Como un TikTok sobre nuestras cabezas

admin

21/07/2021

Como si no alcanzara con los Youtubers recomendando casi todo, ahora importantes museos se subieron a TikTok. Para acercarse a los jóvenes explican. Y claro.

Entonces las estatuas bailan, se muestran formas de retratar caballos o se indaga en la mancha que un personaje tiene en la cara. Todo a máxima velocidad, por supuesto. No queda otra que correr en TikTok, donde hasta ahora los videos podían durar 1 minuto pero desde este mes -¡nos aburguesamos!- pueden llegar a 3. Noventa segundos para mostrar arte.

“Sabemos, por los tickets de ingreso, que con nuestra llegada a TikTok aumentó un 134 por ciento la visita de menores de 25 años al museo. Son números grandes”, cuenta Alejandra Micheli, la argentina que maneja la cuenta de la Galería Ufizzi, de Florencia, en esta red.

Cuando pasa por el molde de TikTok, el museo tiene la forma y el mensaje de esta red: rápido, corto, seducir, suscribir

Y ahí hay un punto: el objetivo no serían los videítos mismos sino que después lleguen al lugar, al museo real. Donde no se encontraran con velocidad y guiños sino con silencio, algunos conocimientos formales, un enorme espacio para caminar y pensar en uno mismo y en el mundo sin apuro. Algo parecido a lo que pasa cuando nos tiramos a mirar las estrellas.

A nada de esto entrena TikTok y basta entrar para verlo: cuando pasa por el molde de TikTok, el museo tiene la forma y el mensaje de esta red: rápido, corto, seducir, suscribir.

¿Qué estamos viendo?

Es conmovedor el intento del Museo del Prado, por ejemplo, para interesar a los jóvenes usuarios en el “lunar misterioso” de un personaje pintado. “¿Alguna vez te has imaginado qué significa este elemento negro que tiene en la cara..?” arranca, intenso. Pero tiene que aclarar que quien lo tiene es “María Josefa de Borbón, de la familia de Carlos IV”. Choque de mundos.

Ni que hablar del video en que un actor personifica a los museos del Louvre, del Prado, Hermitage y Británico, todo en tono cómico y para acusarse mutuamente de tener obras robadas (y van a coincidir en que el maestro es el Británico). Livianito. Quizás funcione como un “¿che, sabés que los grandes museos tienen obras robadas?”. Y a otra cosa.

Cuando, en 1964, Marshall McLuhan dijo que “el medio es el mensaje” adelantaba, de alguna manera, cómo pensar esto. Si el cine, con sus posibilidades de compaginación, extendió la posibilidad de ver la realidad de manera no lineal, ¿qué arte y qué mundo estamos viendo en TikTok?

PK

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir