En Diputados, hasta los más férreos aliados del kirchnerismo objetan la ley de restricciones

admin

16/05/2021

El proyecto de restricciones enviado por el presidente Alberto Fernández suma rechazos de aliados que podrían complicar su avance en Diputados.  Desde el Senado -donde la norma se votará esta semana- el oficialismo busca introducir cambios para evitar un revés en la Cámara baja.

El Frente de Todos tiene 118 diputados propios y necesita 11 aliados más para alcanzar los 129 del quórum y la mayoría absoluta.

Pero la férrea aliada del Movimiento Popular Neuquino, Alma Sapag, plantea objeciones al proyecto, cree que no es necesario y propone, en cambio, que Nación firme convenios con cada provincia y que éstos sean ratificados por las legislaturas locales.

Diputado José Luis Ramón fotos Los Andes
Diputado José Luis Ramón fotos Los Andes

“El texto altera las autonomías provinciales, en una especie de intervención federal parcial, y fija una categoría de conglomerados muy difícil de implementar en el Interior. Cada provincia tiene sus particularidades. No vamos a atentar contra el federalismo y la Constitución”, señaló el diálogo con Clarín.

Se lo transmitió a senadores de su provincia que están negociando cambios al texto. Entre ellos una mayor delimitación de las delegaciones.

El planteo de Sapag es similar al del jefe del Interbloque lavagnista Alejandro “Topo” Rodríguez, que considera que de aprobarse la ley será inconstitucional y sugiere que el Gobierno haga un acuerdo político con los gobernadores, similar al sistema del pacto fiscal.

Los dos legisladores de la Izquierda tampoco están dispuestos a acompañar. Por lo contrario, piden un “plan integral” para luchar contra la pandemia.

“Este proyecto es un parche más de una cadena de improvisaciones y una catástrofe sanitaria. Además, el proyecto tiene varios artículos referidos a la delegación de facultades y eso nosotros lo hemos rechazado históricamente, por ejemplo, no podemos aceptar que el Gobierno tenga la potestad de prohibir movilizaciones o protestas callejeras”, aseguró Nicolás del Caño.

Como ya contó Clarín, otros gobernadores aliados también se inclinan por la negativa.

Carlos Gutiérrez, jefe del bloque que responde al mandatario cordobés, Juan Schiaretti, consideró que no era necesaria una ley para “llevar adelante cuestiones que ya están previstas en la Constitución nacional y en las provinciales”. “No sé si llamarlo superpoderes o no, lo cierto es que toda decisión o ley que avasalle las autonomías provinciales las vamos a rechazar”, ratificó.

El rionegrino Luis Di Giácomo, alfil de la mandataria Arabela Carreras, todavía se está recuperando de un cuadro severo de Covid, pero de estar presente al momento del debate sería un voto negativo.

Su par del Senado Alberto Weretilneck -con quien votan en tándem- adelantó el rechazo esta semana. Aunque siguen abiertas las negociaciones en la Cámara alta.

“No es este el camino. Esta ley no va a resolver el problema que tenemos. La pandemia va a seguir judicializada. Además, tiene problemas para ser aplicada en el interior del pais. No es lo mismo una provincia o ciudad con empleo público preponderante que una que vive del turismo”, sentenció la semana pasada.

Mientras tanto el Frente de Todos sí podría acarrear a los demás diputados del interbloque Unidad y Equidad Federal, conducido por el mendocino José Luis Ramón, que se mostró a favor de fijar “criterios objetivos” pero está acordando cambios con el Senado.

“El proyecto de Emergencia Covid 19 da previsibilidad en la toma de decisiones, pero debe tener una fecha límite y no debe violar el federalismo. Si no se modifican estas cuestiones, el oficialismo no contará con nuestro apoyo”, señaló. Mayor claridad en las delegaciones es el punto que conversan.

Con los bloques minoritarios divididos frente al tema, el oficialismo debe sumar de a uno. Los dos justicialistas – el bonaerense Eduardo “Bali” Bucca y el salteño Andrés Zottos– no se pronunciaron; Luis Contigiani del Frente Progresista Cívico y Social;  el monobloque de Beatriz Avila; y los dos ex cambiemos -Felipe Alvarez y Antonio Carambia- que formaron bloque propio serán clave.

En el entorno del socialista, Enrique Estevez, por su parte, señalaron que todavía está estudiando el proyecto. Le parece importante que se genere una ley para contar con parámetros claros, pero que se debe dar en acuerdo con gobernadores con mayores elementos científicos sobre las restricciones. 

La principal bancada de la oposición, Juntos por el Cambio -que desde un primer momento habló de “superpoderes” e “inconstitucionalidad” en el proyecto- no está dispuesta a acompañar.

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir