Cómo llegó Jey Mammón a ser el nuevo rey de América, que ocupa el trono de la medianoche

admin

11/02/2021

Hasta no hace tanto, Jey Mammón hablaba con su terapeuta sobre la envidia de que Estelita tuviera un programa de televisión propio y él no. Como si su alter ego hubiera cobrado vida propia. Hoy admite que el personaje inspirado en una suerte de fusión entre Susana Giménez y Mirtha Legrand fue la puerta de entrada a su primera conducción en aire.

Los Mammones, el nuevo late night show de América, parece haber llegado para quedarse, a fuerza de buenos números de rating: promedia entre 2,5 y 3 puntos, y durante muchos días fue lo más visto del canal. El ciclo se plantó para ofrecer un espacio de humor, música y entrevistas sin morbo, un combo que funciona como una bocanada de aire fresco en esta realidad pandémica.

“Estoy contento. Me parece que la semana pasada hicimos el número más alto. Pero más allá de centrarse en el rating y en la alegría de medir, lo que estamos haciendo nos divierte, lo disfrutamos”, dice Jey, en diálogo con Clarín. “Yo la paso bien, agradezco poder tener ese espacio de juego. Porque es como si me hubiesen dado un lindo auto y me digan: ‘Es tuyo, dale’”, agrega.

Jey Mammón conduce "Los Mammones", el nuevo late night de América que parece haber llegado para quedarse (Foto: Mario Quinteros).
Jey Mammón conduce “Los Mammones”, el nuevo late night de América que parece haber llegado para quedarse (Foto: Mario Quinteros).

Nacido como Juan Martín Rago hace 44 años, Jey asegura estar haciendo el programa que siempre soñó hacer, luego de un 2020 muy productivo a nivel laboral -pasó por el Cantando, participó de Polémica en el bar, e hizo Estelita en casa-, pero que terminó con dolor: la muerte de su padre.

“Están tan contrarrestados los sentimientos, que es muy raro, no te lo podría describir. Por un lado lo de mi papá, me tocó despedirlo en un contexto espantoso. Por el otro lado, estar haciendo lo que siempre quise hacer y, encima, que tenga resultados positivos, más la radio (debutó en Metro 95.1 hace unas semanas)… Incluso sentir como que estás, no sólo en un gran momento, sino quizás en la mejor instancia”.

-¿En qué sentido?

-En que estoy haciendo un programa que siempre soñé hacer, que encima le gusta a la gente y le va bien. Son pasos que uno va dando. Así como en su momento decidí ir al canal 702 en vez de ir a América, estando un tanto verde, miro para atrás y celebro el presente a full.

Mammón no le escapa a ningún tema: habla de cómo se cocinó y de dónde se inspiró para llevar adelante el late night; de sus comienzos: en el teatro callejero a la gorra y en el cable con Santiago del Moro; y de su pasado religioso como catequista y organista de las misas que televisaba el viejo ATC.

Jey Mammón asegura que "Estelita" fue la puerta de entrada a la conducción de "Los Mammones".
Jey Mammón asegura que “Estelita” fue la puerta de entrada a la conducción de “Los Mammones”.

-¿Qué te parece que pega de Los Mammones como para medir tan bien en un horario de medianoche?

-Para mí, el yeite es que se agradece un espacio distinto que no transita lo que nos está pasando. Es súper válido y está bien que estemos informados. Pero hay gente que la está pasando muy mal y está necesitando un espacio para distender. Creo que todos nos divertimos: Silvina (Escudero), (Gabriel) Schultz, los técnicos. Si nosotros la pasamos bien, me da la sensación de que esa energía se recibe en la casa. Al no haber tantos espectáculos, ver al artista cantar en vivo, que se equivoquen, que desafinen, que se olviden la letra… está buenísimo.

-El formato late night, que mezcla la entrevista, con el humor y la música, ¿es lo que terminó de convencerte a la hora de apostar por la conducción?

-En algún punto, si bien yo no lo busqué, lo deseaba. Tener un espacio donde la música esté presente, donde pueda apelar al actor, al conductor, al que entrevista. No pensar que hago todo bien, pero sí jugar a la versatilidad, porque me divierte. Cuando vi que el formato y la idea eran casi como un lugar hecho a mi medida, ya lo había aceptado.

Jey Mammon. El actor y músico, ahora con programa propio: "Los Mammones", por América.
Jey Mammon. El actor y músico, ahora con programa propio: “Los Mammones”, por América.

-¿Creés que hacía falta un late night en la tele de aire argentina?

-No sé si estaba haciendo falta. Es un espacio en el que en vez de irte a dormir contando los muertos del día, que es tremendo y que está bien que tengamos el dato, te vas a dormir con una sonrisa y liberando tensiones. Después está el concepto de late night, que traducido es: ‘Un programa tarde’. Pero me parece que difiere del formato yanqui. Para hacer este programa lo vi mucho a (Jorge) Ginzburg. Me parece que hay una cosa medio argenta.

-¿Pensás que tiene más de Ginzburg que de Jimmy Fallon?

-Mirá, lo vi más a (James) Corden que a Fallon. Sólo porque me gusta lo que hace, no para incorporar. No me gusta tampoco la cosa chorizo cien por cien. La idea fue hacer lo que podíamos hacer nosotros. Pero si me preguntás por dónde ir… me encanta Corden.

-Contame un poco de la cocina del programa. ¿Fue una idea tuya? ¿Te convocaron?

-La verdad, fue mágico. Si bien intercambiamos ideas y opiniones, la propuesta fue: ‘¿Qué te parece si hacemos un programa de medianoche donde Jey tenga un monólogo, pueda entrevistar, pueda pelar el músico?’. Yo también me la pasé mirando a (Raúl) Portal. Los miré para iluminarme. Después cada uno le pone la impronta que tiene.

"Siento que cada paso que di, lo hice esperando construir mi momento", dice Mammón (Foto: Mario Quinteros).
“Siento que cada paso que di, lo hice esperando construir mi momento”, dice Mammón (Foto: Mario Quinteros).

-¿Pensás que llegó en el momento justo de tu carrera para hacerlo? Porque con tus entrevistados generás una confianza propia de un tipo que el medio ya conoce.

-Bueno, yo tengo algo que, lejos de ser una estrategia, tiene que ver con mi personalidad. Yo empecé en la tele en un canal de cable acompañando a Santiago del Moro; yo estaba en off y él conducía. Y, en un momento, lo llaman para hacer Infama y Santi me quiso llevar. La verdad es que me asusté. Preferí quedarme en el canal de cable haciendo un programa propio, poner mi cara. Entonces siento que cada paso que di lo hice esperando construir mi momento, generarme seguridad.

-Entonces, ¿era éste el momento para los Mammones?

-Llegó en un momento en el que siento que estaba listo. Tuve experimentos de conducción: en radio seguro, y en tele cosas chiquitas. Sin embargo, esto es exposición total. Y siento que llegué preparado, confiado.

-Venís consiguiendo figuras fuertes y difíciles como invitados. ¿Cuánto te involucrás en esa gestión?

-A mí me quedó algo de hacerme el espectáculo a la gorra, donde ocupaba muchos roles, como por ejemplo producir. Ese vicio de que cuando no tenés nada vas a salir a buscar, te ponés a la par. Los productores laburan a full y consiguen invitados hermosos. Pero de repente a veces hay que cargarse… el otro día le mandé un mensaje a (Martín) Bossi y me dijo que él es igual. Me quedó el síndrome Iúdica.

Jey asegura que se pone a la par del equipo de producción, un vicio que le quedó de sus inicios en el teatro a la gorra (Foto: Mario Quinteros).
Jey asegura que se pone a la par del equipo de producción, un vicio que le quedó de sus inicios en el teatro a la gorra (Foto: Mario Quinteros).

-Estelita es un alter ego que te viene acompañando hace años. ¿Todavía te divierte el personaje? ¿Pensás que puede convertirse en esa canción que los músicos odian que le sigan pidiendo?

-No, primero porque tengo un problemón, y es que hablo de ella en tercera persona. Siento que tiene vida propia, aunque no esté al aire. Tengo ese delirio en la cabeza. No te voy a negar que la llevé a terapia: ‘Estelita tiene un programa de televisión y yo no’. Y la terapeuta me tuvo que explicar algo bastante lógico: ‘Estelita sos vos, no sé si sabías’. Ahora juego con la pelea entre los dos. Últimamente no está quedando espacio para Estelita en Los Mammones. Pero no me aburre. Al contrario, me encanta. Yo le debo a Estelita que fue la puerta de entrada a esto.

-¿De dónde se inspira Estelita? ¿Es como una mezcla de Susana y Mirtha?

-Es eso mismo, porque es aspiracional. El problema de Estelita es que cree que es como Susana o Mirtha. Estelita nace como un personaje que llamaba a Susana cuando yo hacía un programa de radio por Internet. Y Susana pegó buena onda con ella. De hecho, se enteró que era yo en alguna producción de personajes de fin de año de la revista Gente. Pero, sí, está inspirada en esa cosa inimputable que te da la diva, que puede preguntar cualquier cosa y nadie la puede juzgar por eso.

-¿Pensás que el conductor le puede ganar al actor, al músico, al humorista?

-No lo creo. Más allá de que lo haga bien o mal. Yo soy muy movedizo. No puedo estar haciendo lo mismo. Igual acá encontré un lugar que ojalá dure mucho tiempo. Pero en algún momento voy a querer sacar un disco y salir a tocar, no sé. Ya me conozco. No le va a ganar ninguno a otro porque me aburro de mí.

El actor, comediante y músico recordó su pasado como catequista y organista de misas televisadas (Foto: Mario Quinteros).
El actor, comediante y músico recordó su pasado como catequista y organista de misas televisadas (Foto: Mario Quinteros).

-¿Es cierto que a fines de los ’90 tocabas el órgano en las misas que televisaba el viejo ATC?

-Sí, tocaba el órgano en las misas de Canal 7. Yo tengo un pasado religioso como catequista. En ese momento se hacía desde la parroquia donde yo iba, y el cura tenía un cargo en los medios, creo.

-¿Qué quedó de ese pasado católico?

-Quedó el confesionario, porque Estelita es un poco eso. Esa cosa de jingle también: las canciones que hago parecen un paquete de jingles, porque son las canciones de misa las que te traen eso. Son canciones que las recordás y las llevás a todos lados. Bueno, también quedó el músico que estaba ahí tocando el órgano. Y creo que el catequista, o el docente en general, juega un poco al conductor.

-¿Y sobrevive algo de lo espiritual?

-Sí. No lo que tiene que ver con lo institucional. Y tampoco con darle un nombre a las cosas. No quiero tener la soberbia de decir cómo son las cosas que desconozco. Sí creo que hay algo más allá: lo percibo, lo vibro, lo veo todo el tiempo. Entonces creo que lo espiritual está presente. En algún momento fui agnóstico. No sé, me lo planteo como un ignorante y digo: ‘¿Qué será lo que hay?’.

Mirá también

Lo leiste en FMVoz

Pidiéndole disculpas a Britney Spears

Pidiéndole disculpas a Britney Spears

“Britney no es tu esclava”, vienen escribiendo los fans de Britney Spears en sus carteles enfrente de las cortes en Los Ángeles, manifestándose en contra de que el padre de la cantante sea desde 2008 el guardián de sus bienes, manejándole sus negocios. Lo vienen...

Reabren los cines, pero les siguen pegando duro

Reabren los cines, pero les siguen pegando duro

Una de cal y una de arena. Ahora que sabemos que los cines reabren, después de once meses, entre el miércoles 3 y el jueves 4 de marzo, noticias que llegan desde Hollywood nos recuerdan que los golpes a ver cine en el cine siguen uno detrás de otro. Paramount Pictures...

Emma Watson se retira temporalmente de la actuación

Emma Watson se retira temporalmente de la actuación

Después de interpretar a Greta Gerwing en la película Mujercitas, la actriz Emma Watson decidió dar un paso a un costado en su carrera profesional para centrarse en su vida personal. Según informó el medio británico The Daily Mail la “etapa de hibernación” ya comenzó....

Con qué películas reabren los cines

Con qué películas reabren los cines

Una vez que se difundió la noticia de que, tras once meses, los cines volvían a reabrir en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires, la pregunta del millón no era ya la fecha (3 o 4 de marzo, depende de los complejos) sino con qué películas. Y ya...

0 Comments

Dejá una respuesta