Clickbait, la serie que gana en el boca a boca, pero el sabor que deja es fugaz

admin

19/09/2021

Es la serie del boca a boca. Está en la misma dimensión del desembarco de La casa de papel, ficción española que ya no es lo que era, ni en contenido ni en fenómeno popular. Ahora, la niña mimada de Netflix a nivel mundial -porque, en la Argentina, El Reino sigue instalada como fenómeno de audiencias y debate- es Clickbait, un drama que coquetea con el thriller y resulta más adictiva que buena.

Es buena. Punto. No es poco en tiempos de avalancha de producciones que buscan hacer más llevadero esta era pandémica. Pero, a veces, la estridencia de las cifras de rating (está en el podio de la plataforma) disimula el peso específico del contenido.

Una de sus mayores virtudes está en el planteo del cruce del múltiples puntos de vista: una misma escena mostrada a través de diferentes miradas. Entonces pareciera que viéramos siempre algo distinto sobre el mismo instante, aunque, consumidos los ocho episodios, la conclusión apunta al peligro del replay. Sin embargo, en el devenir del relato, hay un imán que invita a seguir mirando.

La hermana y la esposa de Nick, dos que creen conocer muy bien al hombre desaparecido.
La hermana y la esposa de Nick, dos que creen conocer muy bien al hombre desaparecido.

Y ese imán, bien cuidado por la dupla creativa que forman Christian White y Tony Ayres, va soltando en cada episodio pequeñas dosis con sabor a misterio, a suspenso, a secreto revelado, a matices de personalidades que sacan ases de la manga a cuento de todo (casi rozando el exceso). Y se arma así un hilván de informaciones que dan la sensación de rompecabezas incompleto.

A la espera de esa última pieza es que más de uno se queda atornillado frente a la pantalla.

El otro pilar pasa por el paño base sobre el que se va articulando el rompecabezas protagonizado por Adrian Grenier como Nick Brewer, el personaje central que está, pero no sabemos dónde: y esa base es la tecnología que se linkea con el título de la serie (clickbait es un recurso para sumar tráfico en la web).

La trama se presenta como una pintura familiar, en la que Pia (Zoe Kazan) no asoma como la más dócil ni complaciente del tejido vincular. Su hermano, Nick, se antoja como el conciliador, el empleado del mes, conceptualmente hablando.

Mientras se intenta saber qué pasó con Nick, vamos conociendo el lado B del protagonista.
Mientras se intenta saber qué pasó con Nick, vamos conociendo el lado B del protagonista.

Después de un puñado de escenas, Nick desparece del Whatsapp, de su casa, de todos los rincones que solía frecuentar y aparece en un video, diezmado, asumiéndose como un abusador de mujeres. Poco creíble para su esposa, Sophie (Betty Gabriel), sus hijos y para Pía, la que, se supone, es quien más lo conoce.

Luego, se lo ve con otro cartel que anuncia que “a los 5 millones de vistas, moriré”. El tiempo apremia. Y, cada visualización, en vez de sumar resta.

De ahí en más, mientras los guionistas nos hacen creer que se intenta saber qué pasó, con un investigador (Phoenix Raei) como nexo entre la Policía y la familia, lo que en realidad vemos es un quién es quién, con sus palabras y sus silencios, sus traiciones, sus escasas lealtades y sus particulares puntos de vista.

El secuestro en cuestión pasa a un segundo plano casi sin darnos cuenta. Como casi sin darnos cuenta, también, la devoramos de un bocado. No es paladares exquisitos, pero Clickbait se digiere fácil.

Ficha

Drama y thriller Protagonistas: Adrian Grenier, Zoe Kazan y Betty Gabriel Creadores: Tony Ayres y Christian White Emisión: Ocho episodios en Netflix.

Lo leiste en FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir