Estrellas de Hollywood estrelladas contra la pandemia: pensaban ganar una fortuna, podrían cobrar una miseria

admin

14/05/2021

¿Qué tienen en común Tom Cruise, Keanu Reeves, Gal Gadot y Emily Blunt?

Que la pandemia del coronavirus trastocó al mundo del cine en todo su conjunto (rodajes, estrenos, exhibición en salas y el “pase” a plataformas de streaming incluido) es, si se quiere, un asunto menor si lo comparamos con otras cuestiones sanitarias.

Pero a nivel trabajo, ha significado que muchos empleados en distintos rubros hayan sido cesanteados, aquí y en todo el mundo.

Emily Blunt en "Un lugar en silencio: Parte 2". La actriz de "El diablo viste a la moda" cobrará poco... Foto Paramount
Emily Blunt en “Un lugar en silencio: Parte 2”. La actriz de “El diablo viste a la moda” cobrará poco… Foto Paramount

Y en el caso de las estrellas de Hollywood, que se supone son el mayor gancho que el público tiene a la hora de decidir qué película ver- también han tenido que arremangarse.

Veamos.

No le está resultando sencillo a la industria del cine sobreponerse a la crisis del coronavirus. Al margen de los rodajes que se detienen o postergan, los estrenos que estaban con fecha confirmada para el año 2020 y que no llegaron a las salas -los que saltaron al streaming, ya veremos, es otro asunto ríspido también- están ocasionando que figuras de la talla de Cruise o Blunt, por ejemplo, intenten imperiosamente imponer sus pensamientos.

Tom Cruise vuelve a pilotar aviones en "Top Gun: Maverick", de nuevo postergada ¿por pedido de él? Foto Paramount
Tom Cruise vuelve a pilotar aviones en “Top Gun: Maverick”, de nuevo postergada ¿por pedido de él? Foto Paramount

Que es salvaguardar su trabajo, o al menos, su dinero.

Un dinero que, tal vez, nunca vean.

La cosa es así

La mayoría de los figurones de Hollywood, cuando estampa su firma en el contrato de una película, además de exigencias de qué tipo de agua quiere tener en el camarín o motorhome si filman en exteriores, y si el salmón tiene que ser ahumado o no, establecen cuánto dinero han de recibir.

Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss, en el rodaje de "Matrix 4". Foto Archivo Clarín
Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss, en el rodaje de “Matrix 4”. Foto Archivo Clarín

La forma de pago varía. Puede ser que arreglen por un monto fijo, que podrá garantizarles un buen pasar por muchos años, a ellos, sus hijos y sus nietos, o pueden arriesgar y pedir un salario bajo -bajo pueden ser dos o cinco millones de dólares, no crean que cobran el mínimo vital y móvil-, más un porcentaje de las ganancias del filme.

Esta última modalidad es la que suelen aceptar y pone a todos de acuerdo. Por un lado, la estrella apuesta a que la gente va a ir a ver su película, y entonces podrá llevarse una tajada importante de las ganancias -netas- del filme. Por otra parte, esto además simplifica y abarata el costo de producción, ya que no hay que pagarle 20 millones de dólares a Keanu Reeves de entrada. Si después Matrix 4 funciona bien en boleterías, como decía Xuxa, todo el mundo está feliz.

De acuerdo. La directora Patty Jenkins y la estrella Gal Gadot pidieron un bonus por "Wonder Woman 1984". Foto WB
De acuerdo. La directora Patty Jenkins y la estrella Gal Gadot pidieron un bonus por “Wonder Woman 1984”. Foto WB

El problema que desató la pandemia es que los estrenos de cine se fueron pasando al streaming, donde no hay manera de medir “ganancias”, o no hay otro billete que el que se obtiene al vender el filme a Netflix o a Apple TV+.

Y ni les cuento cuando la misma productora y distribuidora -Warner Bros., por ejemplo- decide estrenarlos en simultáneo en su plataforma de streaming -HBO Max- y en las pocas salas que estuvieron abiertas en gran parte de este año y tres meses que llevamos de encierro global.

Las primeras en poner el grito en el cielo fueron Gal Gadot y Patty Jenkins, protagonista y directora de Wonder Woman 1984. Claro: el porcentaje de ganancias de la taquilla les iba a ser ínfimo. Parece que consiguieron un bonus de Warner, lo que desató la queja de Keanu Reeves, que quiere un trato similar para cuando estrenen Matrix 4 a fines de este año.

Cruise, apretadito en un auto vintage mientras rodaba Misión: Imposible 7". Foto EFE
Cruise, apretadito en un auto vintage mientras rodaba Misión: Imposible 7″. Foto EFE

El caso de Tom Cruise es particular, porque el actor es a su vez productor en Misión: Imposible 7. Pero Tom no quiere que su película llegue a los cines cuando el aforo es escaso y no están todos los complejos abiertos.

Además, o peor, Paramount ha tomado la decisión de acortar la ventana de exhibición en cines de sus estrenos: de los 90 días habituales pasó a 45. Menos tiempo para cosechar dólares.

Con Emily Blunt y Un lugar en silencio: Parte 2 sucede algo que la actriz y su esposo, John Krasinski, que es guionista, director y productor del filme, no quieren dejar pasar por alto.

Los Abbott vuelven a sufrir en "Un lugar en silencio: Parte 2". Y Blunt, sufre por dinero. Foto Paramount
Los Abbott vuelven a sufrir en “Un lugar en silencio: Parte 2”. Y Blunt, sufre por dinero. Foto Paramount

Iba a estrenarse en marzo de 2020, y tras no una, ni dos, sino tres postergaciones, Paramount lo fijó para dentro de dos semanas, el 28 de mayo. ¿Qué ocurre? Los cines no van a estar todos abiertos en Norteamérica, y las ganancias serán mucho menores que si se espera a julio.

Cruise estrenará Top Gun: Maverick recién en noviembre de este año, y ¿saben para cuándo patearon a Mision: Imposible 7? A mayo, pero de 2022.

Un apellido puede pesar mucho o poco en el engranaje de Hollywood. Pero hasta que no se llegue a una normalidad más o menos deseada, estas disputas no van a terminar.

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir