Estuvo un año buscando sin éxito quedar embarazada hasta que descubrió el motivo, que la devastó

admin

20/07/2021

Sintió que algo cambió dentro suyo. Le era difícil explicarse pero ya no tenía dudas. Lo que alguna vez había desechado con convicción, la idea de tener hijos, nada menos, se transformó en un deseo difícil de resistir.

Con entonces 30 años, Ashley (no es su verdadero nombre) quería ser madre. Hacía tres años que se había casado con “el hombre de su vida” y eran sumamente felices los dos. Pero habían planeado su futuro juntos con una creencia compartida: no incluía tener hijos.

Pero esta mujer que ahora viven en New York, Estados Unidos, había cambiado de opinión, tan sencillo como eso. El enorme desafío que tenía por delante, lo sabía bien, era convencer a su marido para que también se subiera a la idea de agrandar la familia. 

Eligió hacerlo de forma directa. Le dijo que había cambiado de opinión sobre tener hijos. “Inmediatamente me arrepentí de haber usado esas palabras exactas, porque es lo que Matthew utilizó para discutirme; y no el hecho de que quería quedar embarazada”, cuenta la revista Capsule.

“Me sorprendió que estuviera tan conmocionado y que claramente estaba enojado por eso. Dijo que habíamos trazado una vida sin niños, que no creía que alguna vez yo le iba a plantear tenerlos”, agrega.

Durante un año, la mujer vivió con angustia por no poder quedar embarazada. Crédito: iStock
Durante un año, la mujer vivió con angustia por no poder quedar embarazada. Crédito: iStock

Incluso, el hombre se dedicó a enumerar uno a uno todos los destinos del mundo a los que habían soñado conocer y que aún no habían ido, que esos viajes serían imposibles si tuvieran hijos.

Durante varias semanas, Ashley y su marido discutieron el asunto. Ella seguía con su postura; él con la suya. Hasta que un día, Matthew regresó a casa del trabajo y le informó a su esposa que él también había cambiado de parecer. Que también quería hijos.

Una larga búsqueda, angustia y la sorpresa

Ya despejado el camino, Ashley y Mathew se pusieron manos a la obra. Pero durante los primeros seis meses, nada pasó. La mujer entonces pidió una cita con un médico para asegurarse que todo funcionaba como debiera.

Los resultados arrojaron que ninguno de los dos tenía problemas para concebir, que siguieran intentalo. “Me tranquiló porque además nos dijo que normalmente se tarda un año en lograrlo”, contó.

No obstante, después de otros seis meses, y viendo que nada pasaba, volvieron a ir al médico, quien hizo arreglos para que la pareja fuera a citas con especialistas para averiguar qué estaba pasando.

Y entonces llegó la bomba. Es que la noche anterior de su cita con el especialista, Matthew se quebró y le confesó a Ashley el motivo por el cual ella no podía quedar embarazada: el se había hecho una vasectomía.

Una mentira que se alargo demasiado tiempo. Foto Shutterstock.
Una mentira que se alargo demasiado tiempo. Foto Shutterstock.

Así le contó que la operación había sido durante su primer matrimonio, ya que ninguno de los dos quería querer hijos.

“Se sentía como si estuviera hablando otro idioma. No podía entender lo que estaba diciendo. Habíamos estado tratando de tener un bebé durante un año completo, y él sabía muy bien que era imposible”, contó.

“Fue increíble. No lo dejaba al destino. Ya lo había predeterminado“. agregó.

En las semanas siguientes, el hombre trató de explicarse y le dijo a Ashley que, de todos modos, tal vez ella no quisiera tener hijos en realidad.

Pero Ashley ya estaba en otra sintonía. No pudo perdonar sus mentiras y luego de plantear la situación, puso fin al matrimonio. Se mudó de ciudad y ahora están en terapia, para lograr superar su angustia por todo lo sucedido.

Fuente; Capsule

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir