Desde el sector privado no creen que las medidas sirvan para frenar el precio de la carne

admin

22/06/2021

Finalmente se anunció el nuevo esquema para la exportación de carne bovina que regirá hasta fin de año. En síntesis, se prohíbe sacar del país siete cortes (asado de costilla, vacío, matambre, paleta, cuadrada, tapa de asado y falda), y hasta fin de agosto se restringen los embarques (extra Cuota) al 50 por ciento del volumen que representaron durante julio y agosto del año pasado.

La pregunta del millón es: ¿qué pasará con los precios en el mercado interno?

Según explicó el Ministro de producción Matías Kulfas, la medida busca frenar el alza en el precio de la carne en el mercado interno, que en mayo fue del 6 por ciento y que asciende al 76 por ciento interanual. El asado de tira y el vacío, dos de los cortes más consumidos en la argentina, aumentaron en los últimos doce meses un 93 y un 84 por ciento respectivamente. Ahora, indefectiblemente habrá una mayor oferta de los cortes de preferencia argentina, con lo que es de esperar que la presión inflacionaria sobre ese segmento se reduzca. Además, el Gobierno anunció una extensión del programa de precios cuidados, con la siguiente tabla de valores: tira de asado a 359 pesos por kilo, vacío a 499, matambre a 549, cuadrada/bola de lomo a 515, tapa de asado a 429, carnaza a 379, falda a 229, roastbeef a 409, espinazo a 110, carne picada a 265 y paleta a 485 pesos por kilo. Pero para encontrar esos precios habrá que ir temprano a determinados puntos de venta, el resto quedará librado a las leyes de la oferta y la demanda, y desde el sector privado muestran muy pocas expectativas de que se logre una baja.

Según Leonardo Rafael, presidente de la Cámara de Matarifes y Abastecedores, la medida no beneficiará al mercado interno porque sigue condicionando los embarques de las vacas conserva que demanda China y que acá no tienen mercado. “El potencial más fuerte de exportación, que es el 75 por ciento que se exporta a China, es mercadería que no puede quedar en el consumo interno, no va a beneficiar porque no se va a poder vender en la mesa de los argentinos, es toda vaca conserva”, remarcó en diálogo con Clarín, y agregó: “Los precios se van a manejar solo por oferta y demanda y el bolsillo de la gente”.

Sobre este punto, durante la conferencia de prensa en la que se anunció el nuevo decreto Kulfas destacó que sí se permitirá la exportación de la categoría vaca a China. Es decir, se permite la venta al exterior de cualquier categoría de animal, exceptuando esos siete cortes.

Habrá que ver, entonces, si el asado, el vacío o el matambre de la vaca conserva van ahora a engrosar la oferta local, y si logran aceptación a pesar de su calidad inferior. Lo cierto es que ya no se podrá vender al mercado asiático todos los cortes de las vacas, un negocio que le venía dando una base de estabilidad al sector productivo.

La vaca de descarte o conserva representa el mayor punto de tensión en esta pulseada ya que los productores y frigoríficos encontraron en el pujante mercado chino a un comprador dispuesto a pagar mucho más de lo que dan los bolsillos locales por esa categoría.

A la segregación de la exportación por cortes, el Gobierno agregó en la medida la promesa de un mayor control sobre los exportadores y la creación de una mesa de coordinación que buscará alcanzar una mayor comprensión de las complejas dinámicas del sector. “El incremento en los precios no tiene relación con ninguna estructura de costos”, dijo Kulfas en la conferencia de prensa.

Rafael advierte: “La única manera es un trabajo a futuro que intensifique la producción, que de reglas claras, previsibilidad de negocio. Para que llegue a la mesa de los argentinos un kilo de milanesas, desde que nace, engorda y se faena, son tres años y medio. Todo lo que van haciendo ahora no repercute mañana”.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir