El Castillo de Coral: un misterio inexplicable que lleva 100 años

admin

28/03/2021

El amor todo lo puede. Frase que se repite muchas veces sin demostrar que sea cierta. Pero para un hombre sí lo fue.

Edward Leedskalnin, nació en 1887 en una familia granjera de Letonia. Estudió hasta cuarto grado y empezó a trabajar como albañil.

Cuando tenía 26 años se enamoró perdidamente de Agnes Suffs, una adolescente de 16. Pero esta historia no tiene bajas intenciones. Era un amor como pocos, y a la par. Porque Agnes también amaba a Edward.

Agnes Suffs, el amor imposible.
Agnes Suffs, el amor imposible.

Se comprometieron, y en 1919, tan sólo un día antes de la boda, ella lo abandonó. Dicen que los padres de la chica no soportaron que ella se casara con un albañil casi analfabeto.

¿Se puede sufrir por amor? Por supuesto. Se puede morir de amor, o como en el caso de Edward, vivir eternamente enamorado y sumergido en la tristeza.

UN AMOR ETERNO

Lo primero que hizo Edward fue poner distancia. Se mudó a Miami. Pero no podía olvidar a Agnes.

En febrero de 1923 compró unos 8.000 metros cuadrados de terreno en Florida City, a 48 kilómetros al sur de Miami, por U$S 10.

Edward sentado frente al telescopio que construyó junto a representaciones de la Luna en cuarto creciente, Saturno, Marte y Venus.
Edward sentado frente al telescopio que construyó junto a representaciones de la Luna en cuarto creciente, Saturno, Marte y Venus.

Y desde 1923 hasta 1951, en que murió de tristeza, escribió la mayor historia de amor y misterio que se conozca.

Durante esos 28 años, este escultor amateur construyó con sus manos un castillo para su amada. Talló nada menos que 1.100 toneladas de piedra. Y aquí comienza el misterio. Muchos se preguntaron y se preguntan ¿cómo lo hizo?.

Su trabajo hubiera necesitado de una cuadrilla de cientos de hombres, y él lo hizo sólo. ¿Era humano? ¿No lo era? ¿Fuerzas extrañas lo ayudaron?.

Edward en medio de su castillo.
Edward en medio de su castillo.

El hombre, en silencio y lejos de miradas indiscretas, fue levantando ese prodigio de la arquitectura. Lo hacía para y por “sweet sixteen” (dulce dieciséis), como él llamaba a Agnes. Y su historia llegó tan profundo en algunos, que el famoso rockero británico Billy Idol, grabó una canción titulada “Sweet Sixteen”.

¿AYUDA EXTRATERRESTRE?

La pregunta del millón es ¿cómo hizo Edward, sin maquinaria algunas, para mover bloques de coral de 15 toneladas cada uno?.

En esta cama colgante del techo dormía Edward en su castillo.
En esta cama colgante del techo dormía Edward en su castillo.

Nadie vio como construyó ese castillo perdido en la nada. Solo se sabe que Edward trabajaba por las noches y ayudado apenas por una linterna. Y no hay respuestas de cómo un hombre de 1,50 metros de altura y 54 kilos de peso, podía levantar esos bloques de coral cuyo peso promedio es dos veces superior a los bloques empleados en la pirámide de Keops.

En el parque, rodeado totalmente por un muro de 3 metros, el mayor bloque pesa 30 toneladas y hay dos monolitos de 8 metros de altura.

Los elementos que usó para levantar el castillo. Increíble.
Los elementos que usó para levantar el castillo. Increíble.

El hombre extrajo de algún lugar más de 1.000 toneladas de piedra caliza oolita y las esculpió de las maneras más variadas. Todo en su castillo, incluyendo paredes, mobiliario, una luna creciente, una fuente de agua y un reloj de sol, están hechas con esa piedra.

¿CÓMO LO HIZO? NO HAY RESPUESTAS

Edward contó algunos secretos y aumentó los misterios. Dijo que su truco era conocer el exacto manejo de los pesos y palancas, así como el uso de trípodes, poleas y cabrestantes.

En algunas fotos antiguas se lo ve junto a un trípode de madera de pino con cadenas y una misteriosa caja negra. Dicen que todo eso era para engañar a la gente. 

Pero algo se supone: sabía el secreto de la construcción de las pirámides de Egipto y cómo mover enormes piezas en peso y altura.

También construyó un reloj solar que marca las horas proyectando la sombra de una roca afilada sobre estas líneas.
También construyó un reloj solar que marca las horas proyectando la sombra de una roca afilada sobre estas líneas.

Lo cierto es que Castle Rock está considerada una maravilla de la ingeniería sólo comparable a Stonehenge y las Grandes Pirámides de Egipto.

ES CIENTÍFICAMENTE INEXPLICABLE

Todo allí es inexplicable. Como la puerta de piedra que tenía el castillo. Pesaba toneladas y sin embargo se abría con una brisa fuerte o apoyando un dedo sobre ella. En 1986 dejó de moverse. Y cuando la quitaron, algunos dijeron que la puerta giraba sobre un eje de metal y descansaba sobre un cojinete de camión. Pero esa respuesta no era suficiente.

¿Cómo levantó ese castillo Edward?

Al fondo el Obelisco. Pesa 28 toneladas ¿cómo hizo para levantarlo y colocarlo?.
Al fondo el Obelisco. Pesa 28 toneladas ¿cómo hizo para levantarlo y colocarlo?.

Las teorías se multiplican. Algunos argumentaron que hacía levitar las piedras. Otros que les “cantaba” y ellas obedecían. Otros que tenía un conocimiento sobrenatural del magnetismo y las llamadas “energías terrestres”. Otros que usó tecnología alienígena y muchos consideran que el lugar es un punto de aterrizajes de OVNIS.

Quienes van al castillo dicen sentirse observados y muchos tienen extraños dolores de cabeza que desaparecen cuando abandonan el lugar.

La mesa de coral tiene la forma del estado de Florida e incluye al lago Okeechobee, representado con un agujero lleno de agua.
La mesa de coral tiene la forma del estado de Florida e incluye al lago Okeechobee, representado con un agujero lleno de agua.

Hay que recordar que Edward abrió su obra al público y cobraba U$S 0,10 (equivalentes a U$S 1,80 de hoy) por ver el castillo. Muy lejos de los U$S 18 que se cobran hoy por una visita.

UN FINAL INCREÍBLE

Pero lo más increíble está por llegar. Edward había construido su castillo en Florida City y se enteró que estaban loteando todos los alrededores del mismo. No quería vecinos.

En abril de 1937 compró un terreno aislado a 15 kilómetros de distancia, en Homestead, y en un año trasladó todo el castillo construido a su emplazamiento actual.

La roca en la que recolectaba el dinero de la entrada al castillo se mantiene hasta hoy.
La roca en la que recolectaba el dinero de la entrada al castillo se mantiene hasta hoy.

¿Cómo trasladó él solo un castillo de un lugar a otro, distante 15 kilómetros, sin maquinarias y con un solo tractor que había alquilado?

Nadie lo sabe. Pero lo hizo.

Locura: la "esquina de arrepentimiento". Cuando los hijos que tuvieran con Agnes se portaran mal, los obligaría a quedarse con el cuello ensartado en estas aberturas como castigo.
Locura: la “esquina de arrepentimiento”. Cuando los hijos que tuvieran con Agnes se portaran mal, los obligaría a quedarse con el cuello ensartado en estas aberturas como castigo.

En diciembre de 1951 Edward se enfermó y puso un cartel en la puerta de su castillo que decía “Yendo al hospital”.

Edward esculpió una mesa en forma de corazón, en la imaginaba cenas románticas con Agnes.
Edward esculpió una mesa en forma de corazón, en la imaginaba cenas románticas con Agnes.

Tomó un autobús hacia el Jackson Memorial Hospital donde falleció tres días después, mientras dormía. Tenía 64 años.

Y se llevó todos los secretos que todavía hoy, no tienen respuestas.

Mirá también
Mirá también

GML

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir