Colesterol bueno: ¿la cantidad es lo único que importa?

admin

12/04/2021

La medición del colesterol es uno de los parámetros que suelen incluir los análisis de rutina. Se evalúa el total, el “bueno” (HDL) y el “malo” (LDL). El deseo es tener todo dentro de los valores de referencia, debido a que el colesterol es uno de los indicadores que ofrece pistas sobre la salud cardiovascular. ¿Pero sólo importan los niveles?

Según un nuevo estudio, el colesterol bueno, puede aportar más información en ese sentido, independientemente del valor hallado en el análisis.

Es que probar qué tan bien las partículas de HDL reducen la inflamación puede ayudar a predecir quién tiene un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular causada por el estrechamiento de las arterias (ateroesclerosis), según una investigación publicada en la revista Circulation, de la Asociación Americana del Corazón (AHA).

La aterosclerosis se considera una inflamación local crónica que conduce a la formación de placas en los vasos sanguíneos y que, si no se trata, puede provocar enfermedad cardiovascular, la causa de muerte más frecuente en todo el mundo, Argentina incluida.

El colesterol bueno, que se transporta en las HDL (lipoproteínas de alta densidad), juega un papel clave en la prevención de la ateroesclerosis.

Por eso investigadores del Instituto Karolinska, de Suecia, concluyeron a partir de una investigación que las propiedades antinflamatorias de las HDL podrían ser un biomarcador aún mejor para futuros eventos cardiovasculares.

La formación de placas en las arterias eleva el riesgo cardiovascular. Foto Shutterstock.
La formación de placas en las arterias eleva el riesgo cardiovascular. Foto Shutterstock.

Más que una cuestión de valores

Si bien la evaluación de los niveles de HDL ya es una parte estándar de las fórmulas que se utilizan para predecir el riesgo cardiovascular, ellos afirman que una nueva prueba de la función antinflamatoria del colesterol bueno parece proporcionar información adicional que es independiente de la cantidad de HDL.

“Las HDL son partículas muy complejas con funciones anti-ateroscleróticas que no se reflejan al medir solo la cantidad de colesterol“, dijo el autor principal del estudio, Uwe JF Tietge, profesor y jefe de la división de química clínica en Karolinska.

Y añadió: “La aterosclerosis subyacente a la enfermedad cardiovascular se reconoce cada vez más como una enfermedad con un fuerte componente inflamatorio, y una función biológica central de las HDL es disminuir la inflamación”.

Este estudio es el primero en probar si una mejor función antiinflamatoria de las partículas de HDL protege contra ataques cardíacos y otros eventos graves relacionados con el corazón.

El estudio

La investigación incluyó a 680 adultos sanos (edad promedio de 59 años, 70% hombres) que vivían en los Países Bajos y que formaron parte de un gran estudio de población que comenzó en 1997. Todos estaban sanos al momento de la inscripción.

Los investigadores identificaron a los pacientes que durante los 10,5 años que duró el seguimiento habían tenido un primer evento cardiovascular.

Así, las partículas de HDL se analizaron en 340 personas que experimentaron un primer ataque cardíaco fatal o no fatal, fueron diagnosticadas con problemas cardíacos causados ​​por arterias cardíacas estrechadas (enfermedad cardíaca isquémica) o que requirieron un procedimiento para abrir arterias coronarias obstruidas.

Los resultados de esos participantes fueron comparados con un grupo de control de 340 personas de la misma edad, sexo, tabaquismo y niveles de colesterol HDL que no presentaron eventos cardiovasculares durante el seguimiento.

Una dieta saludable es clave para mantener el valores normales el colesterol. Foto Shutterstock.
Una dieta saludable es clave para mantener el valores normales el colesterol. Foto Shutterstock.

Hallazgos

El equipo del Instituto Karolinska halló que la capacidad antinflamatoria de las HDL fue significativamente mayor en las personas que se mantuvieron sanas (31,6%) que en las que experimentaron un evento cardiovascular (27%).

Además, que la asociación de la capacidad antinflamatoria con eventos cardiovasculares fue independiente de los biomarcadores establecidos de niveles de colesterol HDL y proteína C reactiva, y también fue independiente de la capacidad de salida del colesterol.

Que por cada aumento del 22% en la capacidad de las partículas de HDL para suprimir la inflamación en las células endoteliales, los participantes tenían un 23% menos de probabilidades de tener un evento cardiovascular durante la próxima década.

Y que la cantidad de protección frente al aumento de la capacidad antinflamatoria de las HDL fue mayor en mujeres que en hombres.

Asimismo, la predicción del riesgo se mejoró agregando la capacidad antinflamatoria de las HDL al puntaje de riesgo o reemplazando los niveles de colesterol HDL con esta nueva medida de la función de las HDL.

Ejercicio, otro de los pilares de la salud cardiovascular. Foto Shutterstock.
Ejercicio, otro de los pilares de la salud cardiovascular. Foto Shutterstock.

“Herramienta novedosa”

“Mediante el uso de una herramienta de investigación novedosa, nuestros resultados brindan un fuerte apoyo al concepto de que la acumulación de placa en las arterias tiene un componente inflamatorio y que las propiedades biológicas de las partículas de HDL tienen relevancia clínica para la predicción del riesgo de enfermedad cardiovascular”, subrayó Tietge.

Limitaciones

Aunque los resultados plantean posibilidades interesantes para mejorar la detección, los resultados deben confirmarse en diferentes poblaciones.

Además, primero se debería desarrollar una prueba más simple y, con suerte, automatizada para la capacidad antinflamatoria, aclararon los investigadores sobre las limitaciones de los hallazgos.

“Nuestros resultados demuestran que la capacidad antinflamatoria o los ensayos que analizan la función de las HDL en general tienen el potencial de proporcionar información clínicamente relevante más allá de medidas estáticas de colesterol HDL que se utilizan actualmente “, subrayó el autor principal del trabajo.

Y concluyó que los hallazgos también plantean la posibilidad de que se puedan desarrollar y utilizar medicamentos para mejorar la capacidad antinflamatoria de las HDL para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta