“Escuela es compartir, estar con otros; lo demás es papel pintado”

admin

18/05/2021

Preparé trabajos para mis alumnos (los padres se hastiaron de la virtualidad, conectividad, Zoom…). Por eso decidí recortar páginas de libros de texto y aprovechar la oportunidad para personalizar tareas. Intentando priorizar los dones y talentos que posee cada niño. El que es habilidoso para crear e imaginar, posiblemente sea menos capaz para las ciencias duras, lo exacto y categórico. Es así: venimos de fábrica con capacidades distintas. Y lo que más nos gusta es lo que mejor nos sale y como nos sale bien, lo repetimos y hasta nos hacemos especialistas porque está en nuestra naturaleza dicha habilidad. Es como una ruedita que se retroalimenta.

Esto de la pandemia me permitió dedicarle a cada chico su trabajo, bien personalizado. Mi casa está llena de manuales repetidos, de escuela, de vejez aprendida, de sabiduría acumulada. En pleno ejercicio de mis divertidas y creativas facultades mentales, arranqué páginas sueltas, sin vida, sin ojos que las hayan visto ni mentes que las hayan pensado. ¡Qué libertad! A unos, más gramática; a otros, más cálculos; a otros, más arte… un placer. Por fin estos libracos tuvieron sentido. Surgió la niña amordazada que duerme dentro de la maestra adulta. No puedo negar un esbozo de cierta rebeldía en la escena que describí. Cuando vino la parte de ponerle nombre y apellido del niño a cada bolsita con material para casa, observé que debía tachar las consignas más interesantes, las únicas que valen la pena, las que dicen: “Comparte con tus compañeros el trabajo terminado”, “compara con tus amigos los resultados obtenidos”.

Escuela es eso… estar con otros. Lo demás, como decía un amigo es “papel pintado”.

Roberta Garibotti
robertagaribotti@hotmail.com

OTRAS CARTAS

Le parece una “frivolidad” que se siga jugando el fútbol

Yo entiendo que el fútbol es “pasión de multitudes”, un sentimiento inexplicable. Que es una distracción para tantos fanáticos e hinchas. Que ayuda por un rato a anestesiarnos, a olvidar esta cruda realidad que estamos padeciendo.

Pero, con las debidas disculpas del caso, me cuesta aceptar que, mientras se sigue jugando como si nada, seguimos con jardines de infantes, escuelas y universidades cerradas, teatros cerrados, cines cerrados, comercios trabajando a media máquina, restaurantes ídem, miles de locales cerrados, una falta de empleo galopante, una inflación que nos devora, una inseguridad que nos aniquila, más y más infectados, menos y menos testeos, más y más muertos, vacunas escasas y demoradas.

En este contexto, me parece una frivolidad que el fútbol quede exento de toda esta malaria. Se trata no sólo de ser sino de parecer. Necesitamos gestos, actitudes; necesitamos evitar diferencias y privilegios irritantes, no sentirnos discriminados, no tenidos en cuenta, dejados de lado.

¿Es mucho pedir?

Irene Bianchi
irenebeatrizbianchi@hotmail.com

Cree en el Estado y lo extraña en su ausencia

Mira en lo que te convirtieron Estado…

De ser la autoridad a ser un autoritario. De solucionar los problemas a ser parte del problema. De ser un remedio a ser la enfermedad. De aunar las opiniones a ningunear. De dividir juiciosamente los Poderes a dividir la población. De ser un propulsor de la genialidad a convertirte en una aspiradora de los sueños, proyectos y esfuerzos de todos. De albergar a los más capaces a obligar a convivir la decencia con la inmoralidad, donde sabemos quienes pierden y no tenemos vacuna.

De asegurar el retiro a la vejez a menoscabar su única seguridad. De asegurar la educación a asegurar que las escuelas estén cerradas en contra de lo que la ciencia dice y te pide el pueblo. De buscar la excelencia a caer en la decadencia. De buscar el respeto en el mundo a convertirnos en su hazmerreír.

De ocupar los primeros lugares mundiales a caer por la escalera. De tener, alguna vez, un Banco Central repleto de oro, con moneda acuñada también en oro como respaldo, a llenarnos de papeles de deuda y sin solucionar la desigualdad. De estimular a los generadores de trabajo a hacernos caer bien abajo. De garantizar el bienestar general a aplastarnos de fiebre.

Creo en el Estado y lo extraño en su ausencia, pero el Estado está en terapia intensiva porque no es inmune al virus de la irresponsabilidad que tienen muchos pseudo políticos.

Juan Arturo Murrie
agrimmurrie@gmail.com

“Devolución” del presidente español a Alberto Fernández

Después de presentar en el Congreso Nacional un proyecto de ley reclamando para el Poder Ejecutivo facultades especiales -que de acuerdo con los especialistas solo podrían ser otorgadas mediante una reforma constitucional-, Alberto Fernández pasó un mal momento en Madrid cuando el presidente español Pedro Sánchez enfatizó en un discurso junto a Fernández y frente a la prensa internacional que no hay ninguna norma que pueda estar por encima de la Constitución.

Quizás fue una devolución a la desafortunada declaración del Presidente argentino poco antes de llegar a España cuando erróneamente señaló la debilidad actual del gobierno español como resultado de las últimas elecciones. Quizás habría que recordarle al presidente Fernández la sabia frase de Aristóteles: “El hombre es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”.

Ricardo E. Frías
ricardoefrias@gmail.com

Vacunarse en el exterior: agradecer en vez de criticar

Por la falta de vacunas contra el Covid-19 producto del mal manejo de la pandemia que está haciendo el Gobierno muchos argentinos han optado por ir al exterior, donde sobran dosis, a inocularse. Ya son casi 20.000.

Hay críticas, muchas creo que salen de resentidos que no pueden viajar a vacunarse. ¿Se entiende que son 20.000 argentinos que alivian el pobre sistema logístico gubernamental? ¿Se entiende que son 20.000 argentinos que podrán vacunarse con las escasas vacunas que compró el Gobierno?

En vez de criticarlos habría que agradecerles su gesto altruista de pagarse ellos mismos las dosis y ayudar a lograr la inmunidad de rebaño. En vez de criticarlos habría que recibirlos con bombos y platillos como personas que nos ayudan a muchos que podríamos quedar debajo de la línea de corte para acceder a la vacuna.

Basta de hipocresía y comentarios populistas oportunistas.

Mgtr. Fernando Pietrobelli
ffpuncas@gmail.com

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir