Covid-19: cómo abordar lo que viene

admin

14/02/2021

Para los que seguimos diariamente la información sobre la pandemia, hay dos temas dominantes que ocupan nuestro interés: la cantidad de casos y muertes por Covid y cómo avanza el programa de vacunación.

Hoy estamos expectantes y con grandes desafíos en los próximos meses. La aparición de nuevas cepas más contagiosas conlleva más internaciones y muertes. A esto hay que sumarle la llegada del otoño, que favorece la transmisión viral, teniendo como consecuencia la temible e inevitable segunda ola.

A principios de enero sufrimos un repunte en los contagios. No sabíamos si habíamos comenzado la segunda ola o era un rebote producto de relajarnos en los cuidados. Las manifestaciones, sepelios, reuniones sociales y las fiestas tuvieron sus consecuencias al comienzo del año.

A un año de que la Organización Mundial de la Salud decretara el alerta mundial, hoy tenemos más de 100 millones de contagios y más de 2 millones de muertos. Podemos decir que el Covid está derrotando al mundo. Es probable que el individualismo de las naciones ante un problema global más la politización de la pandemia haya impedido un mejor resultado.

La vacunación no escapa a estos problemas. La vacuna que llega como una promesa de salvación para todos, se convirtió rápidamente en un símbolo de desigualdad. Hoy menos de 60 países de 190 comenzaron a inmunizar. Hay algunos que recién van a vacunar en 2024.

Hoy sabemos que el Covid afecta predominantemente a los que menos tienen y, dada esta desigualdad en la vacunación, podría convertirse en una enfermedad de la pobreza. Personas que no pueden evitar la exposición por hogares multigeneracionales y viviendas hacinadas están mucho más expuestas.

Por otra parte, debemos comprender que no habrá vacunación exitosa si no se reduce la circulación del virus. Estamos comenzando la campaña de vacunación casi en el pico de contagios, con alta circulación viral.

Pero sabemos que, con otros virus, como el de la gripe, las vacunas deben darse antes, de modo que cuando el virus tiene mayor capacidad de propagarse haya muchos vacunados. El problema que se nos puede presentar es que, a mayor circulación, mayor probabilidad de mutaciones.

Si tenemos alta circulación del virus, con poca gente vacunada, el virus puede mutar para evadir la respuesta inmune dada por la vacuna. Por eso es imperioso detener la circulación del virus con las medidas básicas de distanciamiento y ventilación de los espacios.

Sabemos que el comienzo de las clases escolares tiene su riesgo, pero lo considero imprescindible. Van a comenzar en un momento que existe transmisión comunitaria, que la vacunación recién empieza, lentamente, mientras la llegada del otoño aumenta los contagios y están habilitadas todas las actividades de alto riesgo en lugares cerrados: restaurantes, iglesias, gimnasios, menos las escuelas.

Hoy tenemos claro que este virus prospera con el contacto humano: si no mantenemos el distanciamiento, más fácil se extenderá. También aprendimos, un año después de la pandemia, que el virus se transmite principalmente por aire, por personas que hablan y exhalan gotas grandes y pequeñas llamadas aerosoles, y que la captura del virus en las superficies es poco común.

Por lo tanto, los esfuerzos para prevenir la propagación en el comienzo de las clases presenciales deben centrarse en mejorar la ventilación de las aulas, la distancia entre los alumnos en el aula y en su arribo a la escuela y el uso de barbijo. Adicionalmente, sería de utilidad el uso de medidores de dióxido de carbono en los ambientes para poder cuantificar si hay adecuada ventilación.

Además, el virus es difícil de rastrear, causa síntomas leves o nulos en muchas personas pero en otras es mortal. Por esto es necesaria la utilización de tests obligatorios y periódicos en el personal de las escuelas.

Es necesario extremar los cuidados y una gran inversión. El dinero de las elecciones PASO lo invertiría acá.

La utilización de la vacuna Sputnik V antes de que los resultados hayan sido publicados por una revista científica generó una gran discusión con declaraciones sin conocimiento en políticos, periodistas y médicos. En ese sentido, quiero destacar la responsabilidad que deben tener las personas públicas en cada palabra que emiten ya que una mal empleada puede cambiar la vida de muchos.

El destacado cardiólogo argentino Carlos Tajer publicó recientemente los motivos de su felicidad ante la publicación en la revista científica “The Lancet” de los resultados de la vacuna Sputnik, argumentando que la humanidad cuenta con una nueva vacuna y sepulta las dudas en las autoridades argentinas de utilizar las vacunas sin compartir los datos que la sustentaban.

De la publicación surge que la vacuna no fue estudiada en pacientes con HIV, hepatitis crónica, tratamientos con corticoides y en personas que antecedentes de episodios de Covid. Por lo tanto, no puede utilizarse en estos grupos por ahora. También mostró que su eficacia es mayor cuando se respetan las dos dosis en intervalos de 21 días. Dejando de lado la discusión generada en usar solo una dosis para abarcar mas población.

Un dato sobresaliente es que puede ser aplicada en mayores de 60 con similar eficacia que en el resto de las franjas etarias, y previene con gran eficacia casos moderados y graves de enfermedad por Covid.

Es imperioso dejar diferencias políticas, ambiciones personales y evitar que las ganancias esperadas por la industria en la elaboración de las vacunas nos impidan volver a una nueva normalidad tan esperada por todos. Es necesario cooperar con una gran dosis de solidaridad.

Jorge Tartaglione es médico cardiólogo. Presidente de la Fundación Cardiológica Argentina

Lo leiste en #FMVoz

Tras el hisopado negativo, le dieron el alta a Jorge Lanata

Tras el hisopado negativo, le dieron el alta a Jorge Lanata

Luego de conocerse el resultado del hisopado por coronavirus, le dieron el alta al periodista y conductor Jorge Lanada que estuvo más de un día internado en la Fundación Favaloro. Según indicó este miércoles su cuerpo médico, Lanata fue ingresado a esa clínica un...

0 Comments

Dejá una respuesta