Fruta para prevenir la diabetes: cuánto y cómo comer

admin

07/06/2021

Son piezas fundamentales de la las dietas saludables. La evidencia muestra que el consumo de frutas ejerce un rol protector frente a enfermedades crónicas. Ahora, una nueva investigación contribuye a reforzarla. El trabajo halló que las personas que comen dos porciones de fruta por día menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

La diabetes es uno de los principales factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular y su prevalencia avanza aceleradamente en el mundo, asociada al crecimiento de la obesidad. En Argentina, alcanza al 12,8% de la población adulta, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), que registró un aumento significativo respecto del 9,8% de 2013.

A nivel mundial, aproximadamente 463 millones de adultos en todo el mundo vivían con diabetes en 2019, y para 2045 se espera que este número aumente a 700 millones. Se estima que 374 millones de personas tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, la forma más común de la enfermedad, que representa el 90% de los casos.

A diferencia de la diabetes tipo 1, la mellitus (o tipo 2) se puede prevenir: un estilo de vida saludable, que incluye una buena alimentación, desempeña un papel clave en ese sentido.

La fruta, mejor entera. Foto Shutterstock.
La fruta, mejor entera. Foto Shutterstock.

¿Entera o en jugo?

“Encontramos que las personas que consumían alrededor de 2 porciones de fruta por día tenían un riesgo 36 por ciento menor de desarrollar diabetes tipo 2 durante los próximos cinco años que aquellas que consumían menos de la mitad de una porción de fruta por día”, apuntó Nicola Bondonno, autora del estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

No obstante, aclaró que no observaron los mismos patrones para los jugos de frutas. “Esto se debe probablemente a que el jugo tiende a ser mucho más alto en azúcar y más bajo en fibra”, explicó Bondonno, del Instituto de Investigación en Nutrición de la Universidad Edith Cowan en Perth, Australia.

Y añadió: “Los hallazgos indican que una dieta y un estilo de vida saludables que incluyen el consumo de frutas enteras es una gran estrategia para reducir el riesgo de diabetes.

El estudio examinó datos de 7.675 australianos que participaron en el estudio AusDiab del Baker Heart and Diabetes Institute y evaluó la ingesta de frutas y jugos de frutas y la prevalencia de diabetes después de cinco años.

Los investigadores encontraron una asociación entre la ingesta de frutas y los marcadores de sensibilidad a la insulina, lo que significa que las personas que consumían más frutas tenían que producir menos insulina para reducir sus niveles de glucosa en sangre.

“Esto es importante porque los niveles altos de insulina circulante (hiperinsulinemia) pueden dañar los vasos sanguíneos y están relacionados no solo con la diabetes, sino también con la presión arterial alta, la obesidad y las enfermedades cardíacas“, señaló Bondonno.

El jugo tiende a ser mucho más alto en azúcar y más bajo en fibra. Foto archivo.
El jugo tiende a ser mucho más alto en azúcar y más bajo en fibra. Foto archivo.

En busca de la causa

La investigadora señaló que todavía no está claro exactamente cómo la fruta contribuye a la sensibilidad a la insulina, pero dijo que probablemente se trate de una causa multifacética.

“Además de tener un alto contenido de vitaminas y minerales, las frutas son una gran fuente de fitoquímicos que pueden aumentar la sensibilidad a la insulina, y fibra que ayuda a regular la liberación de azúcar en la sangre y también ayuda a las personas a sentirse más llenas por más tiempo”, apuntó.

“Además, la mayoría de las frutas suelen tener un índice glucémico bajo, lo que significa que el cuerpo digiere y absorbe el azúcar de la fruta más lentamente”.

El estudio se basa en la investigación Bondonno sobre los beneficios para la salud de las frutas y verduras, en particular las que contienen un nutriente clave conocido como flavonoides.

El consumo de frutas y verduras es pilar de un estilo de vida saludable. Foto Shutterstock.
El consumo de frutas y verduras es pilar de un estilo de vida saludable. Foto Shutterstock.

Cinco al día

Las guías alimentarias -incluida la argentina, elaborada por el Ministerio de Salud-aconsejan consumir al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.

Una reciente revisión de estudios que incluyen a más de 2 millones de participantes de todo el mundo, realizada por investigadores de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) y publicada en Circulation (la revista de la entidad), concluyó que comer alrededor de cinco porciones diarias, dos de frutas y tres de verduras, es probablemente la cantidad óptima para una vida más larga.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir