El imperdible diálogo entre Messi, Scaloni, Tite y Neymar en la cancha: “Hace tres días que estamos acá y esperaron a que empiece el partido”

admin

05/09/2021

Cinco minutos y 20 segundos de juego. Un grupo de funcionarios de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria entra al campo de juego del Neo Química Arena de San Pablo y el partido entre Brasil y Argentina, por las Eliminatoria para el Mundial de Qatar 2022, se interrumpe. Discusiones y algún que otro empujón desembocan en la vuelta al vestuario de la Selección. Pero enseguida, Lionel Messi, con una pechera de fotógrafo y ya sin la camiseta, entra al campo de juego junto al entrenador Lionel Scaloni. Y juntos protagonizan un imperdible diálogo con Tite, Neymar y Juninho Pernambucano, manager del seleccionado brasileño.

-Nos vamos -avisa Messi.

-Lo hicieron de una manera equivocada, pero avisaron antes que los jugadores estaban informados -replicó Juninho Pernambucano.

-No nos avisaron. Hace cuatro días que estamos acá. Hubiesen venido el primer día y no así -lo interrumpe Messi.

-¿No les avisaron? -consulta Tite.

-No, nos avisaron -responde, cortante, Messi.

-Juninho, ¿por qué no fueron a buscarlos al hotel?. La Conmebol dijo ‘Pueden jugar’. Se acabó, no me busques donde no hay. Te lo pido por favor -se sumó Scaloni cuando veía que el manager intentaba sacar provecho del retiro de la Selección Argentina.

-Hace tres días estamos acá, ¿esperaron a que empiece el partido para venir? ¿Por qué no avisaron antes? Si no pasa nada, avisaban, se iban y listo. Tenían que ir al hotel -profundizó Messi en tono reflexivo, pero visiblemente molesto.

Es entonces cuando Casemiro, volante de Brasil y de Real Madrid, se acercó a la Pulga y le dijo algo tapándose la boca y al oído. Inmediatamente, Messi volvió al vestuario con Scaloni como escudero.

“Vengo para que se entere nuestro país de lo que ha pasado. A mí me pone muy triste, yo no busco ningún culpable pero es muy triste lo que acaba de suceder. Sobre todo porque, si pasó o no algo, no era el momento para hacerlo y nos pone muy tristes. Cuando tendría que haber sido una fiesta para todos y disfrutar de este partido de los mejores del mundo y termina en esto”, comentó luego el DT desde las entrañas del estadio.

Y agregó: “El delegado de Conmebol nos dijo que nos vayamos para el vestuario y eso hice. No tengo mucho más para decir. Nosotros en este caso somos los damnificados. Queríamos jugar el partido, los jugadores de Brasil también querían jugar el partido y nada más. El espectáculo estaba para jugar”.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir