El concierto experimento de Barcelona no fue un evento transmisor

admin

27/04/2021

El 27 de marzo, la banda Love of Lesbian dio un concierto para casi cinco mil personas en el Palau Sant Jordi de Barcelona. El objetivo era demostrar al mundo que este tipo de eventos masivos son posibles pese a la crisis sanitaria.

Según los diario ABC y La Vanguardia de España, los promotores del evento sostienen que sólo seis de los 4.746 asistentes al concierto se contagiaron de Covid-19.

Hace un mes, este experimento acaparó la atención internacional: la gente que fue al concierto había autorizado a que se le realizara un seguimiento médico luego del evento.

Las medidas de seguridad

El concierto multitudinario de la banda española Love of Lesbian en Barcelona en plena pandemia.
El concierto multitudinario de la banda española Love of Lesbian en Barcelona en plena pandemia.

Todos los espectadores tenían puestos barbijos de la clase FFP2, que se presentan como un equivalente a los barbijos N95 y cuentan con una eficacia de entre el 92 y 94 por ciento de filtración.

El público no mantuvo la distancia de seguridad de dos metros, pero no se concentró en lugares de uso común. El lugar tenía una ventilación “adecuada”, según los organizadores, y contaba con alcohol en gel disponible.

Cabe recordar que el Palacio Sant Jordi, un pabellón multifuncional situado en la montaña de Montjuïc de Barcelona (España), tiene una capacidad máxima superior a los 24 mil espectadores.

Las instalaciones del Palau Sant Jordi se dividieron en cuatro sectores. Cada uno de ellos disponía de una entrada y una salida propia.

Aspecto del Palau Sant Jordi durante la rueda de prensa en la que Marta Labata directora general de BSM , Josep Maria Llibre médico especialista en enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, el teniente alcalde ayuntamiento de Barcelona Jaume Collboni, la consellera de Cultura Ángels Ponsa el jefe de sección de Enfermedades Infecciosas del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Bonaventura Clotet y el doctor en enfermedades infecciosas Boris Revollo han informado de que la prueba piloto que tuvo lugar en el Palau San Jordi hace un mes ha demostrado que los conciertos masivos pueden ser seguros. Foto EFE
Aspecto del Palau Sant Jordi durante la rueda de prensa en la que Marta Labata directora general de BSM , Josep Maria Llibre médico especialista en enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, el teniente alcalde ayuntamiento de Barcelona Jaume Collboni, la consellera de Cultura Ángels Ponsa el jefe de sección de Enfermedades Infecciosas del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Bonaventura Clotet y el doctor en enfermedades infecciosas Boris Revollo han informado de que la prueba piloto que tuvo lugar en el Palau San Jordi hace un mes ha demostrado que los conciertos masivos pueden ser seguros. Foto EFE

Además, en el recinto se habilitaron más puntos de ventilación de los que habitualmente dispone el lugar, con lo que se aseguró la salida y entrada continua de aire en todo momento.

Quiénes lo organizaron

Esta iniciativa llevada a cabo por Festivals x la Cultura Segura, es decir, algunos de los festivales más importantes de Catalunya y la promotora The Project. En el afán de seguir lucrando pese a la pandemia, aseguran que esta es la prueba de que se pueden realizar este tipo de actividades en espacios cerrados y sin mantener la distancia social.

Los organizadores sostienen que el nivel de contagio en ese lugar fue casi nulo. Pese a las recomendaciones de sanitaristas e infectólogos de todo el mundo, así como de instituciones médicas, pretenden mostrar que es seguro reunir a esa cantidad de gente en un lugar cerrado.

El doctor Josep Maria Llibre, especialista de Enfermedades Infecciosas de la Fundación Lluita Contra la Sida, que coordinó la parte clínica del experimento, sostiene que el concierto “no fue un evento de supertransmisión”.

Love of Lesbian, la banda que se prestó al concierto experimento. Foto Facebook Love of Lesbian/Rita Puig Serra
Love of Lesbian, la banda que se prestó al concierto experimento. Foto Facebook Love of Lesbian/Rita Puig Serra

La iniciativa contó con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y la Fundació Lluita contra la Sida i les Malalties Infeccioses (FLSida), fundada por el doctor Bonaventura Clotet.

Las cifras 

Seis de los 4.746 asistentes al concierto que autorizaron que se les realizara un seguimiento dieron positivo a la infección a las dos semanas del evento. Y de esa media docena, cuatro no se contagiaron allí porque se identificó la fuente del contagio.

En los dos casos restantes queda por determinar el origen del contagio, aunque los organizadores dan por sentado que no fue en el evento dadas las grandes medidas de seguridad.

Para Llibre, esta cifra de seis positivos equivale a 131 casos por cien mil habitantes. Por eso, sostiene que el ensayo fue un éxito.

El Palacio Sant Jordi, en Barcelona. Foto Reuters
El Palacio Sant Jordi, en Barcelona. Foto Reuters

“Podemos afirmar que la gente estaba más segura en el concierto que en el resto de la ciudad”, señaló, porque el número está por debajo de los 260 casos por cien mil habitantes que registraba Barcelona durante la realización del concierto. 

Los responsables de la iniciativa consideran que el éxito de su experimento es un paso adelante que ayudará a diseñar una metodología que permita la vuelta a la normalidad al sector de la música en vivo y los eventos masivos en general.

“Es una actividad segura”, repitió Llibre en la conferencia de prensa en la que se presentó el resultado de la prueba.

El público del show de Love of Lesbian: con barbijo y sin distancia social. Foto Bloomberg
El público del show de Love of Lesbian: con barbijo y sin distancia social. Foto Bloomberg

La misma mañana del concierto, los casi cinco mil asistentes se sometieron a un test de antígenos. Sólo seis tuvieron que quedarse en casa tras dar positivo. Tres días después de realizarse el evento, uno de los asistentes que había dado negativo en el test de antígenos dio positivo a la infección.

Los organizadores salieron al paso precisando que al dar negativo en el test su carga viral era baja y su capacidad de contagio prácticamente nula. “El negativo indica que no es contagioso, por lo que el evento no genera problemas de transmisión”, precisaron los promotores.

Lo leiste en FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta