“Estamos ante una nueva era pedagógica”

admin

08/02/2021

Hace un tiempo circuló una comparación hipotética muy representativa de los avances científicos en distintas disciplinas. En ella se sostenía que si un médico cirujano del siglo XIX entrara a un quirófano del siglo XXI no sabría manejar la mayoría del instrumental a su disposición por los avances tecnológicos habidos en los años transcurridos. Pero que si un docente, con la diferencia del mismo lapso, entrara a un aula se adaptaría mucho más fácilmente a casi todos los recursos del ámbito y sabría cómo dar clases. Esta comparación no es más que una hipótesis pero muy reveladora de la realidad de la época en la que nos ha tocado vivir. Pero a la vez es un llamado a la reflexión de la humanidad.

La hecatombe nos ha golpeado muy fuerte y sin distinción alguna. Todo el planeta ha tomado conciencia de su fragilidad. Y nos hemos visto obligados ya no sólo a prever sino a crear nuevas metodologías de trabajo.

Lo que hemos dado en llamar la “vieja normalidad” será pronto un recuerdo y las nuevas formas de vivir, trabajar y relacionarse se impondrán inexorablemente.

La Pedagogía deberá hacerlo también. Los fines y objetivos seguirán en relación con los de los de cada sociedad. Los medios a usar no podrán seguir siendo los mismos.

El aula no desaparecerá; se transformará. La distribución horaria deberá repensarse. La presencialidad en el aula, de innegable valor, deberá replantearse con un criterio más social que pedagógico.

De todo esto deberán ocuparse los pedagogos del siglo XXI y por consiguiente los funcionarios públicos responsables de la Educación. De lo contrario transitaremos un sendero que nos llevará a momentos muy difíciles.

Ese camino ya empezó. No nos quedemos rezagados.

Jorge Norberto Butera
Ex Rector de la Escuela Normal Superior “Mariano Acosta”
jorgebutera@sion.com

OTRAS CARTAS

Dice que en Formosa Insfrán se adueñó de los DD.HH.

Gildo Insfrán, histórico dirigente del justicialismo formoseño, asumió por primera vez como gobernador el 10 de diciembre de 1995. Era el momento de apogeo de Carlos Menem, quien había obtenido la reelección en mayo. Pero él ahí no se detuvo. Hace 25 años que gobierna como un típico caudillo manejándose como patrón de estancia. Esa frase que escuchábamos en el enfrentamiento de Milagro Sala con el juez de su juicio. Insfrán concibe a Formosa no como provincia sino como una gigantesca estancia donde ejerce el poder sin limitación alguna. Ahí, las clases sociales son: por un lado, los miembros de la oligarquía y los adláteres de Insfrán; por el otro, la inmensa mayoría de los formoseños, que intentan sobrevivir. Esa mayoría no es libre. Al predominar el empleo público y los planes o subsidios sociales, los formoseños rinden pleitesía al patrón de estancia. Así no se convierten en muertos civiles, porque el patrón de estancia hace cuánto se le antoja ignorando responsabilidades, ética, deber y hasta la propia conciencia. Saben y se jactan de tener el dinero y el poder y por eso mismo el derecho de gobernar, generando leyes y políticas a su medida. Insfrán lo hizo y estamos viendo en el Gobierno nacional la misma táctica, donde el Congreso hace las leyes en su beneficio. Ahí también tenemos muchos, patrones y patroncitas de estancia.

Hablan y pregonan, los usan y abusan, se adueñan de los Derechos Humanos y ninguna de las organizaciones embanderadas en ellos hacen absolutamente nada. Están corrompidas por el poder y el dinero.

Mirta Rivero
mirlirivero@gmail.com

La polémica por las vacunas del Gobierno que no llegan

* No cesa la sorna a un pueblo ansioso y desesperado. No cesan las falacias de un Gobierno que está destrozando las ilusiones de una sociedad que viene castigada desde hace décadas y que esta pandemia está diezmando.

Las promesas incumplidas en campaña y desaciertos de toda índole, durante un poco más de un año de gobierno, en otro contexto político, el mismo ya habría expirado o estaría al borde del KO. Las vanas promesas incumplidas mantienen en vilo a una sociedad postrada. Las pocas dosis que hemos recibido se usan en muchos casos para hacer demagogia política, cuando los debería embargar la humildad y el silencio y cumplir con sus deberes de funcionarios. Parece que no les duelen las víctimas de la pandemia por lo desaciertos cometidos desde que se minimizó la misma. Sólo les pido que terminen con falsas promesas, de jugar con la vida, que dejen de hacer campaña o política barata con la ilusión del pueblo y que se dediquen a gobernar y a gestionar debidamente el tema de la vacunación, para que todos podamos gozar de ese beneficio o mejor dicho derecho legal, fuera de todo manejo partidista, dejando depositada la logística de inmunización en quienes la conocen por su profesión, y no en el inescrupuloso espacio K o camporista.

Rodolfo Castello
rccastello@hotmail.com

* El Gobierno necesita vacunar, urgentemente, a unos 30 millones de ciudadanos. Son 60 millones de dosis a un valor, según China, de US$ 40 cada una. Total: unos US$ 2.400 millones que no tenemos. Sin recursos (dólares) no conseguiremos vacunas. Las prepagas y obras sociales tienen más de 6 millones de socios que pagan cuotas. Son 12 millones de dosis o US$ 480 millones que el Gobierno podría ahorrar si permite que las prepagas y/o obras sociales adquieran vacunas para socios. Creo que la mayoría de ellos pagaría gustosamente y se podría acelerar la vacunación gratuita al haber un número menor de personas a vacunar. Al paso que vamos demandará varios años: hay que cambiar urgentemente.

Tomás Fernández
Iramain iramaint@gmail.com

Beatriz Sarlo “se quedó en la mitad de la cancha”

Me gustó que Beatriz Sarlo blanqueara que le ofrecieron “la vacuna por debajo de la mesa”. Prefiere morirse ahogada en Covid, pero se quedó delante de los tres palos y pateó afuera. No acertó. Hubiera sido el gol del año. Botín de Oro.

Ella no incluyó en su declaración el o los nombres de los directores técnicos (o funcionarios que sí funcionan para Cristina Kirchner). No se jugó Beatriz. Se quedó en la mitad de la cancha. ¿De qué lado del paravalancha está la periodista y escritora? O mejor dicho: ¿está con los barrabravas que tanto admira Cristina? La “ex ella” (como le dice Alejandrito Borensztein), agregó que “nunca miran el partido” (como hacen ahora los “científicos” del Gobierno que nunca miran la realidad); “Arengan y arengan”, como ellos a los “militontos”. La Sarlo se quedó en el túnel, o en el médano, como Boudou y se parece a Massa, otro que no sabe para qué lado de la cancha ir y que juega con todas las camisetas. Señora Sarlo, mejor juegue a la Play como el principito Máximo. Es menos riesgosa. De allí no se escapan las palabras y los nombres.

Lidia Beatriz Fontela
lbfontela@yahoo.com.ar

El Presidente y su amenaza de subir las retenciones

El presidente Alberto Fernández dijo: “…Si el campo no entiende voy a subir las retenciones y establecer cupos a la exportación”. Como hombre de campo debo calificar como errado su comentario. El propósito es lograr que en la mesa de los argentinos lleguen los alimentos más baratos y esto se consigue bajando las retenciones y los impuestos, no aumentándolos. Hoy los 2/3 de la producción agrícola se la lleva el Estado dejando sólo 1/3 para el sufrido productor que de ello tiene que cubrir todos los costos y hacer frente a los riesgos del clima. Hoy en el país se siembran 37 millones de hectáreas con buena tecnología. La consecuencia de aumentar retenciones e impuestos será una menor área sembrada, dejando fuera áreas alejadas de los puertos y con una menor tecnología.

Ricardo Olaviaga
olaviaga8@hotmail.com

Lo leiste en #FMVoz

Los cuatro temas que empantanaron la negociación con el FMI

Los cuatro temas que empantanaron la negociación con el FMI

Aunque se intenta ocultar, existen fuertes diferencias con el FMI para hacer un acuerdo y reprogramar la deuda que Argentina tiene con Washington. Las negociaciones son tensas y en las últimas semanas no avanzaron: están empantanadas en cuatro ejes centrales de la...

0 Comments

Dejá una respuesta