Cómo fue el siniestro plan de dos viudas negras para matar a un jubilado en Núñez

admin

19/05/2021

Las dos sospechosas por el crimen de Adrián Muñoz (74), el jubilado que fue asesinado en su departamento de Núñez, fueron detenidas en La Matanza.

Además de matar de 22 puñaladas al tenista que jugaba en la categoría veteranos del club River Plate, robaron dinero y elementos de valor que encontraron en su casa.

Los investigadores sospechan que Rocío Vera Cabrera (20) fingió tener interés en la víctima sólo para aprovecharse de él. Después lo asesinó, junto a una cómplice, Ariana Belén Domínguez (20).

Este martes, la Policía detectó a Vera Cabrera en un Uber sobre la ruta 3, a la altura del kilómetro 32, en González Catán. “Soy yo‘”, dijo apenas el comisario Javier Martínez la interceptó.

Rocío Vera Cabrera (20), de bufanda rosa, y Ariana Belén Domínguez (20). Las dos están detenidas por el crimen de Adrián Muñoz (74) en Núñez.
Rocío Vera Cabrera (20), de bufanda rosa, y Ariana Belén Domínguez (20). Las dos están detenidas por el crimen de Adrián Muñoz (74) en Núñez.

La mujer, una migrante que llegó de Paraguay y se instaló en Isidro Casanova, pasó la noche en un destacamento del barrio San Alberto y será indagada por Alberto Baños, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 38.

Dos días antes, su cómplice, Ariana Belén Domínguez (20), también había sido capturada en Isidro Casanova.

Todavía no está claro qué pasó esa noche en el departamento de Ciudad de La Paz al 3300, pero según el resultado de las primeras pericias y el cotejo tras las detenciones, “las huellas levantadas adentro del departamento son de ellas“.

Con lo recolectado hasta el momento, apuntan a que las dos viudas negras “ejercían la prostitución o simulaban atracción con sus víctimas con la intención de robarles cuando se presentara la oportunidad”, confiaron fuentes judiciales consultadas por Clarín.

Esa hipótesis coincide con la información aportada por el entorno de Adrián Muñoz, que había enviado fotos de Vera Cabrera a su hermano y a tres amigos para presentárselas.

Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y era jugador de tenis.
Adrián Enrique Muñoz tenía 74 años y era jugador de tenis.

Las imágenes fueron comparadas con las que había tomado la cámara de seguridad de un comercio vecino. Se trata de un kiosco al que las agresoras habían ido a comprar, no sólo el día del crimen, sino en otra visita, una semana antes. 

El hombre se había mudado a ese departamento para estar más cerca de River Plate, donde se dedicó de lleno a competir en la categoría de veteranos del club tras el fallecimiento de su esposa.

A pesar de estar jubilado, trabajaba haciendo repartos con su hijo y había comenzado un emprendimiento para vender quesos durante la pandemia.

Hace unos cuatro meses, reconocieron en su entorno, había empezado a vincularse con Ariana Vera Cabrera. A diferencia de la información que circuló durante las primeras horas de la investigación, Muñoz no usaba aplicaciones de citas y no tenía manejo cotidiano de redes sociales, por eso sospechan que la conoció a través de personas en común.

Su familia sabía de la “relación”, pero nunca pensaron que pudiera estar en peligro, menos en un desenlace fatal.

La víctima veía ocasionalmente a Vera Cabrera, pagaba las compras en el supermercado para que la joven -que tiene hijos pequeños- llevara a su casa de Isidro Casanova. Incluso -especulan- podría haber recibido ayuda económica o regalos de parte de Muñoz, sin que sospechara que todo se trataba de un engaño.

La investigación estuvo en manos de la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE) de la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja (Ufecri), la Policía de la Ciudad y la comisaría 6ta. de Isidro Casanova, que maneja Martínez.

Si bien ninguna de las detenidas tenía antecedentes penales registrados, sospechan que podría tratarse de una metodología repetida con otras víctimas.

Lo que no está claro es por qué decidieron matarlo entre la noche del lunes 10 de mayo y la madrugada del martes. Sobre todo por la brutalidad del ataque: en la autopsia contabilizaron 22 cortes y puñaladas. A la víctima, además, le dejaron dos cuchillos clavados en la espalda.

Las detenidas quedaron filmadas saliendo del departamento con una bolsa negra en la que habrían escondido elementos de valor que habían robado de la casa de Núñez, además de una suma de dinero cuya cifra no trascendió.

Recién ahora empieza el duelo por mi papá“, dijo su hija Fernanda, con alivio, tras conocer las detenciones. 

El caso

Adrián Muñoz ocupaba el séptimo lugar en la categoría +70 del ranking de la Asociación Argentina de Tenis (AAT). Lo vieron por última vez el lunes 1° de mayo alrededor de las 19.30. Sus hijos intentaron ubicarlo en los lugares que frecuentaba porque no respondía el teléfono.

Al día siguiente, las dos mujeres con las que había ingresado al edificio quedaron filmadas saliendo con una bolsa en la mano.

El jubilado vivía en el departamento 2° “A” de Ciudad de la Paz 3397, en Núñez y el miércoles su hija Fernanda, de 51 años, lo encontró sin vida en su dormitorio y con dos cuchillos clavados en la espalda. Los habían tomado de su cocina y lo usaron para asesinarlo.

El crimen ocurrió en este edificio de Ciudad de La Paz al 3300. Foto: Luciano Thieberger.
El crimen ocurrió en este edificio de Ciudad de La Paz al 3300. Foto: Luciano Thieberger.

Según corroboró la autopsia, murió desangrado por los cortes y las puñaladas.

Las mujeres están acusadas de homicidio agravado y robo agravado.

EMJ

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir