la fotografiaron mientras era retirada de su casa atada a una camilla. Se informó que había tomado anfetaminas recetadas y luego se había encerrado en el baño con su hijo menor Jayden, ya que se negaba a devolvérselo a su exmarido Kevin Federline.

En cuestión de días, un tribunal la consideró no apta para ocuparse de sus propios asuntos, y su padre, recibió el control de su patrimonio y de todos los aspectos de su carrera y vida.

Sean vivió junto a ella durante esos días intensos, trató de contenerla y de ayudarla a lidiar con un entorno que parecía tener un plan claro. “Britney era tan dulce, amable, cariñosa y divertida, y también mucho más inteligente de lo que la gente imagina”, aseguró.

Britney Spears es llevada en camilla hacia una ambulancia en medio de un escándalo con su ex marido. (AP)
Britney Spears es llevada en camilla hacia una ambulancia en medio de un escándalo con su ex marido. (AP)

“Su colapso no se debió a que estuviera loca. Era porque lo que le estaba pasando la estaba volviendo loca. Jamie era conocido como un alcohólico furioso y parecía en gran parte indiferente hacia su hija. La gerencia quería controlar y manipular la energía que la rodeaba. Solo querían dominar esa fuente inagotable de ingresos”.

Poco más de 12 años más tarde Britney lucha por anular la tutela de Jamie y los abusos de su padre comienzan a quedar cada vez más en evidencia. “Cuando ella empezó a tener problemas, él no le tuvo compasión y simplemente no parecía preocuparse por el bienestar de su hija”.

“Tuvo todas las oportunidades para detener lo que le estaba pasando, su descenso a la adicción a las píldoras recetadas, pero no lo hizo. Creo que al cien por cien fue un facilitador “.

"Su colapso no se debió a que ella estuviera loca, querían manipularla y controlarla". (AFP)
“Su colapso no se debió a que ella estuviera loca, querían manipularla y controlarla”. (AFP)

“Hollywood tiene una reputación terrible entre médicos y abogados que trabajan juntos. Eso es lo que mató a Michael Jackson”, continuó Sean. “Creo que Jamie estuvo en contacto y en connivencia con este entorno durante gran parte de lo que sucedió”.

Qué paso con Britney Spears y su padre: todos los detalles de una historia de abuso

El miércoles, Britney dijo a un tribunal de Estados Unidos que quiere que su padre Jamie sea procesado por su presunto “abuso de tutela” en lo que pareciera ser el principio del fin para el infierno que padece hace más de 12 años.

Según explicó Sean el control de Jamie y su entorno de abogados y médicos sobre la cantante comenzó mucho antes de aquel colapso de la joven en la discoteca de Las Vegas. A su vez dejó entrever que se realizó un delicado trabajo de desgaste sobre la joven para quitarle sus libertades.

“Fue una locura. Le quitaron las tarjetas de crédito, su teléfono, ni siquiera le dieron el código de acceso a su propia casa. Todo lo que tenía financieramente, y me refiero a mucho antes de que se decretara la tutela, antes del incidente en que se afeitó la cabeza, lo único que tenía era un trozo de papel con un número de tarjeta de crédito para pagar las cosas.

"Fue una locura, le quitaron las tarjetas de crédito, su teléfono y no tenía el código de acceso a su propia casa" (AP)
“Fue una locura, le quitaron las tarjetas de crédito, su teléfono y no tenía el código de acceso a su propia casa” (AP)

Pero ella en realidad no tenía la tarjeta en sus manos. Era una Amex negra que estaba asignada al negocio de su gerente. Así que nos quedábamos con facturas por cosas que realmente no podríamos pagar”, dijo el hombre que comenzó a trabajar junto Britney en 2006 y rápidamente se convirtió en un asistente de la cantante durante las 24 horas.

Y así vivió en primera persona las consecuencias de los abusos de Jamie y su entorno: “Una vez nos alojamos en el hotel The Standard en Los Ángeles y no pudimos pagarlo al final porque no teníamos medios. Cosas como esta sucedían montones. Britney nunca me habló de dinero. Pero ella me preguntaba, ‘¿Cuánto costó eso?'”.

“Cuando se mudó, unas semanas después me preguntó: ‘Sean, ¿cuánto costaba la casa?’. Ella no lo sabía. No creo que ella conozca su patrimonio neto. Honestamente, no creo que tenga idea de cuánto dinero tiene”.

"Ella no conoce cuánto dinero tiene", aseguró su ex entrenador.(REUTERS)
“Ella no conoce cuánto dinero tiene”, aseguró su ex entrenador.(REUTERS)

“Mientras tanto la gente a su alrededor decía: ‘Pide este jet privado, compra esta casa, ve de compras si quieres’. ¿Y en dónde está el resto del dinero? ¿Está invertido? ¿Está en una cuenta bancaria? En este momento, no creo que ella tenga acceso a saberlo”.

“La convirtieron en una marioneta”

El ex entrenador y asistente de la superestrella aseguró que Britney recibía dos píldoras al día, aunque nunca supo exactamente qué droga era la que recibía: “La verdad es que nunca quise saber”.

A medida que ella perdía capacidades, Sean debía ocuparse de más cosas en el día a día de Britney y así se convirtió en uno de sus aliados más confiables. Es por eso que se anima a afirmar que nunca la vio consumir drogas ilegales.

“Las cosas empezaron a ponerse incómodas cuando mi función se convirtió en un trabajo de 24 horas. Yo era el estilista, era la niñera, era el entrenador, era la seguridad, era el oficial de enlace de los paparazzi, rogándoles que no le tomaran fotos”. Su relación con quienes manejaban a la artista tuvo algunos roces.

"Intentaron imponer ese relato de que era adicta a las drogas, pero era una forma de desacreditarla para tener control sobre su vida".
“Intentaron imponer ese relato de que era adicta a las drogas, pero era una forma de desacreditarla para tener control sobre su vida”.

“Solo me hablaban para decirme: ‘Asegúrate de que se tome esas pastillas’. Y yo les dije: ‘No, no soy médico ni enfermero. No estoy haciendo eso’. En esta etapa, Britney no era la que yo había conocido. Pero nunca noté ningún uso de drogas. Salíamos a clubes y tomábamos un par de cócteles, pero eso era todo”.

“Intentaron imponer este relato de que era adicta a las drogas, pero era una forma de desacreditarla y tener más control sobre su vida”.

Actualmente en otro rubro, el ex entrenador de la ídola ahora trabaja en Vida silvestre y Conservación y se reencontró con Spears hace tres semanas en Hawai cuando coincidieron en sus vacaciones.

"Me encanta que esté avanzando en la dirección correcta", dijo Sean. (EFE)
“Me encanta que esté avanzando en la dirección correcta”, dijo Sean. (EFE)

Asegura que no es la Britney que él conocía y amaba, ya que está hastiada por un caso judicial interminable y enormemente público, aunque asegura estar feliz por ella: “Me encanta que esté avanzando en la dirección correcta, porque he visto morir a demasiadas personas”.

“También estoy muy orgulloso de sus fanáticos por hacer avanzar esto, porque realmente han hecho mucho para llegar a donde está hoy. Creo que en algún momento Britney necesitó orientación, pero la tutela es ridícula. Es simplemente un robo de dinero “.

Más cerca de la libertad tras contratar un nuevo abogado

La Corte Superior de Los Ángeles permitió este miércoles que Britney Spears pueda elegir a su propio abogado, un cambio sustancial en la tutela legal que controla su vida desde hace más de 13 años y a la que la cantante quiere poner fin.

A partir de ahora, Britney estará representada por Mathew Rosengart, un abogado que ha llevado casos de celebridades como Sean Penn y Steven Spielberg y que tendrá como primer objetivo sacar de la tutela a James Spears, padre de la artista.

Mathew Rosengart, el nuevo abogado de Britney. (AP)
Mathew Rosengart, el nuevo abogado de Britney. (AP)

“Nos movilizaremos rápida y agresivamente para su retirada. La pregunta sigue siendo, ¿por qué está involucrado? Debería dimitir voluntariamente porque eso es lo que más le conviene a la tutelada”, afirmó Rosengart a la salida de los juzgados en declaraciones recogidas por la CNN.

El letrado también expresó su voluntad de “analizar de arriba a abajo lo que ha sucedido durante la última década” y apoyó la idea de poner fin a la tutela en un futuro próximo.

Desde 2008, Britney había estado representada por Samuel Ingham, un letrado designado por la corte que recientemente solicitó retirarse después de que su labor quedara en entredicho cuando la cantante dijo que nunca le dejó hablar en contra de la tutela y de unas informaciones del diario The New York Times que calculan que habría ganado más de 3 millones de dólares por este caso.

La decisión de la jueza Penny es un fuerte revés para el padre de la cantante. (EFE)
La decisión de la jueza Penny es un fuerte revés para el padre de la cantante. (EFE)

La decisión, tomada este miércoles por la jueza Brenda Penny, es un fuerte revés para el padre de la cantante y la cotutora Jodi Montgomery, los únicos que permanecen involucrados en la tutela después de que también haya dimitido Bessemer Trust, el fondo que supervisaba el patrimonio de Britney, valorado en 60 millones.

Pero además, el hecho de que Britney pueda contratar a su propio representante pone en entredicho la existencia de la propia tutela legal, un mecanismo reservado para personas gravemente incapacitadas y que se supone que no pueden hacerse cargo de sí mismas.

Así, la decisión de la jueza sienta un precedente en el caso de Britney que podría trasladarse al resto del sistema que ampara este mecanismo legal, en plena controversia gracias a la notoriedad de la cantante.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir