El Gobierno decidió cerrar las exportaciones de carne por 30 días y desde el campo advierten que se vienen medidas de fuerza

admin

17/05/2021

El Gobierno decidió cerrar las exportaciones de carne por 30 días para contener el precio luego de una fuerte suba que se viene dando en el último año, lo que generó mucho mal humor en el sector ruralista ante la decisión oficial y ya se analizan protestas.

La noticia fue comunicada por el presidente Alberto Fernández a Mario Ravettino, titular del Consorcio ABC, que reúne a todos los frigoríficos exportadores, en una reunión realizada el lunes por la noche en Casa Rosada, en donde también participó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Por lo que, mientras se limita la exportación de carne por un mes, el Gobierno instrumentará un conjunto de medidas de emergencia tendientes a ordenar el funcionamiento del sector, restringir prácticas especulativas, mejorar la trazabilidad de las exportaciones y evitar la evasión fiscal en el comercio exterior, según indicó el comunicado oficial lanzado desde Casa Rosada.

El primer mandatario expresó su preocupación por el crecimiento sostenido en los últimos meses en el precio de la carne vacuna en el mercado interno, agregó el texto oficial. Y así allí apuntan esta medida, con el objetivo de contener los valores de los principales cortes en las góndolas.

Según datos del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), en abril los precios en promedio subieron un 3% en relación a marzo pero un 65% contra abril del año 2020, muy por encima de la que marcó la inflación en ese mismo período. El asado de tira y el vacío fueron los dos cortes con mayores aumentos en un año, con un 81% y 74%, respectivamente. Mientras que el consumo en el mercado doméstico viene bajando y está en 45 kilos, el nivel más bajo de los últimos 100 años, según datos de Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).

En tanto, las exportaciones se vienen incrementando de manera sostenida. En el primer cuatrimestre, continuando con los datos del IPCVA, crecieron en el primer trimestre un 23% y alcanzaron las 123,000 toneladas.

“El cierre de exportaciones de carne por 30 días es un error y un paso atrás en todo sentido. Causará un daño irreparable a un sector productivo que ha demostrado que genera empleo y actividad en todo el territorio nacional”, dijo Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina. “La decisión destruye la imagen de Argentina como proveedor confiable y volveremos a regalarle los mercados a nuestros principales competidores. Y lo peor de todo, tal cual lo demostró la reciente historia del kirchnerismo, en nada va a contribuir a bajar los precios especialmente en el largo plazo”, agregó el titular de la entidad.

Por su parte, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, enfatizó que están en contra de la medida. “El problema es maceo económico, el problema es la situación de desenfreno de la inflación. Por lo tanto esta medida no conduce a nada dentro del desorden de la economía nacional.

“Estamos analizando la medida pero el malestar en las bases es muy grande”, apuntó coincidiendo con el mal humor que hay en los chats de productores y redes sociales.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas sostuvieron que “es un error el cierre de exportaciones de carne”. “Marcha atrás para el desarrollo y crecimiento de la ganadería”, dijo la entidad conducida por Jorge Chemes. “Vamos camino a un cese de comercialización“, advirtió.

En este sentido, desde Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), una de las entidades más combativas del agro, se declararon en estado de alerta y movilización ante el anuncio que ellos califican “inconducente, inconsulta e indebida”.

Desde el Gobierno ya venían tomando medidas en los últimos días para contener el precio de la carne. La primera fue la implementación de un programa de rebaja de 8 cortes populares tras un acuerdo con los frigoríficos exportadores, que en la última semana confirmaron que se hará hasta fin de año agregando tres cortes más.

Asimismo, también impuso medidas en el segmento de las exportaciones de la carne para controlar el mercado ilegal. Desde el viernes comenzaron a regir desde el viernes el nuevo polémico registro de Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC), algo que desde el sector alertaron que era similar a los Roe. E impuso un precio de referencia para los embarques.

El recuerdo de las consecuencias negativas ante la intervención del mercado cárnico está bien fresco. Fue durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner entre 2006 al 2015, con cierre parcial de las exportaciones de carne y los Registros de Operaciones de Exportaciones (Roe).

Se redujo el stock vacuno de 58 millones a 48 millones de cabezas desde el 2007 al 2011 y ante esta menor oferta, cayó el consumo interno por habitante, que estaba en 62 kilos promedio/año en 2005, pasó a 57 kilos en 2010 y 55 kilos en 2011. Y también disminuyeron abruptamente el volumen de las exportaciones de carne, de casi 800.000 toneladas exportadas en 2005 a casi 200.000 toneladas en 2012.

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir