El Brasil – Argentina del escándalo sigue en los escritorios y todos mueven sus fichas para quedarse con los puntos en juego

admin

06/09/2021

El día después del bochorno mundial de la suspensión del partido Brasil-Argentina a los 5 minutos de juego en San Pablo por las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022 a manos de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria brasileña la confusión siguió flotando en el aire por todo lo ocurrido en un hecho que rozó lo cinematográfico por la manera insólita en que el ente de sanidad procedió en medio de las acciones de juego ante los ojos de todos. Mientras Lionel Messi y compañía tratan de dejar la bronca de lado por la abrupta invasión de campo, los momentos de tensión y discusiones posteriores y el viaje de regreso con arribo a la medianoche, el partido del escándalo sigue en los escritorios.

El mal humor de los jugadores que se durmieron entrada la madrugada del lunes, comenzó a cambiar con el correr de las horas tras el descanso nocturno y la jornada de entrenamiento vespertina en un predio de Ezeiza que fue preparado para darles un mimo. Carteles de “Bienvenidos Campeones de América” decoraban el vestuario, ese lugar sagrado en el que los futbolistas tratan de dejar las malas vibras del exterior para hacerse fuerte sa través de la unión grupal y la buena onda. Las bromas de siempre a manos de Rodrigo De Paul y de Alejandro Gómez, risas y, claro, un poco de fútbol sobre el césped de la cancha principal se encargaron de dejar atrás el mal momento pasado.

Messi, en el frío entrenamiento de este lunes.
Foto: EFE/ Tato Pagano
Messi, en el frío entrenamiento de este lunes.
Foto: EFE/ Tato Pagano

Al mismo tiempo, la FIFA anunció que ya recibió los informes correspondientes a todo lo acontecido y comunicó que tomará una decisión “a su debido tiempo”. Acto seguido, le abrió un expediente disciplinario a la Confederación de Brasil y a la AFA para que hagan su descargo en una semana. La resolución sobre qué pasará con los tres puntos del clásico no saldría inmediatamente. Hay varias instancias, de hecho: la Unidad Disciplinaria, la Cámara de Apelaciones y el TAS (Tribunal Arbitral Deportivo), que es la última.

Gianni Infantino, presidente de FIFA se expresó sobre el tema: “Algunos oficiales de seguridad y policías entraron en el campo y se llevaron a jugadores. Es una locura, pero necesitamos abordar estos retos Covid. Pido a todos, clubes, asociaciones y gobiernos, que demuestren solidaridad y no discriminen. Muchos gobiernos la han demostrado, porque estamos respetando en todo el mundo, de forma estricta, los protocolos de sanidad. Porque es nuestra responsabilidad. Debemos dar esperanzas a los países que sufren y aquellos donde solo ven a sus mejores jugadores cuando juegan con sus selecciones”.

Tras asegurar que “las selecciones tienen que respetar las normas sanitarias cuando los jugadores van a jugar”, recordó la flexibilidad mostrada por la FIFA tras el inicio de la pandemia en aspectos como los contratos, los periodos de transferencias o las cuarentenas. Y admitió: “Esta ventana de septiembre no ha sido ideal, vamos a intentar encontrar mejor compromiso para octubre, noviembre, el año que viene, para terminar esta situación particular”. En octubre habrá otra triple fecha, algo a lo que las principales ligas europeas se oponen.

Mientras los jugadores entrenan, los directivos juegan en los escritorios.
Foto: EFE/ Tato Pagano
Mientras los jugadores entrenan, los directivos juegan en los escritorios.
Foto: EFE/ Tato Pagano

Volviendo al papelón del domingo, la Anvisa emitió un nuevo comunicado con su versión de todos los pasos sucedidos desde que la Selección Argentina arribó al aeropuerto de Guarulhos hasta el momento del encuentro. Indicó que el decreto vigente marca que aquel que haya estado dentro de los últimos 14 días en Gran Bretaña, Irlanda del Norte, India o Sudáfrica “tiene prohibida la entrada en Brasil”. Y que al constatar que este era el caso de Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía, comunicó a la delegación albiceleste que estos debían permanecer en aislamiento. Los jugadores no lo hicieron ya que fueron a entrenarse el sábado y el domingo concurrieron al estadio.

Y agregó: “La decisión de interrumpir el juego nunca estuvo, en este caso, dentro de la esfera de acción de la Agencia. Sin embargo, la selección de jugadores que no respetaron las leyes brasileñas ni las normas sanitarias del país y que, además, proporcionaron información falsa a las autoridades, exigió la actuación oportuna y eficaz de la Agencia Estatal”. En tanto, la Policía Federal de Brasil inició un proceso de investigación por el delito de falsificación contra los jugadores provenientes de la Premier League (antes de Venezuela), que supuestamente no aclararon haber estado en suelo inglés en las últimas dos semanas.

La Confederación Brasileña de Fútbol, que el domingo había expresado estar sorprendida por el accionar de Anvisa, en horas del lunes publicó un extenso comunicado revirtiendo su postura y avisando que la Argentina fue notificada de la situación con anticipación. Es decir que la CBF pasó, en 24 horas, de tirarle la responsabilidad a Anvisa a señalar a la AFA.

En la Asociación del Fútbol Argentino también se mueven y preparan un informe detallado, aunque se mantienen con tranquilidad aduciendo que se manejaron dentro del protocolo de Conmebol.

La última palabra será de la FIFA.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir