Despiden a Héctor, el perro que quieren que represente simbólicamente a los “callejeros” de la policía

admin

07/09/2021

El domingo se vivió un triste pero honroso momento en el cementerio de mascotas del Parque Cementerio Las Fuentes, en Río Negro, Argentina. Policías uniformados y vecinos de General Roca asistieron al entierro del perro más querido del lugar: Héctor, conocido también como “el Sargento Primero”.

Héctor vivió diecisiete años y perteneció a la Unidad 31 de Roca. Según el medio Río Negro, la decisión de realizar una ceremonia en su honor tuvo que ver con que “el Sargento Primero” se convirtiera en el representante simbólico de los perros callejeros que viven en las comisarías de Argentina. La idea es que no los discriminen por no ser de raza.

Lo recordaron como fiel, compañero, guardián y “mañoso” al momento de bañarse. “Siempre fue un compañero más. Él hacía todos los recorridos con nosotros, nunca se volvía a mitad de camino. Nunca se quedaba en el destacamento”, comentó Patricia, una oficial de policía que patrullaba junto a él.

Si bien no integraba la División Canes, Héctor era considerado un perro de la fuerza. Hasta en algún momento supo lucir el típico gorro que usan los policías.

“Los honores son para los verdaderos amigos y él amaba a la policía, por eso quisimos que este perrito sea el símbolo de tantos otros que acompañan en los momentos más difíciles”, reflexionaron desde la organización proteccionista Ranhu.

¿Quién era Héctor?

Héctor, que supo destacar por sus buenos actos y compañerismo, fue encontrado por la policía mientras deambulaba de muy pequeño por el barrio 500 viviendas. Una vez que llegó a la comisaría, el can se enamoró del lugar y lo estableció como su casa oficial.

Su día a día no siempre lo tenía en la Unidad 31, sino que a veces también deambulaba por el barrio repartiendo amor a los vecinos.

La foto y el mensaje que publicó la Policía de Río Negro.
La foto y el mensaje que publicó la Policía de Río Negro.

Durante el último tiempo, Héctor había vivido en la casa de Jorge Castillo, un cabo de la policía que lo tuvo a resguardo como un miembro más de su familia. El perro vivió en su hogar con todos los cuidados necesarios y con asistencia permanente de la proteccionista Ranhu, por algunas dolencias que presentaba y que tenían que ver con su avanzada edad.

“Fue un lindo desafío tener al viejito viviendo conmigo. Él era un compañero más para mi, por eso siempre mereció el mayor de mis respetos”, dijo Castillo.

Un perro de acero

En estos días se dio una situación contraria a la de Héctor. Kaiser, un esbelto perro inglés, volvió al ruedo después de que lo apuñalaran cinco veces en la cabeza.

Kaiser estuvo dos meses inactivo y fue recibido con honores por los suyos. Había sido apuñalado -y una vez debajo de su ojo- mientras intentaba someter a un delincuente en el condado inglés de Kent a principios de este año.

El alcalde y la alcaldesa de Bromley fueron quienes lo recibieron. Comprometidos con su situación, salieron por unos minutos de su lugar de trabajo para desearle lo mejor y regalarle un juguete. El pastor alemán lucía mucho mejor cuando volvió a su trabajo diario en la fuerza, difundieron medios locales.

El alcalde y la alcaldesa de Bromley recibieron a Kaiser y le regalaron un juguete.
El alcalde y la alcaldesa de Bromley recibieron a Kaiser y le regalaron un juguete.

La Policía Metropolitana de Croydon, donde tiene su sede Kaiser, había escrito en Twitter: “Después de ser brutalmente apuñalado en junio, el PD Kaiser y su manejador, PC Woolcott, fueron recibidos de regreso por el superintendente jefe Dave Stringer y el alcalde y alcaldesa de Bromley esta mañana”.

Y remarcaron la felicidad que mostraba el pastor luego de recibir su juguete nuevo, como señal de reconocimiento por su valentía.

Así le quedó la cabeza al pobre Kaiser.
Así le quedó la cabeza al pobre Kaiser.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir