El país recibirá US$ 4.354 millones del FMI y aliviará las reservas

admin

24/03/2021

En medio de las negociaciones del ministro de Economía Martín Guzmán con el Fondo Monetario Internacional, la cartera que dirige confirmó este miércoles que el organismo otorgará al país US$ 4.354 millones en concepto de Derechos Especiales de Giro.

Esto parece parece darle aire al plan económico del Gobierno y permitir cumplir con los vencimientos con el FMI este año.

Tal como había anunciado el día anterior en su cuenta de Twitter, la titular del FMI Kristalina Georgieva, el organismo ampliará el monto previsto para distribuir este año entre los distintos paises miembros a US$ 650.000 millones. Como Argentina tiene una participación de 0,67% le corresponden el equivalente a 3.052,6 millones, una cifra que al tipo de cambio de hoy llega a US$ 4.354 millones.

Los Derechos Especiales de Giros (DEGs) son un activo de reserva internacional, que fueron creados a fines de la década de 1969 por el FMI para ayudar a complementar las reservas oficiales de los países miembros. Su valor se basa en una cesta de cinco monedas principales: el dólar de EE.UU., el euro, el renminbi chino (RMB), el yen japonés y la libra esterlina.​

Esta ayuda apunta a proveer liquidez a economías con bajas reservas y problema de financiamiento en un contexto de crisis global. Los Tesoros emiten avales y eso permite al organismo tomar la liquidez prestada del mercado a tasas muy bajas y ampliando su capital.

Georgieva​ anunció el martes que presentará ante el Directorio Ejecutivo del organismo en junio próximo una propuesta formal de esta iniciativa. Si bien los plazos para la acreditación de este monto aún no son precisos, se puede tomar como referencia la última vez que el FMI giró este tipo de ayuda, en 2009. En abril de ese año el G20 había dado su respaldo a una nueva emisión de DEGs, que fue aprobada por el Directorio Ejecutivo del FMI a fines de junio y el desembolso fue otorgado a fines de agosto de ese mismo año. 

El anuncio es una buena noticia para el país que deberá afrontar vencimientos por US$ 4.800 millones en septiembre y diciembre con el propio Fondo Monetario. Además deberá pagar otros US$ 2.500 millones con el Club de París.

El devenir de las negociaciones que lleva adelante el Gobierno con el Fondo entonces es clave para entender el destino que se le dará a este aporte extra. La asignación de DEGs a los países miembros se traduce en un asiento contable equivalente en el stock de reservas internacionales, pero esa porción de reservas es considerada como no líquida. Sin embargo, puede ser utilizada para pagar servicios de deuda con el FMI (intereses y amortizaciones de capital) y también pueden cambiarse voluntariamente contra dólares u otras monedas (fuertes) de libre circulación con otros países -que los podrían utilizar para cancelar sus propias obligaciones con el FMI. 

El economista de Eco Go Martín Vauthier, afirmó: “En el contexto actual de la Argentina,  el camino óptimo sería avanzar en un programa económico que sea creíble desde el punto de vista fiscal, monetario y financiero; que pueda brindar previsibilidad hacia adelante. Hacerlo en el marco de un acuerdo con el Fondo, lo que permita despejar vencimientos, le daría aire a la economía, permitiría bajar el riesgo país y reduciría las tensiones cambiarias” afirmó.

Para los analistas de Quantum Finanzas, “Los recursos extraordinarios contribuirán para que Argentina cuente con más reservas para afrontar los compromisos hasta las elecciones sin cerrar un acuerdo con el FMI, lo que parece ser un objetivo del Gobierno. Sin embargo, de esa forma es muy probable que se profundicen los desequilibrios macroeconómicos. Por otro lado, aprovechar los mayores recursos para avanzar en un acuerdo cumplible con el FMI contribuiría a un proceso electoral y post electoral menos incierto”.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta