Contra el acoso: las remiseras que solo llevan mujeres

admin

20/02/2021

“Te espero despierta”, “Avisame cuando llegas”, “Pasame tu ubicación”. Desde hace tiempo, estos pedidos crecen entre las mujeres que utilizan remises, taxis o aplicaciones móviles como Uber o Cabify. Es que la inseguridad que provoca subirse al auto de un desconocido es cada vez mayor, y entre ellas buscan la forma de protegerse.

El problema -el de no poder viajar solas en un remís sin sentir temor- generó la tendencia, y así empezaron a surgir los servicios de remises manejados por mujeres y exclusivos para pasajeras.

Jorgelina: “Lo hago por la seguridad de las pasajeras y la mía”

En Almirante Brown, una vecina propone su propia alternativa: lanzó un servicio de remis exclusivo para público femenino. Jorgelina Liersch tiene 29 años, vive en Rafael Calzada y desde hace dos meses se dedica al traslado exclusivamente de mujeres. “Decidí hacerlo por un tema de seguridad. Mi seguridad, y la de las mujeres en general”, dice.

Al igual que muchas personas, la cuarentena por coronavirus significó un momento de crisis en la vida de Jorgelina. La joven se quedó sin trabajo a comienzos del año pasado y debió ingeniárselas para poder seguir adelante. Al comienzo, junto a su socia y amiga Tamara Oliva, abrió “Terca y Torpes”, una panadería ubicada en Balboa 1738, en la localidad de Rafael Calzada.

Y si bien el negocio de las dos brownianas crece a pasos agigantados, todavía cuesta llegar a fin de mes. Por eso, a principios de este año, Jorgelina inauguró el servicio de remis femenino. “Ni todas las mujeres son buenas ni todos los hombres son malos. Pero elegí hacerlo de esta manera por todas las cosas que suceden últimamente”, explica la vecina.

Por el momento, los viajes son por el Sur del Gran Buenos Aires: Adrogué, Mármol, Calzada, Solano, Burzaco, Lomas de Zamora o Quilmes. Pueden solicitarse únicamente a través de su WhatsApp: 11 6531 2635. “El horario es de 8 a 22 aproximadamente. Hago viajes de madrugada, pero se tienen que pedir antes, solo con reserva”, detalla.

Jorgelina en su auto.
Jorgelina en su auto.

La iniciativa de la joven emprendedora surge en el marco de estadísticas llevadas a cabo en todo el país que muestran realidades escalofriantes. Un estudio efectuado por el Banco de Desarrollo de América Latina y el Observatorio “Ni una menos” de MuMaLá reveló que todas las mujeres de Argentina declararon ser víctimas de acoso callejero por lo menos una vez. 

“Cuando suben las pasajeras me felicitan por la idea. Algunas me cuentan sobre las malas experiencias que les tocó vivir en el pasado pero los comentarios generales son parecidos: ‘Qué bueno haber podido encontrar una mujer que se dedique a esto'”, relata Jorgelina. 

Además de mostrarse real en WhatsApp y sus redes sociales, la vecina de Calzada tiende a reforzar el sentido de seguridad de cada una de sus pasajeras con una misma rutina de viaje. Al recoger a las mujeres, configura el GPS con la dirección y deja las indicaciones en altavoz. De esta manera, la pasajera sabe cada movimiento y no tiene que estar fijándose el camino minuto a minuto.

A partir de la iniciativa que Jorgelina hizo pública en grupos de vecinos y redes sociales, más servicios exclusivos para público femenino surgieron alrededor del Gran Buenos Aires. “Me enteré que dos o tres chicas de la zona empezaron a hacer lo mismo. No se si fue porque mi iniciativa, pero lo vi después de publicarlo”, cuenta la joven de 29 años. Y cierra: “Ojalá se replique en otros lados porque es una forma de cuidarnos entre todas”.

María: ​”Te hacen comentarios de acoso que ellos consideran halagos”

María Odorizzi comprobó lo que un posteo en redes sociales puede lograr. Decidió empezar a usar su auto para transportar pasajeras con la agencia que fundó como “FemRemis”. Su servicio de remisería es de mujeres para mujeres y tuvo una gran repercusión en Lomas.

Todo comenzó hablando con amigas y alumnas, que siempre le comentaban sus miedos a la hora de subir a un remis o Uber. “La mayoría de las veces se sentían inseguras, temerosas porque no se establecía una conversación en la que estén cómodas, incluso a algunas les han hecho comentarios de acoso que ellos consideran halagos, a mí también me ha pasado“, explica María.

Así fue que publicó un flyer con datos de contacto y horarios. “Mi objetivo es que esto siga creciendo, las mujeres me hacen llegar sus comentarios, que les parece genial esto de que mujeres se preocupen por otras. Este proyecto va a crecer de a poquito con más conductoras, ya que el partido de Lomas de Zamora es muy grande”, dice.

María Odorizzi es de Lomas y remisera de mujeres.
María Odorizzi es de Lomas y remisera de mujeres.

Maru arrancó a trabajar de remisera a fines de diciembre. “Ya había hecho algún otro viaje durante la pandemia ayudando a amigas o familiares que no tenían forma de volverse a casa de trabajar. Me empezaron a llamar, y yo también necesitaba trabajar, así que me animé”, cuenta.

Su rutina empieza a las 7.30. Todas las mañanas lleva al trabajo a una clienta fija. “A partir de las 9 estoy disponible hasta las 23.30. Igualmente, si surge algún viaje más tarde y es de chicas conocidas, se hace”, cuenta.

Maru explica que asegura en cada viaje un espacio seguro, distendido y sin ningún imprevisto porque la idea es “generar confianza con las chicas”. Esto lo ve también en otros servicios no sólo de mujeres remiseras, sino también taxistas o colectiveras. “La presencia de la mujer en la sociedad por suerte evoluciona y hay que seguir luchando por esto”, dice.

Muchas mujeres ya agendaron el número para llamarla cuando la necesitan. “La nieta de una señora me llamó especialmente para que la llevara todos los días a su abuela a trabajar porque me dijo que se siente más segura si la lleva una mujer”, cuenta.

FemRemis tiene mucha demanda y a veces no le dan los horarios entre ser remisera y mamá. En esos casos le pide ayuda a su novio. “Trato de cubrir todo lo que se pueda porque estoy sola. La primera parte de la madrugada no puedo hacerla yo y lo cubre mi novio, por mis hijos, el me ayuda. Les comento a las chicas y está todo mas que bien peor la realidad es que aspiro a que sea un servicio de sólo de mujeres”, explica.

“Sé que en el partido de Lanús hay chicas a las que les interesa sumarse a FemRemis, estoy más que segura que lo vamos a poder realizar”, dice.

JT

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta