El cadáver del líder de Sendero Luminoso, un tema de disputa y un problema para el gobierno en Perú

admin

19/09/2021

El gobierno de izquierda de Perú promulgó una ley que permite cremar el cuerpo del fallecido líder del grupo guerrillero Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, que yace desde el sábado en una morgue tras su muerte en prisión, donde cumplía condena a perpetuidad desde 1992. Pero el crematorio se negó a hacerlo.

La nueva ley autoriza a la fiscalía a “disponer la cremación, previa necropsia” del cadáver de Guzmán; y establece su entrada en vigencia a partir de este sábado. La cremación deberá ejecutarse “en un plazo máximo de veinticuatro horas” en presencia de un fiscal.

“El Ministerio de Justicia será el encargado de dispersar los restos cremados en tiempo y lugar de naturaleza reservada, con el apoyo del Ministerio del Interior”, añade el texto publicado en una edición digital extraordinaria de la gaceta oficial.

“El presidente de la República, Pedro Castillo Terrones, firmó la Ley N° 31352 que establece el destino de los cadáveres de internos que venían cumpliendo condena por terrorismo y traición a la patria, en su condición de líder, cabecilla o integrante de la cúpula de organizaciones terroristas”, informó la secretaría presidencial.

Una marcha en homenaje a las víctimas del movimiento terrorista Sendero Luminoso, en Lima, Perú. Foto Xinhua
Una marcha en homenaje a las víctimas del movimiento terrorista Sendero Luminoso, en Lima, Perú. Foto Xinhua

La cremación se aplica cuando el sepelio o inhumación del condenado “ponga en riesgo la seguridad nacional o el orden interno“, precisa la nueva norma legal.

Decisión

El Ministerio Público se pronunció con un comunicado donde apuntó que la Tercera Fiscalía Provincial Penal del Callao, que tiene bajo custodia el cadáver, decidirá el destino final del cuerpo “luego de culminar en los próximos días con las diligencias pendientes”.

“La decisión fiscal es inimpugnable”, concluyó, indicando que se está a la espera de los resultados de ADN del cuerpo para notificar a las autoridades y retirarlo en 24 horas para cremarlo en reserva.

La fecha de la cremación es una incógnita porque el fiscal a cargo tiene un plazo de 60 días para cerrar el caso, lo cual añade suspenso al desenlace de una historia que tiene en vilo a Perú desde hace una semana.

El Congreso, bajo control de la derecha, había aprobado el proyecto de ley la noche del jueves –70 votos a favor, 32 en contra y 14 abstenciones– ante la demora del gobierno para decidir el destino del cadáver de Guzmán.

Desde la muerte de Guzmán surgieron reclamos de congresistas de la derecha para ver el cadáver ante suspicacias de algunos que consideran que Castillo e integrantes de su gobierno simpatizan con Sendero Luminoso, algo que el mandatario niega de plano.

Los votos en contra salieron de la bancada del oficialista Perú Libre, el pequeño partido marxista leninista que saltó al primer plano tras ganar, para sorpresa general, las elecciones presidenciales con la candidatura de Castillo.

“Sería tonto si el presidente no lo firma”, dijo a la prensa en tono mordaz el congresista ultraderechista Jorge Montoya, un exalmirante.

Los restos

Pero Castillo promulgó la ley antes de viajar temprano a México, donde participará en la cumbre de la Celac.

Los restos del líder histórico de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, de 86 años, se hallan en una morgue del puerto del Callao desde el sábado, cuando murió de “neumonía bilateral” en la prisión de máxima seguridad de la base naval ubicada en esa localidad, vecina a Lima.

El recuerdo de las víctimas del terrorismo senderista en Ayacucho, Peru. Foto AFP
El recuerdo de las víctimas del terrorismo senderista en Ayacucho, Peru. Foto AFP

Su salud había decaído los últimos meses e iba a ser trasladado a otra prisión en enero de 2022. En agosto había sido hospitalizado por supuestos problemas renales. Había sido vacunado con dos dosis contra el covid-19.

La fiscalía había denegado el miércoles a Elena Iparraguirre, viuda del líder guerrillero y número dos de la organización maoísta, entregarle el cuerpo a una tercera persona para darle sepultura. Ella cumple una condena a perpetuidad en una cárcel de mujeres en Lima.

Esa negativa abrió las puertas para la cremación, ante un vacío legal sobre estos casos.

El “Pol Pot de los Andes” pasó sus últimos 29 años condenado como responsable intelectual de uno de los más cruentos conflictos en América Latina, con 70.000 muertos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Sendero Luminoso lanzó una “guerra popular” marcada por cruentas acciones terroristas entre 1980 y 2000.

Abrazó el maoísmo y los métodos del líder camboyano Pol Pot, y se formó una imagen de revolucionario duro e implacable dispuesto a ordenar masacrar a los habitantes de un poblado de los Andes peruanos por no respaldarlo.

La “guerra” que impulsó tendría el costo social de un millón de muertos, aseguró en la única entrevista que otorgó en 1988.

Entre las acciones más sanguinarias de Sendero está el asesinato en 1984 de 117 campesinos que se rehusaron a apoyarlo en Soras, Ayacucho. En 1983, hicieron igual con 69 campesinos en la vecina Lucanamarca. En Lima, en 1992, un coche bomba mató a 25 personas e hirió a 150 en el barrio turístico de Miraflores.

Agencia AFP

PB

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir