El bombero que destrozó un colectivo: “La cagué porque estaba con el uniforme, pido perdón”

admin

13/02/2021

Se lo nota un poco más tranquilo pero compungido. Triste y arrepentido. Pero también con algo que no le termina de cerrar. Como si hubiese vivido una injusticia por el escrache que sufrió en las redes sociales por su día de furia. Después de todo está dando sus primeros pasos como adulto, aunque conserva una cara de pibito. A los 19 años, Gian Franco Forcone sabe que se equivocó. “Se me cruzó la cadena”, reconoce. Con un tono pausado, eligiendo las palabras para no embarrarla aún más (su abogado no quería que diese entrevistas), el  bombero acepta hablar con Clarín Zonal de lo que le pasó y le terminó “jodiendo” la vida.

El hecho: un accidente de tránsito que le nubló el quicio. Un colectivero lo encerró (así lo declararon los propios pasajeros) sobre la avenida Paraná, en el límite entre Vicente López y San Isidro. El chofer lo chocó y se dio a la fuga. Gian Franco lo persiguió. Y lo encontró. Vestido con su uniforme de bombero voluntario de Villa Ballester se bajó con una barreta del auto que compró hace poco y todavía le restan dos años para terminar de pagar. Destrozó el parabrisas y el vidrio del chofer de la línea 140 que atraviesa varias comunas del conurbano Norte.

“Se le apagó la luz”, lo comprenden sus compañeros. Por su actitud , fue suspendido por Bomberos y perdió su empleo en el Municipio de Vicente López. Gian Franco cuenta su versión: “Primero me tocó el espejo retrovisor y luego me chocó. Le grite y aceleró. Un motoquero que estaba al lado mío me grita que no lo deje escapar. Inclusive, mientras se alejaba, el chofer me hacía señas de burlas”, relata.

Un bombero del cuartel de VIlla Ballester destrozó un colectivo de la Línea 140 tras un choque en Villa Adelina.
Un bombero del cuartel de VIlla Ballester destrozó un colectivo de la Línea 140 tras un choque en Villa Adelina.

Gian Franco también tiene una historia trágica. Aunque en el cuartel aseguran que son dos situaciones absolutamente diferentes. Que lo más cómodo sería relacionar su día de furia con la desgracia personal. Sucedió en octubre de 2019, poco después de conseguir su mejor trabajo: un contrato renovable cada tres meses en la dirección de Defensa Civil de Vicente López. EL bombero acepta recordarlo: “Recibimos una llamada de auxilio por un incendio, pero con una dirección equivocada. Yo vivía con mis viejos en Munro. Hicimos de asistencia a los bomberos, llegamos casi todos juntos”, recuerda.

“Cuando me di cuenta que era mi casa me metí corriendo. Llegué al living. El humo calentaba el aire hasta hacerlo irrespirable. Me quemaba por dentro. Tuve que salir sin poder encontrar a mi mamá”, describe con una voz que impregna desesperación.

“Al rato vi a mi papá salir entre las llamas. Había llegado de trabajar temprano y logró sacar a mi mamá que estaba ya inconsciente. Cuando apareció con ella en brazos ya estaba muerta por un paro respiratorio”. Gian Franco no quiso volver a tocar el tema durante el resto de la entrevista.

El bombero Gian Franco tuvo un día de furia y golpeó con una barra un colectivo que lo chocó. Lo echaron de su trabajo.
El bombero Gian Franco tuvo un día de furia y golpeó con una barra un colectivo que lo chocó. Lo echaron de su trabajo.

La represalia por su equivocación se tomó con celeridad. A pocas horas de su intercado con el colectivero, lo echaron de la Municipalidad de Vicente López. Le dieron de baja a su contrato que le venían renovando cada tres meses desde 2019. El no guarda rencor a pesar de su desconsuelo y que ahora no sabe bien qué hará para poder subsistir. Quizás vender el auto chocado que tanto orgullo le daba haber podido comprar, en cuotas.

Pido disculpas de todo corazón, a los pasajeros, a la sociedad y, sobre todo, a los bomberos. Manché la reputación que siempre nos acompañó. Si hubiese sido sin el uniforme, mi conducta no hubiese tenido tanta repercusión. La cagué“, se lo escucha afligido.

Desde su destacamento, en Villa Ballester, lo bancan sin apañarlo. Aún estudian la sanción. “Pará…pará un poco. Ustedes…los periodistas. No mató a nadie. Tuvo un error. Y lo reconoció públicamente. No busquen linchar a un pibe y joderle la vida por una equivocación”, devuelve uno de sus compañeros.

Gian Franco se anotó para ser bombero a los 14. Espera la sanción que puede, como en la Municipalidad, llegar a su expulsión. “Es mi vida”, señala. Su trabajo en San Martín es voluntario. Pura vocación. No le pagan un sueldo. Ahora sólo espera poder redimirse.

MR

Lo leiste en #FMVoz

Atalanta – Real Madrid, Champions League: minuto a minuto

Atalanta – Real Madrid, Champions League: minuto a minuto

Atalanta está jugando en Bergamo con el Real Madrid en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League. En el equipo italiano es titular el argentino Cristian Cuti Romero y en el banco está José Luis Palomino. Real Madrid en los primeros minutos fue...

0 Comments

Dejá una respuesta