“En Coghlan plantamos dos arbolitos, pero los vandalizaron y arrancaron”

admin

17/09/2021

El barrio se va vistiendo de primavera, los árboles “van pintando”- como decimos en el campo- y muchos lucen sus galas floridas. Los aromos y espinillos con sus pomponcitos amarillos, los lapachos repletos de flores rosadas, y los cítricos perfumando el aire.

Recorremos las calles, conversamos con vecinos y les tocamos timbre para compartir placeres: disfrutemos del espectáculo, cuidemos nuestro maravilloso entorno natural, plantemos más árboles. Muchos ya lo hacen, otros se unen a nuestros planes, otros despiertan sensibilizándose un poco más. Plantamos varios ejemplares esta temporada, acacia, paraíso, jacarandá, ginko, especies muy hermosas.

Sin embargo, en Coghlan, encontramos que dos de nuestros nuevos arbolitos fueron arrancados, vandalizados. En su lugar plantaron otros ejemplares, ni mejores ni peores, otros; sin duda, sin historia para nosotros. Nuestros arbolitos son esperados pacientemente y se cargan de historia, son hijos de otros árboles que nos regalaron sus semillas.

Somos vecinos que cada año sembramos, durante varios años cuidamos y los plantamos en la vereda de alguien que lo adopta. Siempre son recibidos con alegría y generosidad, con la promesa de riego y cuidados. No podemos permitir estos atropellos. Tristeza infinita.

María I. Freggiaro / maifreggiaro@yahoo.com.a

La crisis en el Gobierno y la sombra de Cristina

La lucha de poder, entre el Presidente y la vicepresidenta, culminó con un golpe de Estado, en el que ya no salen los tanques a la calle, sino que se mueven las piezas como en un tablero de ajedrez.

El objetivo de la partida no es escuchar el categórico mensaje de las urnas sobre las legítimas aspiraciones de un proyecto de país, porque lo que en realidad está en juego es un proyecto de poder, en el que la prioridad es consagrar la impunidad de la vicepresidenta frente a las varias causas judiciales en las que está procesada.

Ante la aplastante derrota electoral, en la que ha perdido el monopolio del manejo de sectores muy vulnerables -algunos votaron por Milei y otros piden trabajo en vez de planes sociales- ella pierde poder para influir ante los jueces y fiscales que la juzgan por corrupción, como lo ha intentado hacer hasta ahora, violentando la independencia del Poder Judicial.

El gerente que ella eligió para presidente parece no estar obedeciendo las órdenes que recibe y quizás sería una buena oportunidad para que este se plantara, aceptara el apoyo que está recibiendo de intendentes, gobernadores, CGT y peronistas republicanos, para pasar a ejercer con independencia y dignidad los dos años de mandato que le quedan.

Ricardo E. Frías / ricardoefrias@gmail.com

El Frente de Todos pasó a ser el “Frente de Nadie”. En este momento nadie se ocupa de los problemas del país. A nadie le importa ni la pobreza ni la pandemia, ni la inseguridad.

La hecatombe de las PASO dejaron al desnudo que éste no es un gobierno del pueblo para el pueblo, sino propio para causas propias, la judicial, entre otras. Como en el Titanic, están subiendo todos a los botes salvavidas, con la diferencia que en el Titanic el Capitán se quedó a bordo hasta el fin.

Gustavo Gil / gustavogil68@hotmail.com

¿Nos merecemos como pueblo semejante falta de respeto por parte de los funcionarios de este Gobierno?

En medio de este tembladeral de esta implosión, de las intrigas palaciegas en el seno de quienes conducen los destinos de este país, ¿nos merecemos irnos a dormir sin saber qué nos espera a la mañana siguiente?

Nadie dio la cara, nadie salió a dar una explicación de esta crisis institucional sideral, nadie emitió un comunicado. Se lo vio al Presidente retirarse de la Casa Rosada en helicóptero (traumático deja vu).

La irresponsabilidad de la casta gobernante es inaudita, inaceptable. Es evidente que no pueden aceptar ni digerir la derrota en las PASO, son incapaces de reflexionar y aprender de sus errores. No diría cambiar de rumbo, porque rumbo nunca tuvo esta gestión improvisada.

La puja entre la vicepresidenta y el Presidente designado por ella, se parece cada día más a una lucha en el barro. Patética y vergonzosa.

Irene Bianchi / irenebeatrizbianchi@hotmail.com

Es de una gravedad supina el rol que asumió la vicepresidente ante la derrota del domingo 12 de setiembre.

Ordena como si ella fuera la presidente el desplazamiento de funcionarios, la nómina de otros, el poder que le confiere a La Cámpora, su brazo armado. Su reacción además de antidemocrática es patológica.

Como ciudadanos no podemos quedarnos de brazos cruzados. Democracia vs Cristina.

Rosa C. Porrati / rosaclaraporrati@yahoo.com.ar

Un partido político es algo así como un club privado “exclusivo para socios”. De allí su privacidad.

Pero si ese grupo social se presenta a elecciones y las gana… automáticamente pierde toda exclusividad. Este es el pequeño detalle, que algunos políticos no recuerdan, cuando los convertimos (por obra y gracia de nuestro voto) en funcionarios públicos.

¿Por qué? Porque siguen trabajando para su partido y olvidan que, debieran hacerlo para nuestra Patria.

María A. Sombrada / elbabustelo@gmail.com

Una aplicación usada para la campaña política

La aplicación Mi Argentina tiene incorporados mensajes de campaña política del oficialismo desvirtuando y utilizando indebidamente este medio, dado que su objetivo es para que todos los ciudadanos tengan un acceso directo y confiable a su información personal sobre documentos, salud, vehículos, cobros, trámites, etc.

Quienes utilizan esta muy práctica aplicación aceptaron previamente para ello los términos y condiciones establecidas y no lo han hecho para recibir propaganda política de tipo alguno y con todo derecho pueden sentirse engañados si no se respeta el fin para el que fue creada la misma.

Sería muy reconfortante y saludable que el organismo responsable de esta aplicación adopte las medidas necesarias para evitar que sea utilizada para fines políticos de ninguna especie sin distinciones.

Oscar E. García / osedgar@yahoo.com

Mirá también

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir