Estufas: qué revisar al volver a encenderlas y cuánto cobran ahora los gasistas

admin

28/04/2021

Se hizo esperar, pero de a poco el frío empezó a llegar. Ya casi en el quinto mes del año, y con el invierno cada vez más cerca, muy pronto las familias no tendrán más opción que darles a las estufas su primer encendido del año.

En la Argentina la mayoría de los hogares usan calefactores a gas, que probablemente vienen inactivos desde octubre o noviembre.

En esta época volverán a funcionar y resulta crucial, según los especialistas, tomar una serie de precauciones antes de que eso ocurra.

Limitarse a sacudir el polvo acumulado sobre el artefacto, encenderlo y dejarlo andando, sin más, puede ser lo más sencillo. Pero no lo más seguro.

Para evitar las letales intoxicaciones con monóxido de carbono y también derroches de gas con impacto en la factura aconsejan verificar que tanto las estufas como la instalación de la vivienda estén en perfectas condiciones.

Hay muchos tipos de estufas a gas. Todas deberían ser revisadas anualmente. Foto Archivo Clarín
Hay muchos tipos de estufas a gas. Todas deberían ser revisadas anualmente. Foto Archivo Clarín

¿Pero qué chequeos deberían sí o sí realizarse antes de volver a usar los calefactores? ¿Es necesario llamar a un gasista? Y en ese caso, ¿qué tener en cuenta al contratarlo y cuánto es razonable que pretenda cobrar?

A continuación, los valores de referencia de esta temporada y un repaso punto por punto de todo lo que se necesita saber.

1. ¿Qué se debería revisar antes de volver a encender las estufas?

Para evitar accidentes por inhalación de monóxido de carbono, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) recomienda que los artefactos a gas del hogar sean revisados “una vez al año” y “preferentemente cuando bajan las temperaturas“. Es decir, justo ahora.

Esa revisión anual preventiva tiene como objetivo asegurar, entre otras cuestiones:

  • Que la conexión de alimentación del aparato no tenga pérdidas de gas
  • Que el piloto y el sistema de encendido funcionen adecuadamente
  • Que los quemadores del aparato estén limpios, sin basura que pueda generar obstrucciones
  • Que los conductos que llevan los gases tóxicos al exterior estén libres
  • Que el ambiente esté bien ventilado, con las rejillas limpias y sin obstrucciones
Una buena regulación de la llama piloto ayuda a reducir el gasto de energía. Foto Shutterstock
Una buena regulación de la llama piloto ayuda a reducir el gasto de energía. Foto Shutterstock

2. ¿Es necesario contratar a un gasista?

Sí. Tanto el Enargas como las empresas distribuidoras recomiendan que las revisiones periódicas de las estufas y demás artefactos a gas sean hechas sin excepción por gasistas matriculados.

“Sólo ellos deberían revisar y repara las estufas del hogar. Lo más importante es que el profesional verifique el estado de los quemadores y de las salidas al exterior”, explicaron a Clarín en Naturgy, la distribuidora de gas del norte y oeste del GBA.

“Y en un aparato a llama abierta -agregaron- debemos prestar siempre mucha atención al color de la llama: si es amarillenta o anaranjada, en vez de azulada, hay que apagarlo de inmediato, ventilar y hacerlo revisar por un gasista matriculado porque está produciendo monóxido.”

3. ¿Cómo verificar que un gasista esté matriculado?

Las empresas distribuidoras de gas publican el listado de los gasistas matriculados habilitados para prestar servicio en su área de influencia.

  • Los clientes de Metrogas pueden consultar el listado en este enlace o usar un buscador.
  • Los clientes de Naturgy pueden consultar el listado de cada municipio en este enlace
  • Los cliente de Camuzzi pueden consultar el listado de cada municipio en este enlace.
Recomiendan que periódicamente un gasista matriculado revise toda la instalación del hogar. Foto Shutterstock
Recomiendan que periódicamente un gasista matriculado revise toda la instalación del hogar. Foto Shutterstock

4. ¿Cuánto es razonable que cobre el gasista por una visita y cómo evitar precios abusivos?

Hay dos medidas fundamentales para evitar abusos con los precios a la hora de contratar a un gasista para la revisión anual.

Una es que el valor de la visita y la limpieza preventiva debe negociarse y quedar acordado antes de que el prestador viaje al domicilio y comience a trabajar. Preguntar “¿cuánto le debo?” cuando ya está todo hecho es un error común.

La otra medida clave es pedir al menos 2 o 3 presupuestos antes de elegir al profesional, para no ser víctima de alguien que especule con que el contratante desconoce los precios de mercado.

Quien no disponga de gasistas de confianza puede recurrir a plataformas especializadas que manejan precios fijos por visita o que permiten recibir propuestas de varios prestadores interesados en el trabajo.

Entre las redes más conocidas para conseguir profesionales están Zolvers y Home Solution.

En esta última se puede ver un listado de precios de referencia relevados hace un mes en el Capital, el Gran Buenos Aires y Córdoba, según el cual por la limpieza preventiva de un artefacto los gasistas están cobrando entre $ 1.000 y $ 1.500 aproximadamente.

Algunos profesionales, sin embargo, hoy suman un monto adicional por la visita y están pidiendo cerca de $ 2.000 para realizar el servicio más básico, que contempla desarmar el aparato, revisarlo, limpiarlo internamente y controlar que no tenga pérdidas.

Muchos usan la cocina para calefaccionar, pero eso está desaconsejado: es muy peligroso. Foto Andrés D'Elía
Muchos usan la cocina para calefaccionar, pero eso está desaconsejado: es muy peligroso. Foto Andrés D’Elía

5. ¿Cuánto cuestan los servicios y arreglos más comunes vinculados con las estufas?

Los valores indicados recién corresponden solamente a la mano de obra​. Pero, si de la revisión surgiera que se necesita una reparación, la situación será otra. En ese caso, habrá que sumar un costo de mano de obra adicional y el de los materiales y repuestos.

“Lo más común es que las revisiones preventivas no se hagan. En esta época la gran mayoría llama porque ya intentó usar la estufa y no le prende“, explicó a Clarín Pablo Hernandez, un gasista matriculado que ofrece sus servicios en Home Solution.

El problema más común, comenta, es que el inyector y el piloto estén tapados: en este caso, él puede cobrar entre $ 2.500 y $ 3.500 por dejar el aparato en óptimo estado.

Si hay que cambiar el chispero, Hernández le suma al valor básico de la limpieza unos $ 500 de mano de obra y otros $ 550 por lo que cuesta el repuesto con el cable.

“Otra situación habitual es que haya que reemplazar la termocupla, una válvula de seguridad que suele costar entre $ 400 y $ 500. Y si hay que desarmar el quemador porque está sucio adentro y sólo prende en parte, hoy hay que calcular unos $ 3.500 de mano de obra”, agrega el gasista.

Cuando los artefactos funcionan bien la llama es azulada y sale de los quemadores de manera uniforme. Foto Martín Bonetto
Cuando los artefactos funcionan bien la llama es azulada y sale de los quemadores de manera uniforme. Foto Martín Bonetto

Según el relevamiento de Home Solution, en tanto, para otros trabajos vinculados con las estufas se están manejando estos rangos de precios de mano de obra:

  • Instalación de rejillas de ventilación: $ 800 a $ 1.000
  • Prueba de hermeticidad de la red: $ 1.800 a $ 2.600
  • Instalación de una estufa sin salida al exterior: $ 2.000 a $ 3.000
  • Instalación de una estufa de tiro balanceado: $ 3.000 a $ 5.000

MG

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta