Escándalo en Bolivia: una sesión de la Asamblea Legislativa terminó con los diputados a las trompadas

admin

09/06/2021

Una sesión de la Asamblea Legislativa de Bolivia convocada para interpelar al ministro de gobierno, Eduardo del Castillo, sobre la detención de la expresidenta Jeanine Áñez, terminó en una trifulca entre parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS), y la oposición.

Desde el inicio de la sesión, en la que estaba previsto conocer los avances en la investigación del presunto golpe de Estado de 2019, hubo acusaciones e insultos a gritos entre parlamentarios y, al final, la tensión ha desembocado en una pelea a golpes entre dos legisladores.

La proyección de un vídeo en el que se mostraba hechos de violencia sucedidos antes y después de la renuncia del expresidente Evo Morales desembocó en que Henry Montero, del partido opositor Creemos, y Gabriel Antonio Colque de MAS acabaran a golpes a pesar de que el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, había detenido la sesión en varias ocasiones.

La pelea se dio en el marco de la interpelación a un ministro por la situación de Jeanine Añez. Foto: EFE
La pelea se dio en el marco de la interpelación a un ministro por la situación de Jeanine Añez. Foto: EFE

Después, Montero pidió disculpas públicas por lo sucedido. “Mil disculpas a los bolivianos, seguiremos luchando, no con agresiones, no con lo físico. Pero pido que las autoridades nos respeten, que no nos digan criminales, homicidas, y que no utilicen el dolor por los fallecidos”, remarcó según recoge el diario El Deber.

La sesión se abrió con la lectura del nombre de los muertos en Sacaba, en el marco de la represión por parte de la Policía y las Fuerzas Armadas de las protestas postelectorales de 2019, y un minuto de silencio.

Luego siguió la intervención de Del Castillo, quien apeló a la oposición a “comprometerse a votar en un juicio de responsabilidades de contra Jeanine Áñez y su clan mafioso”, según recoge ‘La Razón’.

Asimismo, Del Castillo tildó de “panfleto” el documento de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las irregularidades en las elecciones de 2019. “En nuestro país no hubo fraude electoral y toda la gente que la rodea (a Áñez) hizo todo lo posible para consumar un golpe de Estado”, dijo el ministro.

“A partir de que asumió la señora Jeanine Áñez han existido muertos, heridos, encarcelamientos injustificados, con eso vinieron a robarnos y nos saquearon en plena pandemia“, afirmó Del Castillo según recoge un comunicado.

“No solo comprobamos que no hubo fraude por que ganamos con el 55 por ciento en las elecciones de 2020, sino que 6 instituciones extranjeras también lo comprueban así, en cambio ustedes no pudieron comprobar nunca de que hubo un fraude electoral, porque ustedes pregonan una narrativa falsa, les encanta mentirle al pueblo“, sostuvo.

Fotografía de la pelea a puños entre el diputado oficialista Antonio Colque (c) y el senador opositor Henry Montero (d), en La Paz (Bolivia). EFE/Stringer
Fotografía de la pelea a puños entre el diputado oficialista Antonio Colque (c) y el senador opositor Henry Montero (d), en La Paz (Bolivia). EFE/Stringer

Por su parte, el diputado de la oposición Erwin Bazán afirmó que Del Castillo buscaba “manipular” lo ocurrido en noviembre de 2019. “Aprendiz de Murillo, Murillito, de verdad que sí, desde ahora en adelante no vas a ser ministro vas a ser director de cine con esas proyecciones, con esa imágenes sos un manipulador, jugando a ser Ministro de Gobierno”, dijo Bazán.

Ante estos comentarios, Del Castillo respondió que busca unión “para que esta gente que ha peregrinado por más de un año obtenga justicia”. “Pido a Bazán que nos diferenciemos, de que esta legislatura sea diferente y que no solo gritemos y nos agarremos a puñetes”, ha expresado.

Finalmente, a pesar de las tensiones, los parlamentarios ratificaron el respaldo a la gestión del ministro de gobierno en esta cuestión con el voto del MAS y el ministro ha salido a hombros de la sesión.

La situación de Jeanine Añez

Áñez está en prisión preventiva desde el 15 de marzo, acusada de sedición, terrorismo y conspiración por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019. Las autoridades bolivianas investigan el caso, conocido como Caso golpe de Estado, tras la denuncia de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty.

Dos meses después de su detención, la exmandataria denunció que las autoridades bolivianas “no han presentado una sola prueba” que respalde las acusaciones que pesan contra ella. “Soy una presa política, esa es la única realidad”, afirmó.

Fuente: DPA

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir