En 13 de los últimos 14 años, las cuentas cerraron con déficit fiscal

admin

05/09/2021

Todos los gobiernos prometen en algún momento un ordenamiento de sus cuentas para revertir el agujero fiscal. Esto es que los ingresos sean superiores al gasto. Sin embargo, en 13 de los últimos 14 años años, el Estado gastó más de lo que recaudó y acumuló así un déficit fiscal equivalente a US$ 250.000 millones, incluyendo el pago de intereses de la deuda.

El cálculo surge de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), dirigido por el economista Nadín Argañaraz, en el que se analiza el desequilibrio fiscal entre 2008 y julio del 2021 a partir de comparar los ingresos y gastos expresados en dólares corrientes, partiendo de los valores mensuales en pesos y utilizando el tipo de cambio promedio mayorista mensual.

Argentina tiene un problema fiscal crónico y recurrente: de los últimos 61 años, en 54 se va a terminar con déficit fiscal. Es decir que en el 9 de cada 10 años los ingresos no han sido suficientes para financiar el nivel de gasto público ejecutado. De su financiamiento, se derivan un sinnúmero de distorsiones y desequilibrios que tarde o temprano terminan sincerándose”, señala el informe.

Según el estudio, los ingresos totales del sector público nacional en 2008 sumaron US$ 89.955 millones -cuando la Argentina todavía registraba uno de los mayores récord de exportaciones del agro- para luego subir hasta un máximo de US$ 178.232 millones en 2015, declinar en 2019 a menos de US$ 90.000 millones, y tocar el piso de US$ 68.904 millones el año pasado.

En paralelo, el gasto total promedió los US$ 90.000 millones durante los años 2008 y 2009, llegó al máximo de US$ 211.122 millones en 2015 en coincidencia con el pico de ingresos, y a partir de allí mostró una tendencia a la baja que lo dejó en los últimos dos años completos por encima de los US$ 100.000 millones anuales.

Como resultado, “en los últimos 13 años y 7 meses los gastos han superado sistemáticamente a los ingresos, con la sola excepción de algunos meses al inicio del periodo (año 2008). Concretamente, sólo en 22 de los 163 meses relevados, el resultado fiscal fue positivo, mientras que en los restantes hubo déficit (87% del total de meses)”, estimó el IARAF.

El déficit promedio anual entre 2008 y 2020 fue de USD 18.705 millones (llega a US$ 20.559 millones anuales si se consideran sólo años con déficit, que son desde el 2009 a 2020)”, señala el IARAF. Y agrega: “Sumando todo el período comprendido entre enero de 2008 y julio de 2021, el déficit fiscal acumulado totalizaría los US$ 250.400 millones”.

El resultado fiscal arroja un déficit primario cuando los recursos que ingresan por los impuestos son menores a los que se utilizan para cubrir las erogaciones. Este se puede financiar con mayores impuestos, emisión monetaria o deuda. Y cuando se incluye el pago de intereses y el resultado es negativo, las cuentas muestran el déficit fiscal.

“El endeudamiento debe hacerse para cubrir el déficit primario y los intereses de la deuda. Estos últimos en parte son consecuencia del stock de deuda con el que se inicia una gestión, y en parte del déficit fiscal que se sigue generando”, indica el informe.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir