Grey’s Anatomy: ¿En qué anda su protagonista, Ellen Pompeo?

admin

16/02/2021

La pandemia de COVID-19 enrareció el aire del melodrama médico Grey’s Anatomy. Con ese eje inevitable se estrenó su 17° temporada, el 9 de febrero a las 22 (por Sony, y un día después por Flow de Cablevisión). El martes 16, en el segundo flamante episodio, “El Centro no va a aguantar”, ¿qué hará la Dra. Meredith Grey para evitar el peor final? Y la exitosa ficción también cruza inquietudes con la realidad. ¿Cómo es para Ellen Pompeo estar en aquella piel en estos días trágicos? ¿Acaso la actriz palpita la lenta despedida de Meredith Grey?

En la renombrada serie de Shonda Rimes, que a la par tiene un profuso contrato con Netflix (con Bridgerton a la cabeza de sus éxitos pronosticados), las arduas jornadas para combatir el coronavirus se volvieron asfixiantes en el Grey Sloan Memorial de Seattle. Los doctores y los pacientes elevan sus ansiedades violentas y la líder de terapia Meredith Grey (Pompeo) logra evadir su angustia soñando con otros aires sanadores: una playa, un recuerdo, un futuro despejado. Las vacunas aún no llegan para todos; los amores se suspenden por la tensión hospitalaria y las coberturas médicas se encarecen a medida que suben los contagios.

¿Cuántas sombras de Grey puede resistir un personaje? ¿Cuántos casos inspirados en el drama local global aguantaría su intérprete sin agotarse? Un latido de despedida, para Ellen Pompeo, había llegado el sábado 6. “Nuestro vínculo estaba en otro nivel. Fue una bendición. Con el corazón roto recordaré los buenos tiempos”, juró en su cuenta oficial de Instagram. No se refería (directamente) a Grey’s Anatomy, sino a su caniche Valentino, que falleció aquel día a las 16 años tras luchar contra una grave enfermedad durante seis meses.

Ellen Pompeo sufre por la pérdida de su caniche Valentino.
Ellen Pompeo sufre por la pérdida de su caniche Valentino.

Justo en la transición entre la 16° temporada y la actual, que largó en los Estados Unidos dos meses atrás, el 12 de noviembre de 2020, ante una audiencia de 5,93 millones de personas: el índice inicial más bajo en la historia de Grey’s Anatomy (de la cadena ABC, y cuya primera temporada, en 2005, fue vista por 16 millones). En Norteamérica, el 19 de noviembre subió a 5,95 millones el tercer episodio, “My Happy Ending”, que aquí llegará recién el 23 de febrero, siempre por Sony (y luego por Flow). Pero Pompeo es consciente de que nada es como era -dentro y fuera de la serie-. Y no sólo por la pandemia.

La vida es tanta pérdida y tanto dolor… Pero es un paquete. No hay alegría sin dolor. Meredith me ayudó más veces de lo que hubiera imaginado. Agradecida por el amor”, apuntó Pompeo en Instagram, aludiendo no sólo a la muerte de Valentino, de pelo gris (grey), sino a una frase que pronunciará en los próximos episodios de la 17° temporada. En medio de sus frustraciones (de ficción) al ver cómo sus intentos por mantener las cosas como están -sin víctimas excesivas- se vuelven infructuosos en el Grey Sloan Memorial. Pero la pandemia, como la desilusión por los años invertidos en el hospital, no se pueden soslayar.

¿Qué van a representar (para Meredith Grey y también para su intérprete) esas visiones en la playa en que reaparece su difunto esposo, el Dr. Derek Shepherd (Patrick Dempsey)? ¿Qué provocó esa elucubración mental? “Te extraño”, se oirá en esa escena, la cual no es spoiler, ya que tuvo más de un millón de reproducciones desde la cuenta oficial de la serie en Instagram. Y hasta quizá vuelva a aparecer en futuros episodios de esta 17° temporada, que, según creen muchos, podría ser la última de la producción de Rhimes y la ABC. Algo no confirmado todavía, desde ya.

En Grey's Anatomy, la doctora Meredith Grey (Ellen Pompeo) está en plena lucha contra la pandemia de coronavirus.
En Grey’s Anatomy, la doctora Meredith Grey (Ellen Pompeo) está en plena lucha contra la pandemia de coronavirus.

Pero muchos fans acérrimos de Grey’s Anatomy, así como los esotéricos que pululan por las redes sociales, vieron en aquel reencuentro imaginario entre el personaje de Pompeo y el de Dempsey no sólo una metáfora del poder del amor más allá de las enfermedades, los respiradores artificiales y las pandemias. Allí interpretaron un designio sobre alejamientos irremediables. Otros directamente especulan con pretendidos golpes de efecto para que la ficción levante su caudal de rating.

“¿Qué opina acerca de su regreso al equipo de Grey’s Anatomy?”, le preguntó a Dempsey la web Entertainment Tonight Canada, y aquél sonrió sin pudor. “¿Habrá renovación para una 18° temporada?”, indagó también la web. La contestación de Dempsey tuvo un doble efecto: generó expectativa, también pavor, y aumentó los comentarios en las redes: “Umm… Será interesante ver qué sucede en las próximas semanas”.

Las sospechas escalan como las incógnitas sobre el destino de Grey’s Anatomy. Casi nadie se atreve a decir en público que esta saga de médicos brillantes, neuróticos, sufridos -y también bastante hirientes por sus errores repetidos- podría perdurar sin su actriz estelar: Pompeo no es sólo la protagonista, sino el rostro y el alma del hospital en Seattle, por más que el espesor de sus actrices y actores secundarios administre con estudiado calibre la tensión dramática cuando Meredith Grey sale varias escenas de cámara. Como parecen marcar los sucesos pandémicos de esta nueva temporada.

De civil. Ellen Pompeo. ¿Podría la serie continuar sin ella? Foto EFE.
De civil. Ellen Pompeo. ¿Podría la serie continuar sin ella? Foto EFE.

Pero, en privado, los cálculos y redefiniciones de contratos no están cerrados: al menos hasta que no haya nada que hacer. ¿Habrá vida sin sombras, para Grey, en la postpandemia?

Muchos esperan ver filmados, en los vericuetos venideros del drama, la campaña de vacunación en Seattle. Sería el cierre de un círculo perfecto para esta 17° temporada, que, por los tiempos de filmación y producción bajo los protocolos actuales, comenzó mucho antes del plan masivo que encaró el gobierno de Joe Biden. Los títulos de los episodios cuarto, quinto y sexto de Grey’s Anatomy anticipan que la tragedia no será el único motor: “Nunca caminarás solo”, “Luchá contra el poder” y “No hay tiempo para la desesperación”.

También se sabe que ya hay vida planificada para Pompeo más allá del Grey Sloan Memorial, lo cual no implica pensar (todavía) que ella desee dejar para siempre los consultorios de Seattle. La estrella será la productora ejecutiva de una adaptación de la trilogía de libros Paradise, de la autora romántica Elin Hilderbrand (también para la ABC, dato no menor). Y lo hará con la co-productora Laura Holstein y con los hermanos Andre y Maria Jacquemetton, quienes escribieron varios guiones de Mad Men y aquí tendrán a cargo la adaptación narrativa para TV.

Ellen Pompeo y Patrick Dempsey. O la doctora Meredith Grey su difunto esposo, el doctor Derek Shepherd
Ellen Pompeo y Patrick Dempsey. O la doctora Meredith Grey su difunto esposo, el doctor Derek Shepherd

En esta nueva chance con la ABC, Pompeo hará de Irene Steele, quien descubre en Iowa City, tras quedarse viuda, que su esposo había vivido una doble vida en la caribeña de Saint John, en las Islas Vírgenes. Allí continuará destapando secretos del muerto, como marcan los tres libros de la saga de Hilderbrand: Winter in Paradise (2018), What Happens in Paradise y Troubles in Paradise (ambos de 2020).

“La reina de las lecturas de las playas veraniegas”: así definió The New York Post a Hilderbrand, de la misma edad que Pompeo: 51 años. El título del futuro nuevo éxito de la actriz-productora será Winter in Paradise, como la primera novela de la trilogía (y la número 24 de las 28 que publicó Hilderbrand, desde 2000, con 10 millones de ventas totales).

Desde ya, Pompeo no confía solamente en los números. Cree en las revelaciones que acompañan las ficciones playeras de la escritora, con giros intrigantes y misterios en la madurez de su próximo personaje, y de su deseado rumbo caribeño, sostenido por la fama de Grey’s Anatomy. Habrá que ver si el tiempo y el estrés le permiten a Pompeo estar en ambos lados a la vez, pasada la 17° temporada.

En el día después de la batalla contra el coronavirus, allá en la lluviosa Seattle, y, mucho más al sur, resolviendo intrigas, con la piel quemada, en las arenas cristalinas y saladas de la Isla de Saint John.

WD

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta