El hijo de un capo de la barra de Banfield mató a su mejor amigo y está libre

admin

07/04/2021

Joaquín salió unos minutos. Para sus hermanos no fueron más de 10 o 15. En la puerta, un auto y un grupo de amigos de Villa Niza, un barrio de Banfield, al sur del GBA, situado detrás de los Tribunales de Lomas de Zamora. Las puertas estaban abiertas por el calor y el disparo retumbó en la medianoche del 21 de diciembre.

Todo ocurrió en Pasaje Merlino 1946, cuando Miguel Ramón Tuñinali (19) estacionó frente a la casa de su amigo, Joaquín Castillo (18). El joven reconoció la bocina y salió a conversar con su mejor amigo.

Afuera la escena era de lo más habitual. Según pudieron reconstruir a través del relato de los testigos, Tuñinali estaba dentro del auto en el asiento del conductor. A su lado, una mujer y en el asiento trasero, otra pareja. Joaquín asomó la cabeza por la ventanilla del lado del acompañante y empezaron a charlar.

De pronto, su amigo sacó un botinero de la luneta para mostrarle “algo”. Adentro había un arma y fue esa misma la que le quitó la vida.

Miguel Ramón Tuñinali (19), hijo de un capo barrabrava de Banfield acusado de matar a su mejor amigo. Foto Facebook
Miguel Ramón Tuñinali (19), hijo de un capo barrabrava de Banfield acusado de matar a su mejor amigo. Foto Facebook

Después de unos segundos de confusión, intentaban reanimar a Joaquín mientras Tuñinali pretendía escapar corriendo para evitar que lo retuvieran.

“Dijeron que estaba en shock. Pero tan shockeado no estaba porque tuvo tiempo para llevarse el arma y juntar la vaina. Nunca estuvo preso, ni un solo día. Lo que nadie nos puede explicar es cómo podés matar a alguien y no ir a la cárcel“, exclamó Gabriela Castillo (35), una de las diez hermanas de Joaquín.

Después de escuchar el disparo, otro de los hermanos de víctima se asomó a la vereda y lo encontró herido. El joven murió camino a la Unidad de Pronta Atención (UPA 24 hs.) de Fiorito.

Joaquín Castillo hubiera cumplido 19 años el 24 de diciembre. Su mejor amigo lo mató de un disparo en el pecho tres días antes.
Joaquín Castillo hubiera cumplido 19 años el 24 de diciembre. Su mejor amigo lo mató de un disparo en el pecho tres días antes.

Lo cierto es que la causa entró en un laberinto judicial que terminó con la libertad del acusado y la angustia de la familia.

Primero, el fiscal Lorenzo Latorre calificó el crimen como “homicidio culposo” (penado con seis meses a tres años de cárcel). Se basó en el relato de Miguel Tuñinali, quien dijo que se había tratado de “un accidente” y que el disparo no fue intencional.

Poco después, y con el testimonio de los testigos, cambió la acusación a “homicidio simple” (comprende una pena que va de 8 a 25 años de prisión).

Joaquín Castillo (18), asesinado por su mejor amigo en Banfield, Lomas de Zamora.
Joaquín Castillo (18), asesinado por su mejor amigo en Banfield, Lomas de Zamora.

“Después, cuando le negaron la eximición de prisión, el abogado de esta persona apeló y la Cámara le dio la razón al fiscal, quedó como homicidio simple. Pero, cuando finalmente pidieron la detención, el Juzgado de garantías se negó y volvió a cambiarlo a homicidio culposo. Ahora hay que seguir esperando hasta que otra vez se resuelvan las apelaciones pero, mientras tanto, esta persona sigue libre“, advirtió Mariela Castillo (37), otra hermana de la víctima.

“Yo lo que quiero es saber qué pasó con mi hermano porque esta persona lo mató y tiene que ir a la cárcel”, insistió.

Este miércoles realizarán una nueva manifestación, desde el lugar del hecho hasta los Tribunales de Lomas de Zamora, para pedir que resuelvan la situación y detengan al acusado.

Miguel Ramón Tuñinali (19), hijo de un capo barrabrava de Banfield acusado de matar a su mejor amigo. Foto Facebook
Miguel Ramón Tuñinali (19), hijo de un capo barrabrava de Banfield acusado de matar a su mejor amigo. Foto Facebook

“Él cometió un homicidio. Si fue simple o culposo, lo tiene que resolver la Justicia, pero tiene que ir a la cárcel. ¿Qué van a esperar, que mate a otra persona? Si saben que esta persona sabe manejar armas, no puede ser que se le haya escapado el tiro. Y si hubiera pasado eso, igual tiene que estar preso porque cometió un homicidio, eso es lo que yo no puedo entender ¿Por qué tenía un arma? ¿Para qué la sacó?”, cuestionó Gabriela.

Según denunció la familia de la víctima, reciben intimidaciones en redes sociales, en las marchas que organizan y también en la puerta de la casa donde viven los hermanos de Joaquín.

Tienen miedo porque el joven es hijo de Miguel Ángel “Miguelito” Tuñinali (42), líder de la barra brava de Banfield, conocida como “La Banda de Miguel” o “La Banda del Sur”.

El capo de la barra brava de Banfield, "Miguelito" Tuñinali, fue detenido en 2018 junto a su madre, "La Nancy" Burgos.
El capo de la barra brava de Banfield, “Miguelito” Tuñinali, fue detenido en 2018 junto a su madre, “La Nancy” Burgos.

Su padre terminó preso en 2018 después de 18 allanamientos en Lomas de Zamora en una investigación a cargo del fiscal Pablo Rossi y el juez de Garantías Gabriel Vitale. Allí también cayeron la madre de “Miguelito”, Nancy Azucena Burgos, más conocida como “La Nancy”, hoy de 59 años, y su segundo, Gastón “Pelado” Aralda, de 47.

En su casa habían encontrado armas, balas, dinero, una contadora de billetes, carnets de socios, facturas por servicios y pirotecnia. Lo detuvieron junto a ocho personas y lo acusaron de asociación ilícita. Por la pandemia de coronavirus fue excarcelado y cumple prisión domiciliaria, a pesar de las múltiples causas penales en su contra. 

En esa misma casa está él, libre. Que anda por la calle como si no hubiera pasado nada, pero tiene que estar en la cárcel”, cerró Gabriela.

El capo de la barra brava de Banfield, "Miguelito" Tuñinali, fue detenido en 2018 junto a su madre, "La Nancy" Burgos.
El capo de la barra brava de Banfield, “Miguelito” Tuñinali, fue detenido en 2018 junto a su madre, “La Nancy” Burgos.

EMJ

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta