Claves de la dirección y el gerenciamiento de obras complejas y relevantes

admin

06/09/2021

El Estudio del ingeniero civil Guillermo Sambresqui y Profesionales Asociados (GSA) se especializa en el gerenciamiento y dirección de obras. Suma tres décadas de trayectoria, 1,5 millón de metros cuadrados construidos, con 150 mil m2 actualmente en obra. Su plantel está conformado por un equipo permanente de 21 profesionales entre ingenieros y arquitectos.

GSA se encarga de construir las obras firmadas por estudios de primera línea que le confían a la empresa la dirección y el gerenciamiento de obra. MSGSSS, BMA, Baudizzone-Lestard, Estudio Aisenson, Mario Roberto Álvarez, Rafael Viñoly, Blinder-Janches, Esses-Naistat, KWZ, Parysow-Schargrodsky, Turjanski – Sartori y Estudio Abramzon, son algunos de ellos.

En los últimos años, se sumaron grandes desarrolladores como el Grupo Portland con las dos torres Palmera Cañitas, o Carlos Levit con Boschetto Seguí, en Palermo, ambas proyectadas por BMA.

Un caso especial es la ampliación del Recoleta Grand Hotel, para la cual el grupo HCI le adjudicó el gerenciamiento a GSA y, de acuerdo a sus propias normas, la dirección de obra a otro estudio: Ianuzzi Colombo. “Claramente somos competidores en el mercado profesional, pero estamos compartiendo una experiencia enriquecedora juntos”, comenta Sambresqui. 

GSA coordina actualmente 150 mil m2 repartidos en varias obras (Foto: Andrés D'Elia)
GSA coordina actualmente 150 mil m2 repartidos en varias obras (Foto: Andrés D’Elia)

GSA también interactúa con las constructoras Edfan, Overcon, Obras y Sistemas, Roberto Stellino, entre otras, en una tarea que va mucho más allá de la dirección de obra e incluye el gerenciamiento de la construcción.

Ese rol involucra las licitaciones de todas las especialidades, la logística, los insumos y la programación coordinada de todas las partes.

“Es un conjunto de tareas que se desarrollan fuera y dentro de la obra, y que tienen que funcionar armónicamente –explica–. Una vez que la construcción ya está iniciada, además de coordinar los recursos humanos y los contratistas, hay que lograr que los materiales lleguen a la obra en tiempo y forma”.

La tarea involucra las licitaciones de todas las especialidades, la logística, los insumos y la programación coordinada de todas las partes (Foto: Andrés D'Elia)
La tarea involucra las licitaciones de todas las especialidades, la logística, los insumos y la programación coordinada de todas las partes (Foto: Andrés D’Elia)

También es importante saber que las acciones que se toman con el comitente, por ejemplo, la demora de una licitación para conseguir un beneficio económico, tienen implicancias sobre lo que ocurre en la obra”.

La dinámica de trabajo incluye una reunión semanal de coordinación con todos los gremios en la misma obra, más una quincenal de programación con el comitente.

En cuanto a los proveedores de insumos y servicios –que no son menos de 20 por edificio–, GSA tiene un sistema interno de puntaje elaborado por los supervisores y directores de obra para evaluar ítems como cumplimiento, calidad, plazo y capacidad técnica.

Puertas adentro, GSA promueve la capacitación permanente del staff: “Estimulamos a todo aquel que desee realizar cursos que le resulten interesantes y que impliquen un aporte significativo para todos y que luego se compartirán en las reuniones mensuales en obra”, refiere Sambresqui.

Además, se organizan capacitaciones para todo el equipo que brindan habitualmente las empresas proveedoras de materiales de la construcción.

La empresa es pionera en el empleo de anclajes de tracción, un sistema que aporta mayor seguridad en las tareas de submuración.
La empresa es pionera en el empleo de anclajes de tracción, un sistema que aporta mayor seguridad en las tareas de submuración.

El portafolio de obras dirigidas y/o que contaron con el gerenciamiento de GSA abarca a muchos edificios emblemáticos de Buenos Aires y sus alrededores. Varios de ellos constituyeron una bisagra en la trayectoria del estudio.

La primera de ellas fue la del Showcenter Norte (hoy Norcenter Lifestyle Mall), en la década del 90, “Fue la primera vez en que el estudio coordinó a mil personas trabajando en forma simultánea”.

En obras como el Malba o el edificio de la Colección Fortabat, debido a la sofisticación de sus materiales y los detalles de diseño, atípicos en proyectos residenciales, tuvieron que adaptar todos los protocolos y cuidados en la coordinación de las tareas.

Park 10 Buenavista, proyecto del Estudio Urgell Penedo Urgell y construcción a cargo de Obras & Sistemas.
Park 10 Buenavista, proyecto del Estudio Urgell Penedo Urgell y construcción a cargo de Obras & Sistemas.

“Por ejemplo para el techo vidriado del gran hall del Malba, que se fabricó en Chile, viajamos cada dos semanas a Santiago para chequear cómo progresaba”, recuerda. Menciona también la sede de La Caja de Ahorro y Seguro, proyectada por Turjanski-Sartori, que ocupa una manzana entera en Chacarita.

Allí el desafío consistió en dirigir una obra que se iba construyendo mientras se definía el proyecto de acuerdo al nuevo organigrama de esa empresa recién privatizada.

Cabe destacar también el emprendimiento de las Torres Mirabilia, proyecto del Estudio Esses Naistat – ACF en el corredor de la Av. Juan B. Justo en Palermo. Dos torres de viviendas de 45 pisos construidas en forma simultánea, con 9.000 m2 de parque y gran cantidad de amenities.

Park Cid. Unidades de 1 y 2 ambientes y amenities en el barrio de Caballito.
Park Cid. Unidades de 1 y 2 ambientes y amenities en el barrio de Caballito.

Otro caso especialísimo fue la torre Vista Botánico, desarrollada por Boston Andes Capital, proyectada por Parysow-Schargrodsky y en la que GSA hoy tiene su sede. Esta obra que incluye cinco subsuelos de cocheras, un supermercado y una torre de viviendas de 34 pisos, se construyó en un terreno entre medianeras flanqueado por edificios existentes de mediana altura.

La excavación y submuración obligaban a realizar anclajes activos provisorios que se retiraban una vez finalizada la obra y que no contaban a esa fecha con una regulación municipal que los permitiera.

Park Cid. El edificio residencial posee 62 metros lineales de fachada.
Park Cid. El edificio residencial posee 62 metros lineales de fachada.

Justamente, “a raíz de este caso se sancionó en 2013 la Ley N° 4.580 (o “de anclajes”) de la CABA, que reglamenta en forma definitiva este procedimiento”, cuenta el ingeniero. Esta normativa se aplicó en edificios residenciales ejecutados posteriormente como el Liberty Belgrano, en Ciudad de la Paz y Mendoza, desarrollada por Macom con proyecto arquitectónico del Estudio Aisenson.

El Movistar Arena, en Villa Crespo, proyectado por el Estudio Minond también marcó un hito. La obra fue realizada sobre un estadio que se había empezado a construir para otra finalidad, en la que llegaron a trabajar 700 personas simultáneamente.

Movistar Arena. La obra en la que llegaron a trabajar 700 personas simultáneamente fue terminada antes de lo previsto, aún respetando horarios limitados de trabajo para evitar molestias a vecinos.
Movistar Arena. La obra en la que llegaron a trabajar 700 personas simultáneamente fue terminada antes de lo previsto, aún respetando horarios limitados de trabajo para evitar molestias a vecinos.

“Hubo que imaginar e inventar procedimientos constructivos y resolver cientos de detalles totalmente nuevos ya que no había experiencia en obras similares”, apunta Sambresqui. Por ejemplo, adaptar una cinta transportadora para subir las 15 mil butacas desde el piso a su posición definitiva.

También tuvieron que demoler un sector de la tribuna que encontraron ya terminada para que pudieran entrar las grúas que montaron el techo del estadio que se había fabricado en San Sebastián, España.

Vista Belgrano. Sobre la calle Ciudad de la Paz al 2300, semitorre residencial de 17 pisos y dos subsuelos.
Vista Belgrano. Sobre la calle Ciudad de la Paz al 2300, semitorre residencial de 17 pisos y dos subsuelos.

“Toda la logística se iba definiendo en el sitio a medida que se iba construyendo. Nos reunimos con el equipo de Dirección de obra todos los días a las seis y media de la mañana, ya que era el único momento para recorrerla con tranquilidad y tomar las decisiones que se implementarían durante el día”.

Al final, el resultado compensó todos los esfuerzos. “Lo terminamos e inauguramos el 1° de noviembre de 2019, antes del plazo final estipulado, incluso cuando debimos comprometernos a no trabajar de noche por respeto a los vecinos”, cuenta Sambresqui.

Boschetto Seguí. Edificio residencial proyectado por el estudio BMA. Son 18 pisos, 42 departamentos y tres subsuelos de cocheras.
Boschetto Seguí. Edificio residencial proyectado por el estudio BMA. Son 18 pisos, 42 departamentos y tres subsuelos de cocheras.

Con lo cual, se pudieron llevar a cabo varios espectáculos que, de haberse terminado en el plazo original de fines de febrero de 2020, la situación sanitaria no lo hubiese permitido. En esta obra, GSA fue auditada satisfactoriamente por Aecom, una firma global de ingeniería especializada en estadios deportivos con oficinas en Estados Unidos y Alemania.

Edificio Vista Botánico.
Edificio Vista Botánico.

Comunidad de trabajo

El Estudio GSA está organizado según un esquema piramidal: “En la base están Directores de obra residentes afectados a cada proyecto; por encima de ellos están los supervisores, profesionales con mucha experiencia que tienen más de una década en el Estudio y que tienen a cargo tres o cuatro obras cada uno; y yo como cabeza del Estudio”, explica Guillermo Sambresqui, su titular.

Además, hay un especialista que se encarga de todo lo relacionado con la resolución de conflictos que pueden surgir en una obra.

Staff de GSA.
Staff de GSA.

“Nos proponemos destacar el pensamiento asertivo y el armado de equipos de trabajo, favoreciendo una comunicación fluida y la capacitación permanente. Intentamos tener una organización en la que cada uno se sienta parte, tomando en cuenta la diversidad desde el punto de vista personal, intelectual y cognitivo para desarrollar el potencial de cada integrante del equipo“, agrega.

En cada una de las obras se organiza una oficina técnica con un Director de obra Residente a cargo, y periódicamente se celebran reuniones de todo el equipo en las cuales se comparten experiencias, problemas y soluciones.

BGM

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir