Desde la crisis de 2001 que Diputados no convocaba a sesionar un sábado

admin

27/03/2021

Son contadas con los dedos de una mano las veces que el Congreso abrió sus puertas un fin de semana y casi siempre fue para responder a una situación de emergencia.

La última vez que el cuerpo se reunió un sábado fue en 2012, para un homenaje especial por el 24 de marzo.

Se trató de una sesión especial, conjunta con el Senado, para distinguir a la Corte Suprema por el fallo que declaró la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Una reunión simbólica a modo de conmemoración de una fecha clave. También se reconoció ese día el trabajo de otros funcionarios del Poder Judicial comprometidos en las causas por crímenes de lesa humanidad.

Pero para la votación de un proyecto un sábado es necesario remontarse más en el tiempo.

En 2008, en plena pelea con el Campo, Diputados ratificó la conflictiva Resolución 125 – que instauraba retenciones a los productores- el sábado 5 de julio.

La sesión en verdad había comenzado el viernes a la tarde pero el debate se extendió durante 19 horas y se terminó votando el sábado a las 14. Con 129 votos a favor y 122 votos en contra, el cuerpo avaló la resolución y la giró al Senado, donde días después se daría el famoso “voto no positivo” del vicepresidente de ese entonces, Julio Cobos.

Pero la última sesión que fue convocada para un sábado se dio durante la crisis de 2001. Fue el 5 de enero de 2002 para derogar la Ley de Convertibilidad. La votación se terminó dando en la madrugada del domingo y ese día se abandonó la paridad cambiaria del 1 a 1 con el dólar.

Semanas antes, a finales de diciembre de 2001, también se abrieron las puertas del Congreso un sábado. En esa ocasión, fue para reunir a la Asamblea Legislativa que le tomó juramento al puntano Adolfo Rodríguez Saá; uno de los cinco presidentes que juró en el término de 11 días.

Por esta vez será una excepción: los diputados se reunirán a partir de las 11 para darle media sanción a la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

¿Por qué un sábado? Por discusiones de agenda con la oposición.

La idea original era debatir Ganancias el jueves que pasó, pero para ese día los bloques de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal habían pedido una sesión especial por la prórroga de la ley de biocombustibles; el tema que encendió la pelea entre las fuerzas políticas.

El Frente de Todos no quiso “enchastrar” la discusión de su proyecto de Ganancias – su caballito de batalla en la previa a la contienda electoral- y se negó a abrir el debate tributario ese día.

El viernes fue descartado porque no daban los tiempos para hacer los test PCR a los que se someten los diputados antes de entrar al recinto, y dilatarlo hasta la semana que viene no fue opción.

Así, el presidente de la Cámara, Sergio Massa y el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, sorprendieron al ponerse de acuerdo y decidir convocar en fin de semana. 

La decisión fue criticada, entre otros, por el legislador del PRO, Waldo Wolff quien consideró una falta de respeto que no se tenga en consideración la celebración de la Pascua Judía.

El titular del interbloque de JxC, Mario Negri, respaldó el reclamo: “No se sesiona en la Argentina un día sábado desde la crisis de 2002. Quizás el Gobierno crea que estamos como en 2002. Hubo reclamos de diputados porque son las Pascuas Judías y se les ordenó sesionar por Zoom. ¿Si fueran las Pascuas Cristianas le respondían eso?”, se quejó.

NE

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir