Drogas y alcohol: la historia de superación de Drew Barrymore

admin

23/02/2021

Si se piensa que los reconocidos artistas de Hollywood son afortunados, puede que muchas veces no sea cierto. Y es que no todo lo que brilla es oro, o al menos así lo fue para Drew Barrymore, la actriz que cumplió 46 años el lunes 22 de febrero tiene una historia de superación: fue drogadicta, alcohólica y pasó por tres divorcios.

En 1982 cuando apenas era una niña, Drew Barrymore se lanzó a la fama con su interpretación como Gertie en la película E.T., El extraterrestre y aunque todo parecía marchar bien, a los ocho años su madre comenzó a llevarla a fiestas después de divorciarse de su padre el actor John Drew Barrymore, quien era un alcohólico violento.

Su entorno no era el mejor y ya para sus nueve años, Drew había comenzado a tomar cerveza y a fumar cigarrillos. A sus once consumía marihuana y cocaína. “Nos desmayábamos y nos quedábamos dormidos en el balcón durante horas, y después nos despertábamos con dolores de cabeza monumentales por la combinación del alcohol y de haber estado acostados al lado de los parlantes”, expresó ella misma en su libro Little Girl Lost que publicó en 1990.

Con apenas doce años tuvo que asistir a rehabilitación, pero mucho no la ayudó. Y es que después de robarle la tarjeta de crédito a Jaid, su madre, viajó desde Nueva York a Los Ángeles. También fue fotografiada por periodistas mientras conducía un BMW junto a una amiga, ambas bajo los efectos de las drogas y el alcohol.

Drew Barrymore alcanzó la fama con su interpretación como Gertie en "E.T., El extraterrestre" cuando era apenas una niña.
Drew Barrymore alcanzó la fama con su interpretación como Gertie en “E.T., El extraterrestre” cuando era apenas una niña.

Después de esto, Jaid decidió internarla nuevamente durante 18 meses y era justo lo que necesitaba para rehabilitarse: “Eso me dio una disciplina impresionante. Fue como un entrenamiento militar, y fue horrible, oscuro y largo, pero lo necesitaba”, contó.

Realmente quería limpiarme. No quería convertirme en un cliché. Ya había tenido demasiada severidad en mi vida. Elegí la moderación y el balance”. Tras su recuperación, Drew decidió independizarse de su familia para rehacer su vida y perdió el contacto con ellos.

“Por poco ortodoxa que haya sido nuestra vida juntas, no le guardo rencor porque me gusta quién soy. Y para eso fue necesario cada paso del camino”, indicó. Sin embargo, eso tampoco le fue fácil porque le costó volver a encontrar el lugar que había perdido dentro de Hollywood, aunque una vez que lo consiguió nada logró detenerla.

Drew Barrymore necesitó mucha disciplina para salir del infierno. Foto Charles Sykes/Invision/AP
Drew Barrymore necesitó mucha disciplina para salir del infierno. Foto Charles Sykes/Invision/AP

Pero no solo fueron drogas y alcohol, además tampoco tuvo suerte en el amor: tuvo tres maridos y tres divorcios.

Apenas cuando tenía 19, contrajo matrimonio con el dueño de un bar, pero duró poco. Unos meses más tarde, en 2001, el escritor y comediante Tom Green, la llevó al altar y después de un año se divorciaron.

Por último, se casó con el actor Will Kopelman, padre de sus hijas Oliver y Frankie. A tan solo cuatro años de su casamiento, en 2016 se separaron. “Realmente me tomé muy mal el divorcio” dijo en una entrevista el año pasado para el programa Sunday Today.

“Pero la buena noticia es que su familia y yo tomamos la decisión más importante: seguir juntos, unidos y conectados”, continuó y agregó: “Sé por mi experiencia de no haber crecido en familia que eso era lo último que quería hacer por mis hijas”.

WD

Lo leiste en FMVoz

Mariah Carey, demandada por su propio hermano

Mariah Carey, demandada por su propio hermano

La guerra entre los Carey pareciera no tener fin. Y es que ahora Morgan, el hermano de la cantante Mariah Carey, presentó una demanda por “pintarlo falsamente como un hombre violento en su autobiografía de 2020”. El libro, The Meaning of Mariah Carey (El...

0 Comments

Dejá una respuesta