Correa lo tuvo para ganarlo pero el Atlético de Simeone empató con Betis y quedó apenas un punto arriba del Madrid

admin

11/04/2021

Cinco minutos después de los 90 se escucha el pitazo del referí. Y la cara de Saúl lo dice todo. No se parece al rostro de la victoria. Ni de la Punta. Es que, el Atlético de Madrid no ha ganado. Y ha dejado en el camino 12 de los últimos 21 puntos. Más imágenes. Unos minutos antes, el argentino Angel Correa se tapa la cara con su camiseta tirado boca arriba, en el suelo verde. Es que, acaba de perderse un mano a mano frente al arquero Bravo. Era la victoria. Y, quizás, LaLiga. Sin embargo, con el empate que acaba de conseguir frente al Betis del Ingeniero Manuel Pellegrini, el equipo del Cholo Simeone sigue en la punta. Eso sí, lejos quedaron las épocas donde le llevaba 10 puntos de ventaja al Barcelona, ahora son apenas dos: el Aleti tiene 67, el Barsa 65 y en el medio se metió el Real Madrid que le respira la nunca al clásico de la ciudad con 66.

Lo dicho: el Atlético de Madrid sumó un punto (1-1) en el estadio Benito Villamarín en un partido gris, en donde lo único rescatable fue el punto que le permite seguir siendo lider en LaLiga Santander a falta de ocho jornadas. Sobre todo porque el Betis le puso en problemas con sus ganas de meterse del todo en la zona europea, en la que ahora está como quinto clasificado.

Todo pasó muy rápido: el belga Yannick Carrasco abrió la cuenta a los cinco para al Atlético de Madrid. Y un tanto de Cristian Tello puso el empate para Betis. A partir de allí, los de Madrid no tuvieron ideas para acrecentar la diferencia en el marcador y en la punta. Más, teniendo en cuenta las bajas con las que llegó al partido (ya las repasaremos) y  las lesiones de Joao Felix y el inglés Trippier. Párrafo aparte, el futbolista portugués fue reemplazado por el uruguayo Torreira (“pretendido por” y “pretendiente de” Boca) que, con los de hoy, apenas suma 647 minutos en esta temporada y no mostró demasiado. ¿El Betis? Lo intentó, pero sobre el final se conformó con el empate y casi lo termina perdiendo.

Al igual que hace siete días en el Sánchez Pizjuán, el del Villamarín era otra prueba de fuego para los de Diego Simeone, pero ahora incluso con menos margen de error tras la victoria del Real Madrid el sábado ante el Barcelona, lo que desbancaba al Atlético (al menos por un rato) de un liderazgo donde estaba instalado desde hace meses.

El técnico argentino contó con la baja de última hora del francés Thomas Lemar por unas molestias en la cara posterior del muslo, que se unió a las de uruguayo Luis Suárez, Marcos Llorente y el francés Geoffrey Kondogbia, los tres sancionados, más el también francés Moussa Dembélé, que sigue con entrenamientos individualizados por la bajada de tensión leve que le provocó un desmayo hace dos semanas y media.

Oblak se lamenta, pero el Atlético sigue en la punta.
Foto: REUTERS/Marcelo Del Pozo
Oblak se lamenta, pero el Atlético sigue en la punta.
Foto: REUTERS/Marcelo Del Pozo

Pellegrini, que también tuvo varios caídos, revolucionó su alineación a la que regresó el central Marc Bartra tras varios meses lesionado y en la que no utilizó de salida a ningún delantero específico y sí a jugadores de banda como Aitor Ruibal, Joaquín Sánchez y Cristian Tello.

No pudo empezar mejor el equipo visitante: en el primer acercamiento, y tras una gran jugada combinada, Carrasco tuvo la frialdad dentro del área chica para batir con mucha solvencia al meta chileno Claudio Bravo.

Con la ventaja madrileña empezó otro partido, el Atlético parecía el de inicio de Liga y, antes de cumplirse el primer cuarto de hora, Saúl Ñíguez tuvo una clarísima para poner el 0-2, pero a su cabezazo respondió muy bien el guardameta de los verdiblancos. Pero fue sólo un rato.

Perdonó el Atlético y el Betis, en su primera acción de peligro, se encontró con un buen pase de Alex Moreno a Tello, quien, como falso delantero, remató desde el centro del área y metió una bola imposible para el esloveno Jan Oblak. 1-1.

Desde el empate, los locales presionaron adelante y obligaron a los visitantes a tocar mucho y a elaborar jugadas pero sin el factor sorpresa del arranque, con lo que el partido entró en una meseta.

El uruguayo Lucas Sebastian Torreira disputa el balón ante el francés del Betis, Nabil Fekir. Foto: EFE/Jose Manuel Vidal.
El uruguayo Lucas Sebastian Torreira disputa el balón ante el francés del Betis, Nabil Fekir.
Foto: EFE/Jose Manuel Vidal.

Al regreso del vestuario, el primero en intentarlo fue el lateral brasileño Emerson Royal con un cabezazo al que respondió Oblak: el Betis vio algo de inestabilidad en el adversario y empezó a ser mas protagonista, incluso Pellegrini metió a Juanmi Jiménez para buscar mas pólvora.

Simeone también movió el banco, con la entrada Víctor Machín ‘Vitolo’ y el brasileño Renan Lodi, para recomponer el dibujo y recuperar sensaciones pero el Betis no le dejó e incluso Aitor Ruibal y después el mexicano Diego Lainez, tuvieron de oportunidades para el 2-1.

Pese a todo, antes del final, Angelito Correa tuvo la suya y se topó en el inmenso Claudio Bravo que sin dudas mereció podio como uno de los mejores del partido. Correa se iría llorando y las cámaras captarían el abrazo paternal del Cholo. Es que, sería la última del Atlético que se iría con gusto a poco, aunque también podría haberse ido sin nada. 

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta