El intendente acusado de abuso sexual de una ex empleada municipal recusó a la jueza y no fue a declarar

admin

21/05/2021

El intendente de la ciudad correntina de Santo Tomé, Mariano Garay (56), no se presentó a la indagatoria en la causa por abuso sexual que le inició una ex empleada comunal, y recusó con causa a la jueza de Instrucción Sara Marina Durand, quien agravó la imputación a pedido de la querella. Además, pidió la nulidad de la acusación.

La investigación que se inició en marzo pasado amenaza con terminar la carrera política de Garay, quien buscará su reelección en las elecciones de este año. El intendente tiene un frente judicial complicado porque también está denunciado por grooming por los padres de una adolescente.

Fuentes judiciales dijeron que el intendente debía declarar el pasado martes en la causa iniciada por una joven de Santo Tomé, pero unos minutos antes del horario sus abogados recusaron con causa a la jueza Durand y además, consideraron que se extralimitó al cambiar la imputación de abuso de poder a abuso sexual gravemente ultrajante. El cambio de carátula fue a pedido de la querella de la joven denunciante.

Los abogados de Garay sostuvieron que Durand no podía agravar la situación procesal del alcalde sólo por un planteo de los querellantes. Y que incurrió en parcialidad manifiesta.

La magistrada rechazó la recusación y ahora será la Cámara de Apelaciones de la ciudad de Corrientes la que resuelve si la jueza finalmente debe apartarse de la investigación.

El pedido de nulidad aún no fue resuelto. Durand le corrió vista al fiscal Facundo Cabral para que emita opinión. Esa resolución podría demorarse al menos hasta los primeros días de junio porque el Superior Tribunal de Justicia dispuso una feria judicial hasta fin de mes a causa del avance del coronavirus en Corrientes.

En marzo pasado, una joven que fue despedida de la Municipalidad, reveló una oscura trama con el intendente de Santo Tomé como protagonista. Según su relato, Garay la conoció en una fiesta de cumpleaños cuando tenía 18 años y trabajaba media jornada en una panadería.

El intendente no tardó en contactarla por celular. Se mostró interesado en su vida y cuando ella le comentó que tenía intenciones de seguir estudiando pero su situación económica lo impedía, se mostró empático y dijo que podía ayudarla.

Garay rápidamente la designó en la Dirección de Bromatología, y al poco tiempo la citó en su casa, donde se cometieron reiterados ataques sexuales. La mujer aseguró que era coaccionada por el intendente, quien en todo momento le advertía que podía perder su trabajo si no accedía a mantener relaciones sexuales.

En 2019, Garay la impulsó como candidata a concejal por el Movimiento Evita, y la ahora denunciante le pidió que su hermana también se sumara al plantel municipal, lo cual se concretó velozmente.

A fines del año pasado, la joven le dijo a Garay que había iniciado un noviazgo y que ya no permitiría que los ataques sexuales se repitieran. Y que su despido y el de su hermana tenían directa relación con esa decisión.

Unos días después de esa denuncia, hubo una presentación de los padres de una adolescente, quien había recurrido al intendente para pedirle una beca de estudios. Posterior a eso, la chica comenzó a recibir mensajes subidos de tono por parte de Garay, lo cual configuraría el delito de grooming.

GL

En los últimos diez años en Argentina hay un promedio de un femicidio cada 30 horas. Según estadísticas de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema, sólo en 2018 fueron 278. La mayoría de los asesinatos ocurren en las casas de las víctimas y son cometidos por parejas o ex.

Dónde llamar

Línea 144
Atención para mujeres en situación de violencia.
Línea 137
Atención a Víctimas de Violencia Familiar.
911 Emergencias

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir